A propósito del 8 de Marzo… Más de Kasparov sobre Capablanca en su “nueva e innovadora historia del ajedrez”

8:58:36 PM

 

Por el amigo de la peña:
Por: Ing. Detroy H. Arjona Escalona. Gibara, Cuba 2020
detroyarjona@gmail.com

 

 

 

Continúo con la saga de trabajos que inicié con el artículo “Kasparov critica a Capablanca (1)”, que después dio lugar al número dos encabezado como “Lo siento por Capablanca, pero esto es Nottingham 1936: ¡versión Kasparov!”.

Recomendaciones amigas me hicieron reflexionar en que no debía interpretar tan al pie de la letra aquello de las críticas del Garry contra nuestro inmortal Capa, máxime cuando -por ejemplo- desde el propio título el decimotercer campeón mundial bautiza su magistral obra como “Mis Geniales Predecesores”.

Siguiendo consejo sano he intentado suprimir al máximo el término crítica, y haciendo uso de la primera oración de Kasparov (citada en el primer párrafo de la página 7 del Volumen I), opté por tomar prestado sus palabras cuando refiere: «Hace tiempo que quería escribir un libro con una nueva e innovadora historia del ajedrez.»

Y como en definitiva la opinión del respetable siempre tendrá muchísimo peso para todo escritor, expondré ante el jurado (quise decir ante los lectores), lo que Kasparov expresó sobre Capablanca a inicios de la página 269 del Volumen I:

«Su juego parecía casi ideal, y sólo tras un minucioso estudio era posible percibir “puntitos negros”, síntomas apenas perceptibles del proceso, que el periodismo soviético, rico en expresivos apodos, bautizaría como “degradación de las directrices creativas”.

Fue característico el desenlace de la partida de Hastings 1919 entre Capablanca y Sir George Thomas, el mejor jugador inglés de la época.»

Veamos la partida completa (Kasparov sólo comenta la posición final):

Capablanca – Thomas [Apertura Española o Ruy López – Variante Steinitz]

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 d6 4.Cc3 Cf6 5.d4 Ae7 6.0–0 Ad7 7.Te1 Cxd4 8.Cxd4 exd4 9.Dxd4 Axb5 10.Cxb5 a6 11.Cc3 0–0 12.Ag5 Cd7 13.Axe7 Dxe7 14.Cd5 Dd8 15.Te3 Ce5 16.Tg3 f6 17.f4 Cc6 18.Dc3 Tf7 19.f5 Df8 20.Db3 Rh8 21.Cf4 Ce5 22.Dxb7 Tb8 23.Dxa6 Txb2 24.Tb3 Txc2 25.Tab1 h6 26.Cg6+ Cxg6 27.fxg6 Te7 28.Tb8 Te8 29.Da8 1–0

 

Posición final luego de la jugada 29.Da8

 

 

Prosiguiendo con la disertación del afamado azerí: «Aquí las blancas lanzaron el golpe decisivo 29.Da8! y las negras se rindieron. ¿Otra obra maestra del genio cubano? Lamentablemente justo lo contrario. La inesperada 29… Txa2!! habría acabado con las ilusiones de las blancas.»

Con aire de finalidad (¿acaso menor que el de Capablanca?), Kasparov ofrece las continuaciones siguientes:

 

29.

Txa2

29.

Txa2

29.

Txa2

30.

Db7

c5

30.

Dxa2

Txb8

30.

Txe8

Txa8!

31.

Txe8

Dxe8

     

31.

Txf8+

Txf8

32.

Df7

Ta8

           
 

«el límite de los sueños es cierta compensación por el peón.»

A la vez que concluye expresando: «Por otro lado, Capablanca había omitido la forma de ganar:»

   

o bien la todavía más atractiva

 

29.

Db5!

Txb8

29.

Db5!

Txb8

29.

Txe8!

Dxe8

29.

Txe8!

Dxe8

30.

Dxb8

Tc1+

30.

Dxb8

Rg8

30.

Da4!!

Txg2+

30.

Da4!!

