Saúl “Canelo” Álvarez vence a un gran Billy Joe Saunders + El cubano Frank Sanchez se impuso a Nagy Aguilera

1:47:44 AM

El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez retuvo sus cinturones del peso súper medio de la Asociación Mundial de Boxoe (AMB) y Consejo Mundial de Boxeo (CMB), proclamándose nuevo campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), tras imponerse por nocaut técnico en el noveno asalto al británico Billy Joe Saunders, en combate disputado en el Dallas Cowboys, el AT&T, en Arlington (Dallas), Texas. 

El boxeo recobró su mejor cara con la presencia de unos 73.000 espectadores, en esta época de pandemia fue una de las mejores noticias para el boxeo siendo el evento deportivo con más público en Estados Unidos.

Tras dos victorias muy cómodas del mexicano ante Callum Smith y Avni Yildirim, en esta ocasión Saunders fue un digno rival y dio una gran pelea.

Saunders empezó más activo utilizando su jab derecha y llegando al mexicano ente su guardia. El mexicano se tomó con calma el comienzo y logró parar en dos ocasiones al británico junto a las cuerdas.

Desde el segundo asalto Canelo se mostró más activo que al inicio, tiraba menos golpes que Saunderes, sin embargo metía más golpes de poder y logró ponerse por delante en las puntuaciones.

En el quinto asalto, Saunders sacó su mejor boxeo, llegó con buenas manos y dominó al mexicano en el que fue el asalto más claro para el británico.

Se esperaba que los mejores momentos del británico fuesen al principio y después su movilidad se viese mermada, sin embargo el británico iba creciendo con su boxeo dando la vuelta al combate y dominando al mexicano propiciando que fallase muchos golpes.

En el octavo asalto, cuando todo parecía que el combate estaba de cara del habilidoso Saunders, incluso para muchos estaba por delante en las puntuaciones en una pelea pareja. Canelo logró meter el mejor golpe de la noche, conectando un gran gancho de derecha al ojo derecho, dañándolo gravemente. A partir de ese momento el británico no podía ver y Canelo lo castigó con claridad.

Saunders se fue hacía su esquina y no salió en el noveno al no poder seguir peleando. Según parece tiene una fractura orbital y se apreciaba el pómulo hundido, por lo que abandonó de inmediato el recinto sin esperar a las entrevistas.

Una vez más se demostró que los púgiles habilidosos y técnicos como Mayweather, Erislandy Lara y Saunders se le atragantan al mexicano, pese a ello, esta noche Canelo saco lo que que muy pocos tienen y metió un formidable golpe que al final propició el abandono del británico.

El mexicano aumentó su récord a (56-1-2 con 38 nocauts), mientras Saunderes perdió su invicto y pasó a (30-1 con 14 nocauts).

“No fue tan difícil como esperaba”, “Estaba ganando ronda tras ronda. Dije que la pelea se desarrollaría después del sexto asalto, pero me ajusté muy rápido. Creo que le rompí la mejilla y supe que iba a salir. Eso fue todo”, dijo Canelo.

Tras esta gran victoria Canelo regresará en septiembre en busca del título de la FIB en poder de Caleb Plant.


 

Frank Sánchez

En la cartelera de la velada Canelo vs Saunders el cubano Frank Sánchez se impuso a Nagy Aguilera por decisión técnica en pelea a seis asaltos.

El cubano fue mejor en una pelea en el que llevó el peso del combate y mostró su mejor boxeo. Llegando con buenas combinaciones en prácticamente todos los asaltos.

La pelea se calentó en el tercer asalto después de que Aguilera se quejase de un golpe en la nuca y perdiese la cara al cubano quejándose al árbitro, recibiendo una combinación. Luego Aguilera dio un cabezazo intencionado.

 

Finalmente en el sexto asalto se paró el combate después de que el árbitro llamase la atención al cubano por golpear en la nuca, situación que aprovechó Aguilera para tirarse al suelo y asegurar que no podía peleaa intentando que descalificasen al cubano.

El combate se fue a las puntuaciones y Frank Sánchez se impuso por 60-54, 60-54 y 60-54.

Frank Sánchez aumentó su récord a  (18-0 , 13 KOs), mientras  Nagy Aguilera pasó a (21-11, 14 KOs).

 

El púgil francés  Souleymane Cissokho se impuso por decisión dividida al  británico, Kieron Conway.


Finalmente Saúl ‘Canelo’ Alvarez tuvo en Billy Joe Saunders un rival que subió a dar una pelea legítima y el tapatío consiguió una victoria legítima. Sin sombra de dudas en ese último aspecto. Lo logró en el octavo asalto y mediante un certero golpe que le provocó una herida sobre el pómulo derecho del británico, que, debido a su posible gravedad, la esquina no le permitió salir para el noveno asalto. Fue un octavo round raro. Canelo que se había mostrado apático y poco efusivo en los asaltos anteriores, arrancó ese octavo episodio celebrando y levantando las manos hacia el público, como si presumiera que llegaría lo que llegó el golpe que terminaría la pelea. Y así fue. Hasta ese momento, la pelea no había sido nada fácil y si bien en las tarjetas de los jueces el mexicano, como era de suponer, marchaba adelante, hasta entonces lo que había prevalecido era la esgrima, el trabajo sobre pies y la estrategia defensiva de su rival. Canelo, por el contrario, se vio peor que nunca. Lanzando poco, recurriendo exclusivamente a golpes de poder anunciados y que en muchos casos abanicaron el aire. Hasta se vio torpe en algunas esquives acertados del británico que hasta se permitió bromear con cada fallo.

