La MD entrevista en exclusiva al futbolista cubano Daniel Fernández: “Seguir pensando en ser mejor cada día”

3:04:49 PM

 

Por el peñista de la MD y de Cascajal, Villa Clara: Yerislandy Conde

 

 

 

Toda historia de perseverancia, de esfuerzos y de sacrificios merece ser premiada, merece tener un final feliz. Este podría ser el caso de nuestro protagonista de hoy. Un joven portero de fútbol villaclareño, que por cosas del destino, le llega la posibilidad de ir a jugar a nivel profesional, casi cuando menos lo esperaba, cuando menos le pasó por la mente. Por problemas ajenos a su voluntad, aun no ha podido viajar e incorporarse a su club en México, pero todo marcha en buen camino y muy pronto podrá conocer a sus nuevos compañeros de equipo. Traemos hoy la conversación que sostuvimos con Daniel Fernández.

 

 

 

MD: Para comenzar, una rápida, ¿Barça o Real Madrid?

DF: Real Madrid, jajaja.

MD: Háblanos un poco sobre tus primeros años de vida y los primeros pasos dentro del deporte.

DF: Nací en Santa Clara, el 4 de agosto de 1998. Mi niñez fue normal, como todo un niño sano. Comienzo la práctica del deporte a la edad de los 5 años. Béisbol fue mi primer deporte, donde estuve tres años; y luego paso al atletismo, hasta la edad de los 14 años. En todo esto obteniendo buenos resultados a nivel Nacional. Y por supuesto, pasé por la EIDE Provincial Héctor Ruiz Pérez, en Villa Clara.

En el béisbol, el mejor resultado fue campeón Provincial, porque en esas categorías no existían los Campeonatos Nacionales, hablo de la categoría 5-6 años. Y en el atletismo fui cuatro veces campeón Provincial en Eventos Múltiples y en los 60 metros planos; además de dos medallas de bronce en el salto con pértiga en la categoría Escolar.

MD: ¿Te sentías mejor en el béisbol o en el atletismo?

DF: En el atletismo, por los profesores que tenía, y me daban mucho apoyo.

MD: En ese entonces, ¿con que soñabas?

DF: Tenía una meta, llegar primeramente a La Habana – al Equipo Nacional – y ya luego esforzarme para poder asistir a un evento internacional. Pero durante los entrenamientos nosotros corríamos en el terreno de fútbol de la Escuela, y mi visión iba cambiando poco a poco al fútbol, en especial a la parte de la portería, ya que la veía mucho a la hora de correr ahí.

 

 

 

MD: Precisamente a ese tema quería llegar, ¿cómo y cuando te adentras ya dentro del mundo del fútbol?

DF: El amor por el fútbol llega cuando en las prácticas yo veía entrenar a Odelín Molina, portero del equipo Villa Clara y de Cuba en ese entonces, sin dudas era el mejor portero del país. Tenía muchas miradas y mi amor fue cambiando mucho hacia el fútbol. En una de las prácticas del equipo Villa Clara llega un balón de los porteros a mis pies y ahí fue donde dije en mi mente: “quiero ser como Odelín”. Y pasaron dos años hasta que en el 2015 hablo con el profesor Francisco Pancho González Mena – entrenador del equipo Juvenil de Villa Clara – para ver si podía darme una oportunidad de entrar al fútbol, y pues me da esa oportunidad.

Ese año me fue difícil ya que habían cuatro buenos porteros que llevaban tiempo ahí, pero me adapté rápido porque siempre fui una persona observadora. El entrenador de porteros en ese momento era Odelín, que realmente todo mi éxito va dedicado a él. Fue el que me entrenó desde el primer momento como portero.

MD: ¿Qué opinión te merece el gran Odelín Molina? Tanto como portero que fue, como entrenador, y por supuesto, como persona…

DF: Sinceramente, con la palabra que lo describe es PERFECTO. Como persona es muy natural y sencillo, y muy humilde. Como entrenador lo mejor que he tenido desde que practico deportes; por su dedicación y paciencia a sus alumnos, muchos consejos nos daba para la vida. En lo táctico, en los juegos, también me enseñó a ser “pillo”, esa palabra la usaba mucho.