Dxa4

31.

Rf2

Tc2+

31.

Db3+

 

31.

Rxg2

Dxg6+

31.

Tb8+ y mate

32.

Re3

Rg8

 

32.

Rh1 +

 

33.

Db3+

d5

 

34.

Dxc2

 

 

Como quiera que en este trabajo al respetable se le ha convocado en función de tribunal, a continuación se enumeran varios comentarios importantes que aparecen en el acreditado sitio digital www.chessgames.com respecto al Capablanca-Thomas de Hastings 1919:

La Forista Karpova citó extractos de las opiniones de otros investigadores, que a su vez fueron recogidas en un artículo dedicado al tema escrito por el notable historiador de ajedrez Edward Winter.

Brian Harley: Capablanca jugó 29.Da8 y Thomas se rindió de inmediato, no percatándose de la respuesta 29… Txa2. Entonces Capablanca se retiró de la sala de juego, luego de lo cual surgió tremendo alboroto entre los presentes. Resulta que uno de los espectadores mencionó la supuesta jugada salvadora que había omitido Thomas.

Bruce Hayden: Ese espectador no era otro que el gran Joseph Henry Blackburne… Por su parte Capablanca cuando supo de la jugada respondió: «No soy una de esas personas tontas que ponen excusas para todo; fue un completo descuido.»

Forista Mating Net: Creo que el fracaso de Thomas para encontrar la salvación se debió en gran parte a la creciente reputación de Capa como una máquina de ajedrez. Si un mortal menor hubiese tenido las piezas blancas, Thomas hubiese tenido un mayor incentivo para encontrar el movimiento 29… Txa2.

Forista wwall: Cuando el cubano hizo su último movimiento, lo hizo con un aire de finalidad que daba la impresión de que la partida estaba prácticamente decidida, y Sir Thomas estaba bajo la misma impresión ya que las cosas parecían desesperadas a primera vista.

Forista maxi: ¡Caramba! No es de extrañar que Thomas dimitiera.

Apelando nuevamente al británico Edward Winter, Kasparov no incluyó entre las variantes ganadoras: 29.Txe8! Dxe8, 30.Da4!! Tc1+, 31.Rf2

 

 

Algunos participantes del Torneo de la Victoria de 1919
De izqda. a dcha.:
Wahltuch, Capablanca, Burn, Atkins y Sir George Thomas. Foto tomada de NOTICIAS AJEDREZ TENERIFE

 

Y aunque no se tenga acceso a las poderosas computadoras ajedrecistas Deep Thought, Deep Blue o Deep Junior, como tampoco se cuente con los potentísimos motores-softwares de ajedrez Rybka, Stockfish o AlphaZero; no hay que ser un robot para darnos cuenta que las blancas relegan a la dama negra a una posición muy penosa en la propuesta del…

 

Forista Zzyw:

29.

Da8

Txa2

 

30.

Dxa2

Txb8

 

31.

Txb8

Dxb8

 

32.

h4!

 

 

Presionando con h5 para evitar que las negras progresen, a la vez que manteniendo una permanente amenaza de mate en la octava fila; por ejemplo:

 

32.

Dg8

 

33.

Df7!

c5

 

34.

h5

c4

 

35.

Dc7

y las negras no tienen ventaja.

 

Con su aversión hacia lo socialista soviético, el Ogro de Bakú no disimula en querer acercar cualquier narrativa sobre Capablanca a sus obsesiones anticomunistas. ¿O será él quien estará padeciendo de “degradación de las directrices creativas”?

Capablanca falleció mucho antes del período Cuba socialista. Incluso en el último trayecto de su vida había fijado residencia en Nueva York, junto a su segunda esposa la princesa rusa Olga Chegodaev. Muere en el Hospital “Monte Sinaí” de esa ciudad, a las 5:30 am del 8 de marzo de 1942. Justo a 32 años de que la luchadora feminista alemana Clara Zetkin, propusiera la resolución que convirtió al 8 de Marzo en el Día Internacional de la Mujer.

En cambio la historia sí reconoce ese vínculo con el Socialismo en Mikhail Botvinnik, el “Patriarca de la Escuela Soviética de Ajedrez”, quien a su vez fuera uno de los maestros claves en la formación y consolidación ajedrecística de Kasparov. Precisamente a Botvinnik se le atribuye la frase:

«“¡Es imposible comprender el ajedrez sin mirarlo con los ojos de Capablanca!”.»

Si Thomas hubiese hallado la jugada de problema 29… Txa2 descubierta por Blackburne, probablemente también otro Capablanca se hubiese manifestado a partir de ese momento.

Alekhine lo expresó de la manera siguiente: «Es inútil todo intento de obtener ventaja sobre Capablanca por medio de una sorpresa. No sé de ningún caso en el que Capablanca se haya desconcertado con una novedad complicada; al contrario, en tales casos manifiesta el máximo de presencia de espíritu y encuentra la continuación correcta. Esta extraordinaria seguridad para superar todo peligro real que se interponga en su camino se explica porque justamente en las posiciones donde pueda presentarse tal peligro es para Capablanca más fácil jugar su carta principal, la que durante tanto tiempo le ha dado la superioridad ante los otros maestros: ella es su inigualable técnica defensiva simplificadora.» (Sánchez, Miguel A. Capablanca, Leyenda y Realidad 2. Ediciones Unión, 1978. Página 233).

¡Por supuesto que Capablanca hubiese hallado la continuación propuesta por el Forista Zzyw. De ello no alberguemos la menor duda!

 

 

 

 

 

23 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Buen trabajo como siempre hermano, espero que les guste mucho sobre todo a los hermanos Lautaro y Duniesky jajaja.
    Buen homenaje este por la partida física del más grandes de nuestros ajedrecistas y también en fecha importante para todas las mujeres del mundo con un nuevo 8 de marzo, así que envió una sincera felicitación a cada femenina relacionada con la MD, a nuestras A.R, a las amigas que cada día nos visitan comentado o leyendo, en fin a cada mujer en el mundo por este día tan especial, pero que para ellas siempre es un 8 de marzo, porque cada día son necesarias. FELICIDADESSS!!

    • DHAE el 7 marzo, 2021 a las 10:55 pm
    • Responder

    Felicidades en el 8 de Marzo a las Mujeres que escriben para la MD, a nuestras Foristas, a nuestras Atletas (en activo, jubiladas, en Cuba o en el extranjero), a nuestras Madres, Esposas e Hijas. En fin, a la Mujer Cubana, a la Mujer Latinoamericana, a todas las Mujeres en sentido general. ¡Muchas Felicidades en su Día Internacional!

    En Capablanca hubo pasión por el Ajedrez y pasión por las Mujeres, Auténtico cubano que se nos fue un 8 de Marzo de 1942. Felicidades también a Caíssa, la Diosa del Ajedrez.

    • Dr. Reinaldo el 8 marzo, 2021 a las 2:40 am
    • Responder

    Muchas Felicidades a todas la mujeres peñistas (en especial a Marvelis) y a todas las AR de la Peña y familias femeninas en general….pasen un lindo dìa todas…Abrazos.

    1. Muchas felicidades para ellas¡

    • Slugger el 8 marzo, 2021 a las 8:55 am
    • Responder

    MUCHAS FELICIDADES EN ESTE DIA A LAS FEMINAS.

    Curioso este empecinamiento de Kasparov con Capablanca, me resulta evidente que le molesta la competencia.

    Este revisionismo, es tambien bastante curioso. Me vienen a la mente esos ejercicios imaginarios entre epocas que se hace a menudo en el deporte, que tal Babe Ruth jugando en los Yankees de 2021? Podra batear las curvas de Kershaw en un interligas?
    Que tal Pelé jugando la Champions y el Mundial en esta ultima decada?
    Quien ganaria al menso dos veces, de tres finales consecutivas entre los Bulls de Jordan vs los Warriors de Curry y Durant?
    Que tal si ponemos a Mark Spitz, Ian Thorpe y Michael Phelps en la linea de arrancada varias veces?