Nos preparó también para en caso que un día jugáramos en otro lugar y no haya entrenador de porteros o donde tuviéramos que superarnos nosotros solos. Como jugador una sola vez lo pude ver jugar en vivo, pero las prácticas las veía siempre en el Fajardo. Los juegos internacionales los veía en Internet. Ya una vez que estaba en el mundo del fútbol, siempre me ayudó a superarme durante los entrenamientos. Fue tanta la motivación que yo entrenaba doble sesión cuatro veces a la semana, por tal de mejorar mis deficiencias en lo táctico; ya que fuerza, agilidad y rapidez la tenía.

MD: ¿Cómo te fue en ese primer año ya dentro del Equipo Juvenil de Villa Clara?

DF: Ese año fue difícil para mí, ya que era nuevo en la práctica del fútbol, nunca había jugado en un terreno de 11. Pero mirando en los entrenamientos las técnicas de mis otros compañeros, fui aprendiéndolas y perfeccionándolas a mi forma. Dos meses después que entré al equipo, tuve la oportunidad de vestirme para un tope contra Camagüey, y la verdad que no me lo esperaba; pero todos me pusieron las manos en el hombro y me dijeron: “te lo mereces, por el esfuerzo y el nivel que has demostrado”. A pesar que no jugué en ese tope, me fue muy útil porque ahí vi verdaderamente a lo que me iba a enfrentar en el fútbol, me abrió los ojos sobre el verdadero fútbol cubano, que es muy rápido. Ese año solamente me vestí en una ocasión para el Campeonato Nacional, donde tuve la oportunidad de jugar contra Matanzas. Esos minutos fueron los que me valieron para saber como es realmente el nivel de Cuba.

 

 

MD: ¿Qué tal fue ese debut?

DF: Sinceramente no esperaba jugar ese día, porque en esa convocatoria llevaron tres porteros; pero estaba preparado para la ocasión. El Profesor Mederos me dio la oportunidad y la aproveché al máximo, donde obtuvimos la victoria.

MD: A nivel colectivo, ¿cuáles fueron los resultados obtenidos con el Equipo Juvenil?

DF: El primer año obtuvimos el oro, pero no participé en la final por una lesión. Una semana antes de la convocatoria para la final, me lesioné y Mederos me dijo que no estaría para el listado. Y al otro año no clasificamos.

En ese equipo campeones todos fueron pieza clave; ahí resaltaron muchos nombres como Lázaro Tuero Zanetti, pieza importante para el título; y Yosvany, que fue clave en las anotaciones. Hay también otros nombres como Lázaro Monzón, Ronaldo Ferrer, este último fue el Mejor Portero ese año de la categoría. Incluso los que jugaban de cambio lo hacían mejor que los regulares, en muchas ocasiones.

MD: Posterior a esa etapa como Juvenil, ¿cuáles fueron los retos afrontados?

DF: Una vez que terminé mi etapa como Juvenil, pasé un año en el Servicio Militar. No perdí mis entrenamientos porque a pesar de que no formaba ya parte del Equipo Juvenil, me mantuve entrenando con Odelín, que me dio la oportunidad de seguir ahí y no perder el ritmo del fútbol. Así estuve un año y pude jugar la Provincial con el equipo de San Diego del Valle. Ahí tuve buena actuación, porque la defensa no era del todo bien y tuve que intervenir en muchas ocasiones; aunque no pasamos de la primera fase, pero se me reconoció individualmente. En el 2018 cuando termino el Servicio, me incorporo al Equipo Sub-23 de Villa Clara. No pude disputar partidos porque en la portería estaba Delvis Lumpuy, un gran arquero de Selección Nacional en categorías inferiores. En ese campeonato obtuvimos el 5to lugar.

Pude estar como invitado en el Equipo Sub-20 que estuvo entrenando en Villa Clara, el que fue a Toulouse, Francia; y la verdad que hablaron conmigo para llevarme a La Habana, pero nunca supe en que quedó eso. Luego paso a formar parte del equipo de Sancti Spíritus para jugar el Campeonato Nacional de Primera Categoría. Allá estuve dos años, aunque no pasamos a segunda fase, pero fue una experiencia muy bonita en mi carrera porque vi grandes futbolistas de primer nivel nacional.