    Estos ejercicios se convierten en una especie de trampa del espacio tiempo, si simplemente secuestramos a Capablanca o Babe Ruth y los traemos en una maquina del tiempo a la era actual, y sin apenas tiempo para un estudio de su competencia y de los nuevos adelantos en la tecnica y entrenamiento moderno, los ponemos frente a lo que mas vale y brilla de la elite mundial en su respectiva especialidad.

    Si a Capablanca le dan el tiempo suficiente, como para ponerse al dia en lo ultimo de los metodos de entrenamiento del ajedrez, estudiar a Kasparov, a Carlsen y a todos los demas y tener varios rounds con esas super computadoras, habria que ver que pasa, pero de lo podemos estar seguros es que veriamos una version superior de Capablanca, lo cual parece demasiado de por si.

    • Amaya el 8 marzo, 2021 a las 9:52 am
    • Responder

    Gloria eterna a nuestro gran Capablanca campeón mundial, aunque ya lo hice por interno, muchas felicidades a las mujeres en este día a nuestras Africas Reynas, en especial a Marvelys

    • SIEMPRE NARANJA el 8 marzo, 2021 a las 10:23 am
    • Responder

    Es un intento desesperado por Kasparov enjuiciar las partidas de Capablanca y con ellas su genio para jugar el ajedrez, de todas formas la inmensa mayoría de las demás personalidades dicen todo lo contrario…… jjjj…… como se dice en el argot popular “me resbalan” sus comentarios para con el Capa………

    Me uno a los que Felicitamos por esta vía a las mujeres en su día, en especial a Marvely nuestra flor dentro de la MD, junto a ella todas las que de una u otra forma están ligadas a la MD, en fin a todas las mujeres en su día……

    • Chikungunya el 8 marzo, 2021 a las 12:04 pm
    • Responder

    Happy Women’s Day. José Raúl Capablanca y Graupera, uno de los grandes de la historia del ajedrez. Su mayor pecado era su falta de preparación de cara a los torneos, lo apostaba todo a su talento natural, mo olvidar que a los 4 años aprendió a jugar y ya a los 12 le había ganado al campeón de Cuba. Nunca se perdonó el haber menospreciado a Alekhine y esto le costó el titulo mundial. Entre 1916 y 1924 no perdió una partida. Si hay un Kasparov es porque hubo un Capablanca.

    • Lautaro el 9 marzo, 2021 a las 6:54 pm
    • Responder

    Na na na Daimir no me quieras meter de nuevo en este tira tira con el amigo Detroy jajaja.

    Yo la verdad no entiendo porque se sigue asociando que la “crítica” que Kasparov le hace a Capablanca es porque Kasparov era anticomunista, Capablanca cubano y que después del 59 el Gobierno Cubano adoptó un Sistema con Ideología Comunista, creo que esa relación se sigue forzando.

    Mi opinión es que las consideraciones de Kasparov por Capablanca (buenas o malas) es solo por su ajedrez, decir otra cosa es basarse en conjeturas.

    Por lo demás yo seguiré opinando lo mismo que ya dije meses atrás. En ese mismo libro Kasparov demostró tenerle un ENORME RESPETO y ADMIRACIÓN a Capablanca. En trabajos anteriores yo mismo cité varios momentos donde Kasparov se deshace en elogios a Capablanca, a su ajedrez, su talento, su competitividad. Por tanto también digo, con todo respeto, que mi amigo Detroy tergiversas un poco la narrativa de lo que opina Kasparov sobre Capablanca al omitir muchas cosas que se dicen en el libro, pero siempre digo que es mi percepción.
    Para no repetir mis argumentos de mis opiniones aquí dejo el link de un anterior trabajo donde plasmé la mayoría de mis ideas respecto al tema en cuestión.

    https://martindihigoelmejor2013.cubava.cu/2020/06/21/de-ajedrez-o-de-politica/

    Abrazos.

      • DHAE el 10 marzo, 2021 a las 3:28 pm
      • Responder

      Tergiversar. (Del latín tergiversāre). Dar una interpretación forzada o errónea a palabras o acontecimientos.

      Expresó Capablanca: «No soy una de esas personas tontas que ponen excusas para todo; fue un completo descuido.»

      Preguntó Kasparov: «¿Otra obra maestra del genio cubano? Lamentablemente justo lo contrario. La inesperada 29… Txa2!! habría acabado con las ilusiones de las blancas.»

      Para Capablanca fue un descuido. (Fecha de edición de “Mis Geniales Predecesores” 2003 – 1919 fecha en que el Capa respondió con lo del descuido = 84 años).

      A 84 años Kasparov afirmó: «Su juego parecía casi ideal, y sólo tras un minucioso estudio era posible percibir “puntitos negros”, síntomas apenas perceptibles del proceso, que el periodismo soviético, rico en expresivos apodos, bautizaría como “degradación de las directrices creativas”.

      ¡Qué manera de decir! ¡Qué contundencia! Pobre Capa que está bien…, pero que bien enterradito.

      Entonces se podría decir: Kasparov tergiversó la opinión de Capablanca.

      Al amigo Lautaro le expreso con humildad que no tergiverso. En mis trabajos acostumbro citar lo que otros dijeron.
      Eso sí, percibo… Luego me llevo una idea… Espero un tiempo…, doy chance a segundas opiniones para no parcializarme… Tomo muy en cuenta otros criterios, como lo hago ahora mismo con el del amigo Lautaro.

      ¡Hermanos, un fuerte abrazo a todos!
      ¡Magnífico disfrutar de los aportes del amigo Lautaro! ¡Es un competidor formidable!

      1. Ahí ahí ahí, que se forme jeje. Abrazos.

    • Lautaro el 10 marzo, 2021 a las 8:24 pm
    • Responder

    Jajajaja Daimir lo que quiere es lío.

    Tranquilo Detroy mi hermano, ya ni siquiera creo que estamos discutiendo de ajedrez sino de semántica lingüística jajaja.

    La verdad no entendí el ejemplo de “posible tergiversación” de Kasparov con Capablanca. En ese ejemplo que pusiste simplemente vi 2 opiniones de 2 personas diferentes sobre una misma cosa. Es decir, la opinión de Kasparov no fue sobre la opinión de Capablanca sino sobre ese juego como tal (asumo que tanto uno como otro se refieren al mismo juego) que Capablanca también había opinado. Pero en caso que hubiera opinado sobre la opinión de Capablanca eso no creo que se le pueda llamar Tergiversación.

    En cuanto a lo que yo dije sobre que “Tergiversas un poco la Narrativa” me baso en que: sí, es cierto que citas y al hacerlo es totalmente válido basar tu criterio en eso, pero ya en el anterior debate mostré que también omites otras citas, para ser más directo solo muestras la crítica negativa de Kasparov sobre Capablanca y su ajedrez, pero omites los elogios, las críticas positivas, todo el reconocimiento que hace Kasparov de Capablanca, al hacer esas omisiones sí Tergiversas un poco la narrativa de lo que piensa Kasparov sobre Capablanca. Fíjate que soy bien claro en decir “Un Poco” y “La Narrativa”, ni siquiera hablo que tergiversas un hecho como tal, eso no lo haces, pero la Narrativa en general sí lo haces y me doy cuenta por los comentarios de todos foristas que no se han leído el Libro como lo hicimos tú y yo, y que vuelvo y repito tenemos percepciones diferentes sobre el asunto y eso está bien, es decir yo no me pongo bravo que tu percepción sea diferente a la mía y como siempre te digo tus trabajos son magníficos y siempre me hacen recordar a mi papá recién fallecido hace unos meses que como te dije era el ajedrecista de la familia.

    En realidad no pensaba hablar sobre lo mismo, pero vi que me hicieron un llamado y por eso quise recalcar mi opinión y bueno este segundo comentario tenía el deber respetuoso de contestar a tus siempre elogiosos comentarios hacia mí.