MD: ¿Qué nos puedes contar sobre esa experiencia por tierras del Yayabo?

DF: Era mi primera experiencia estando en un equipo que no fuera el de Villa Clara, porque ese nombre tiene fuerza aquí en Cuba, pero lo llevé bien. No conocía a nadie, a no ser otro jugador de aquí de la provincia que llevaba tiempo allá, pero me adapté muy bien y muy rápido. Los muchachos me acogieron como un hermano más y me gustó mucho estar allá; al igual que los entrenadores Papo, Yuniel, Pedro, Eyzbel Zulueta que fue mi entrenador de portero; todos me dieron el apoyo para seguir adelante y aportar mi granito de arena al equipo. Ahí aprendí mucho al estar lejos de casa, y poner en práctica lo que Odelín nos decía, aunque psicológicamente estuve mal en algunos momentos, pero seguí adelante. Tuve la oportunidad de conocer a Sandro Cutiño, que a él me apegué mucho y es un ejemplo que sigo día a día, por el sacrificio y la dedicación que tiene. Quiero agradecer a todos mis compañeros de Sancti Spíritus, que realmente fueron hermanos para mí. Lamentablemente no pude jugar en esos dos años, las lesiones me arrastraron. Tuve problemas en las caderas, un dedo fracturado, dengue; y eso me hizo perder los partidos. Aunque si me vestí en varias fechas pero no estaba en condiciones de jugar. Es la única experiencia negativa que he tenido en mi joven carrera.

 

 

MD: ¿No has tenido la oportunidad de vestirte con la casaca del Expreso del Centro?

DF: No he tenido tiempo, si de entrenar; pero con lo del Covid no se ha podido jugar. La primera fase del año pasado se suspendió y tenía la posibilidad de jugar; al igual que este año, pero no se hizo el Campeonato. Mi sueño es ponerme el traje de Villa Clara, del Equipo Mayor, pero no he podido.

MD: ¿Cuánto significaría para tu persona cumplir ese sueño?

DF: Sería algo grande, porque desde que empecé en el Equipo Juvenil, el Profesor Pancho nos enseñó lo que significa el Expreso del Centro; y el lema con el que fuimos campeones decía: “aquí nace el Expreso”. Eso hacía temblar a muchas personas que iban a vernos en los juegos. Siempre he querido poder ponerme ese traje, por el cual muchos grandes futbolistas han pasado, cada persona que lo usa lleva un nombre de peso aquí en el país. Es algo muy bonito ir a otras provincias y que las personas digan: “ellos son de Villa Clara”, eso es un orgullo. Pero no pierdo la esperanza que algún día pueda jugar al fútbol con el equipo de mis sueños, con el Villa Clara.

MD: ¿Cómo vez el fútbol actual en la provincia y cómo lo vez ya a nivel de Selección Nacional?

DF: El fútbol actual en la provincia viene muy bien a nivel general, en todas las categorías. Se viene con muchas proyecciones poco a poco y hay un proyecto llamado “Los Cracks”, es la formación de nuevos talentos del fútbol en edades tempranas. Ahí Hugo Manuel Corcho Bustos es el máximo representante, junto a Alessio Vespa y varias personas.

Y el nivel a Selección Nacional aun tiene deficiencias y carencias, pero creo que irá mejorando poco a poco, aunque hay mucho por hacer. He visto que ha mejorado con el llamado de “los legionarios”, aunque faltan muchos que juegan en diferentes ligas de diferentes países. En mi caso que jugaré para el Internacional de Mérida, en Yucatán; que juega en la liga UPSL de Estados Unidos-México, viene siendo una Cuarta División de la MLS.

Pienso que es una buena oportunidad para yo crecer como profesional en el deporte; y como no, aspirar a un poco más y quien sabe si llegue a formar parte de los llamados “legionarios”. He visto publicaciones de jugadores de Selección Nacional jugando en Quinta y Sexta División y se les da la publicidad, y hay muchos más jugadores en ligas de mayor nivel.