    Abrazos.

    • DHAE el 11 marzo, 2021 a las 9:10 am
    • Responder

    Caramba hermano, sintiendo el suceso familiar. Creo que cuando comenzamos los debates tu viejo aún estaba con vida. Y uno preguntándose curiosidades a lo interno…, queriendo conocer detalles ajedrecísticos de la vida de él…., cosas que se quedaron en la mente, en el imaginario…, porque por educación y ética nunca me atreví a preguntar.
    Los ajedrecistas siempre queriendo conocernos…, compartiendo en su mayoría aquello del lema de la FIDE “Gens Una Sumus”

    Entiendo tus explicaciones densas y profundas.
    Ya avancé mucho en lo literario… Tengo una corazonada de que igualmente debo mantener mi discurso.

    Ahora mismo lo que me viene a la mente es una anécdota…, algo que viví en el 5to. año de mi carrera como Ing. Industrial allá por 1996.
    Resulta que “se corre la bola” de que recibiríamos una nueva asignatura para el completamiento de las cargas del único semestre que tendría docencia en ese año, porque el resto del tiempo sería para la tesis de grado.
    Nada más y nada menos que Comunismo Científico (Je,je,je). A 5 años de los sucesos de la URSS aquel excelente y apasionado Profesor disertaba y disertaba. En la mismísima primera clase le opuse tenaz resistencia y recuerdo que no vacilé criticar a Gorbachov también con apasionada vehemencia.
    Que expresión en el rostro de aquel Profe… Primero detuvo la clase, se dirigió a mí con mirada inquisidora, y terminó advirtiéndome que en lo adelante sus clases no podían convertirse en una permanente controversia entre ambos.
    Recuerdo que uno de mis buenos amigos de la Universidad de Holguín, fuerte ajedrecista de Puerto Padre, casi me grita al oído: «Silencio que te van a desaprobar, y vas a perder la carrera en la mismísima recta final».
    Pues bien, me callé y llega el final de aquella primera clase… Acto seguido el Profesor dice las notas de cada uno… Alonso (apellido de mi gran amigo) 3 puntos… Por nuestros apellidos se sabía que tocaba mi turno… Arjona, 5 puntos…, y el aula se vino abajo. Cuando salimos Alonso me dijo: «Sigue…, sigue en la polémica…, te va muy bien». Je,je,je

    Nada hermano Lautaro…, un fuerte abrazo…, al igual que para Daimir y los demás amigos de la Martín Dihigo. Se les quiere.

    1. Otro abrazo para ti mi hermano.

    • Hübner en Schach el 11 marzo, 2021 a las 10:29 am
    • Responder

    En la revista alemana de ajedrez SCHACH (11 y 12/2003), el GM Robert Hübner escribió una reseña crítica muy detallada sobre el libro de Garry Kasparov “Mis geniales predecesores”. La reseña cubre unas 25 páginas, y es una crítica profunda y digna de ser leída y analizada.
    RESUMIENDO:
    El veredicto de Hübner es que la parte histórica del libro es pobre, mientras que las partidas están aceptablemente comentadas. Hübner ataca con mucho detalle la parte histórica del libro de Kasparov y dice que es algo difícil y muy ambicioso escribir la historia completa del ajedrez competitivo. Por lo que el libro claramente no cumple las expectativas de los historiadores, algunos autores no están citados correctamente y además las leyendas y los hechos se entremezclan al azar.
    Por otro lado, Hübner se burla del argumento enfatizado de que cada jugador debe ser considerado como un hijo de su tiempo. Dice además que Lasker no debe reducirse a ser fuerte en la psicología. Y que Nimzowitsch está sobrevalorado pues solo tuvo éxito al publicar conceptos conocidos usando sus propias partidas (al menos bien conocidos por los buenos jugadores en ese momento).
    Afirma que los malos resultados de Nimzowitsch contra jugadores como Alekhine y Capablanca no deben atribuirse a un “poder espiritual abrumador” de esos campeones, sino a su conocimiento más profundo del juego.
    Según la reseña escrita por Hübner, “mucho está simplificado en el libro, y el lenguaje apela a la emoción (o sensación) del lector más que a su intelecto. Quien busque una introducción superficial al ajedrez competitivo estará bien servido aquí”.
    Hübner no oculta su decepción por la incapacidad de Kasparov al describir adecuadamente el proceso de pensamiento durante una partida de ajedrez. Por lo tanto, él cree que el libro no puede mostrar progresos en esa área. En cambio, Hübner elogia la parte del libro que se ocupa del análisis concreto y comprensible del juego.
    La elección de las partidas puede considerarse buena, pero convencional. No se hicieron esfuerzos para encontrar partidas más allá de las muy conocidas. Hübner señala que el análisis de las partidas a menudo se basa en fuentes más antiguas sin darles el crédito adecuado. Algunas de las mejoras aisladas se realizaron con ayuda de la computadora. Hübner cita un par de ejemplos para demostrarlo.
    Quizás una amarga decepción o un desacuerdo podrían haber hecho que Robert Hübner escribiera una reseña crítica tan voluminosa y elaborada del libro de Kasparov. Pero Hübner es así. Ha sido y será siempre uno de los genios del ajedrez.

    • DHAE el 12 marzo, 2021 a las 11:34 am
    • Responder

    Danke Hübner. Vielen dank!
    Para qué negarlo, he recibido con mucho agrado este comentario que cita al GM alemán en sus opiniones sobre MGP del Garry. Yo he estado fajao’ contra Kasparov, sintiéndome a veces solo. Je,je,je Y miren a quién tengo para cerrar el juego.
    Gracias Hübner. ¡Muchas gracias!

    • Chenique el 12 marzo, 2021 a las 3:18 pm
    • Responder

    Hübner ha sido uno de los pocos en ponerles frente a la maquinaria ajedrecística soviética. Lo respeto y admiro, pero no estoy de acuerdo con todas sus apreciaciones sobre Kasparov, respeto y mucho cuidado al hablar de Kasparov, todos sabemos la grandeza de Kasparov y sus conocimientos enciclopédicos en ajedrez, claro Kasparov es polémico y controvertido y muy lejos de ser infalible, pero es Kasparov. Me gustaría ver que opina Garry de Hübner y de sus apreciaciones. OJO: HÜBNER ES UN GENIO, PERO KASPAROV ES 3 VECES GENIO, ESTÁ RECONOCIDO POR TODOS COMO UNO DE LOS GRANDES JUGADORES DE LA HISTORIA Y COMO UNO DE LOS HUMANOS CON MÁS CONOCIMIENTOS ENCICLOPÉDICOS DEL AJEDREZ. En mi opinión, su monumental obra MGP, es de lo más completo y abarcador que se ha escrito en ajedrez, pero hacer este tipo de obra es muy difícil, hay que sintetizar, discriminar, etc., etc. de lo contrario se necesitan 100 tomos. Es cierto, en ocasiones sus opiniones son polémicas y algunas no me gustan, pero creo que eso no le resta el gran valor a su obra ¿porqué Hübner, en vez de criticar no lo hace mejor con su alto nivel científico?, tampoco con esto quiero demeritar a Hübner, digo lo que pienso. Bendiciones.

    • Lautaro el 12 marzo, 2021 a las 7:19 pm
    • Responder

    Gracias Detroy hermano, lo del puro fue apenas hace 3 meses, la verdad han sido momentos duros todo este tiempo, poco a poco el dolor va mermando.