MD: ¿Mediante que vía te llega ese contrato?

DF: Bueno, yo la verdad que no lo esperaba por la pocas oportunidades que he tenido acá. Ese contrato me llegó inesperadamente. Todo futbolista sueña con ser profesional y yo tenía planes para ir a Antigua y Barbuda, de hecho, ya me había puesto en contacto con dos clubes y me dijeron que si. Pero jugando en los famosos “Internacional”, aquí en Santa Clara, había un mexicano que es autoridad allá y después de un juego habla conmigo, me dice que si estaba interesado en ser profesional. Tuve mis dudas porque era un extraño para mí; pero acepté y me puso en contacto con el club. Me pidieron varios requisitos para poder estar, y pues así se me dio la oportunidad de poder conseguir ese contrato.

Cumplí los requisitos de técnicas y habilidades en general. Me estuvieron observando mucho tiempo aquí en Cuba, lo que he tenido problemas con el visado porque es un contrato de manera personal y no tengo el pasaporte oficial del INDER; y pues esos trámites son un poco más lentos. Pero mí puesto está seguro, porque las autoridades de la liga tienen conocimientos de cómo es el trámite de visa para allá.

 

 

MD: ¿Qué información tienes acerca de la liga?

DF: El formato de la UPSL es una liga binacional, son dos ligas diferentes: la UPSL MX con la UPSL de Norteamérica. Los ocho mejores nacionales de cada país se van a enfrentar en unos play-off en Estados Unidos, y va a salir un Supercampeón de la UPSL. En ese play off van a estar visores de la USL y de la MLS. Es como una expansión de la UPSL de los Estados Unidos, pero allá en México. Obviamente son dos ligas totalmente independientes, solamente con el mismo nombre.

MD: ¿Qué expectativas tienes y cómo te estás preparando para enfrentar el reto?

DF: Primeramente la preparación que tengo en este momento es algo complicada, porque todos los terrenos están cerrados y hacer los entrenamientos desde casa es muy difícil, no es el mismo ritmo que de un terreno grande. Pero hago los entrenamientos básicos junto a mi mujer, que me ayuda bastante con las pelotas y otros medios. Y pues aprovechar esta oportunidad que me ha dado la vida, que como dice el dicho las oportunidades se dan una sola vez; aunque he visto videos de la calidad del fútbol ahí de las diferentes categorías.

MD: Objetivos y metas a corto y largo plazo…

DF: Primeramente ser jugador profesional, que es todo sueño que tienen los futbolistas cubanos y de cualquier país; y ya luego ir cumpliendo con cada objetivo que me he trazado desde que empecé la práctica de este deporte. “Seguir pensando en ser mejor cada día”, cada vez que me den la oportunidad de salir al terreno. He pensado y he investigado sobre el fútbol en Europa, de cómo llegar a jugar en cualquier liga, que por menor que sea también tiene mucha calidad; y me ha tocado la suerte que el Internacional de Mérida sea filial del Mons Calpe Sports Club, equipo de Primera División de Gibraltar. También lleva clubes a jugar en formato de Champions y de Europa League. Desde el primer momento que me escribo con el Profe Canu de México, me dijo que si mis actuaciones eran buenas y tenía buen resultado individual y colectivo, se me podía dar una oportunidad en Gibraltar; pero todo es paso a paso.

 

Fotos suministradas por el entrevistado.

 

 

 

3 comentarios

    • El Conde MD el 9 mayo, 2021 a las 3:13 pm
    • Responder

    Quien lucha por sus sueños termina lograndolos hermano, nunca decaigas en ese afán de seguir creciendo, un abrazo y gracias por aceptar nuestro llamado.

  1. Bueno le desamos mucha suerte a este futbolista y que se hagan realidad sus sueños de llegar al futbol profesional, hay que trabajar duro, pero esa es su voluntad

    1. Otro cubano en exclusiva su historia para la MD, mucha suerte para el en su carrera deportiva. Abrazos Conde, prendido como siempre rastreando a los nuestros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.