    La opinión de Hübner siempre hay que tomarla en cuenta, el alemán es un estudioso de la materia. Pero si te fijas lo compartido menciona claramente que el análisis de Kasparov sobre el juego como tal no admiten crítica alguna, eso lo deja bien claro, y es que el nivel de conocimiento de Kasparov en el ajedrez pocos lo ponen en duda.
    Ya la parte histórica creo que sí debe ser relativamente sencilla y superficial desde el punto de vista de un historiador como es Hüber, para mortales como yo el libro me resultó muy interesante. Aunque ya había leído eso de qué hay algunas inexactitudes históricas y que después hubo una 2da edición con algunos arreglos. Pero en fin qué hay una parte subjetiva del análisis histórico de los hechos el y aporte histórico de sus protagonistas depende de la percepción que tiene cada cual, eso pasa no solo en la historia del Ajedrez sino en la Historia Universal. Por otro lado no sé si sabes que Hüber al igual que Kasparov es un gran admirador de Alekhine y un gran estudioso del ruso.
    Me interesaría leer mucho el artículo Hüber sobre “Mis geniales predecesores” de Kasparov, para ver si contradice mi punto de que no creo Kasparov haya sido muy “duro” con Capablanca y menos que esa “dureza” sea por lo de asociar a Capablanca con el Comunismo por ser Cuba. Pero bueno como siempre digo es mi percepción.

    Abrazos

      • DHAE el 13 marzo, 2021 a las 7:45 am
      • Responder

      Herma, reflexionando…

      Si Kasparov fuese así de humilde respecto a Capablanca…, si el Garry admirase al Capa al extremo de sus otros elogios para con nuestro Campeón Mundial… Si además, suponiendo que el Décimotercer Campeón Mundial esté agradecido de su Gran Profesor Mikhail Botvinnik…

      ¿Por qué no citar la inmortal frase del petroleningradense en “Mis Geniales Predecesores”?…
      ¿Por qué no hacerlo?; si como dice el comentario de Hübner: «La elección de las partidas se considera convencional. No haciéndose esfuerzos para encontrar partidas más allá de las muy conocidas. Donde el análisis de las partidas a menudo se basa en fuentes más antiguas sin darles el crédito adecuado.»

      El Misha sí admiró al Capa…, sí que atesoró todo lo que Capablanca representó para el Ajedrez. Busquemos frases de y para los Campeones Mundiales…, es imposible hallar una mejor que esa… Kasparov la omitió…, Dios sabe por qué lo habrá hecho:

      «“¡Es imposible comprender el ajedrez sin mirarlo con los ojos de Capablanca!”.»

      Un fuerte abrazo.

    • Hübner en Schach el 13 marzo, 2021 a las 7:26 am
    • Responder

    Es cierto que Kasparov no es muy Capablanquino, y por otro lado los cubanos son demasiados dados al Capa. Alekhine fue más completo por varias razones:
    1. Se mantuvo jugando en Europa lo que le permitió ponerse más rápido al día en las nuevas tendencias de la escuela hiper-moderna.
    2. Capablanca se resistió un poco al cambio y sufrió las consecuencias de ello. Llegó a creer que el ajedrez moriría por causa de las tablas. No se imaginaba el cubano la revolución que estaba teniendo el ajedrez en la Europa de mediados de los 30.
    3. En 1935 a Capablanca no le fue bien en Europa, pero cuando regresó con el ego herido en 1936 volvió a ser el monstruo de siempre. El genio había aprendido de sus errores y había corregido su estilo adaptándolo a las nuevas tendencias.
    4. Sin embargo no se puede negar que Alekhine no tuvo las fisuras del cubano, y salvo el descalabro en el match con Euwe en 1935, le fue bien. Ambos jugadores fueron geniales.

    1. Si era superior Alekhine, pq siempre rehuyo la revancha?… Cobardía?… O el cubano sí era superior?
      Capablanca: el número uno de todos los tiempos.

    • DHAE el 13 marzo, 2021 a las 10:26 am
    • Responder

    Si Hübner piensa como en los 4 elementos del comentario, igualmente planteo mi desacuerdo.
    Saludos.

    • Josué el 23 enero, 2022 a las 12:50 pm
    • Responder

    Tanto Alekhine como Kasparov son conocidos por ser grandes jugadores, pero malos en sus juicios políticos, los que siempre se mueven en la exageración y el interés personal.

    A los dos les ha faltado siempre el magnetismo y el altruismo de Capablanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.