Saunders prometió un estilo de pelea y cumplió. Se movió por todo el anillo, mientras Canelo se mantenía en el centro sin desperdiciar cardio y esperando la oportunidad de acertarle algún trallazo de poder. La pelea fue mayormente aburrida por esa razón y dejó la sensación de que Canelo – efectivamente- siente el peso de su propio cuerpo en 168 libras, ha perdido movilidad en sus piernas y hasta velocidad en el golpeo. Como siempre, todo lo compensa con fuerza y sobre todo asimilación, especialmente ante un rival que de antemano se sabía no tiene poder.

Canelo vs Saunders (Ed Mulholland/Matchroom)

Al final del octavo asalto yo tenía adelante en mi tarjeta personal al británico, No por su gran desempeño, más bien porque impuso su estilo y anuló cualquier estrategia ofensiva de Canelo. Al mexicano apenas le vi sobresalir en los asaltos 2, 4 y obviamente el 8. En los restantes hubo poca cosa para cada lado, pero el que realmente trabajaba en el cuadrilátero era Saunders. Es verdad que con un estilo feo, que no gusta a quienes apuestan por el toma y daca, pero cumpliendo a cabalidad aquello de ‘pegar y que no te peguen’. En su caso, jabear, marcar golpes, salir a laterales y evitar ser un blanco fijo para un apático Canelo.

Por alguna razón, tal vez cansancio o un exceso tonto de confianza, le sacó el pie al acelerador en el octavo y canelo encontró un buen golpe, para lograr una buena victoria, en la que debe ser la pelea de peor desempeño que se le recuerde. Canelo no la vio así en su comentario a los medios y aseguró que habían planeado ese golpe y que todo salió dentro del plan. Tal vez por eso lo celebro de antemano. Fue victoria legítima y en cierta forma es un alivio para sus críticos. Ya era hora de ver a Canelo en una pelea en serio Y esta lo fue, por más que no existe ni nunca existirá una estadística que divida peleas reales de peleas fiasco. Esta al menos, tuvo legitimidad y eso es un crédito para el vencedor: Canelo Álvarez.


El británico Billy Joe Saunders fue muy duro contra su compatriota Daniel Dubois después de que este abandonase frente a Joe Joyce tras sufrir una lesión en el ojo, ahora meses después le llegó el karma y sufrió en sus propias carnes una lesión similar y también acabó abandonando frente a Canelo, pese a lo duro que fue con el abandono de Dubois.

Recordamos lo que dijo Saunders tras el abandono de Dubois:

“Los peleadores entran en ese ring y sabemos lo que está en juego”, “Antes de arrodillarme, me gustaría quedarme boca arriba con el pulso detenido” dijo Saunders.

 

“Todos tienen su propios pensamientos en el ring y lo que sucedió en el ring no lo sé. Obviamente sentiría que no podía continuar ”.

“Miras a los grandes: los ojos, la cara, superamos eso. Ese es el camino en la vida que elegimos para vivir. Golpeamos a la gente en la cara y nos golpean en la cara”.

“Si me rompen las dos cuencas de los ojos, me rompen la mandíbula, me saltan los dientes, me rompen la nariz, me golpean el cerebro, no pararé hasta que me noquee o algo peor. No estoy de acuerdo con que un hombre se arrodille y deje que el árbitro lo cuente”.

Saunders quedó como un auténtico bocazas leyendo estas declaraciones y luego viendo que pese a lo dicho  abandonó con una cuenca del ojo rota.

Dubois sufrió una rotura en la cuenca del ojo y tenía dañado el nervio del ojo. Estaba ganando el combate frente a Joe Joyce y tuvo que abandonar tras la lesión.

No se puede criticar a Saunders por abandonar, se le puede critica por lo que dijo cuando le sucedió a Dubois.Con este tipo de lesiones hay que abandonar al perder visión y poner en serio peligro la integridad del ojo al exponerse a un nuevo golpe y no tener la protección de hueso.

Este tipo de lesiones son habituales, ya le pasó a Kell Brook cuando peleó frente a Golovkin y todo el mundo recuerda los problemas que tuvo el bravo púgil mexicano Israel Vázquez el cual acabó perdiendo un ojo.

Tomado de: Soloboxeo.com

 

3 comentarios

    • El Conde MD el 10 mayo, 2021 a las 10:15 am
    • Responder

    Este Frank Sanchez lo veo creciendo y creciendo, de a poco se ha ido ganando un espacio en una división q cuenta con varias figuras de nivel y ya establecidas, mucha suerte para él.

    • Abel deldado el 10 mayo, 2021 a las 12:51 pm
    • Responder

    Yo vi la pelea el canelo iba ganando bién la pelea no entiendo estos comentarios, el canelo es el mejor libra por libra dicho por los que saben. En cuanto a la pelea de él con Lara el cubano estuvo los últimos 5 round corriendo sin boxear y le costó la decisión, por algo el canelo firmó un contrato por encima de 500 millones

  1. El canelo esta barriendo en su division a dia de hoy es de los mejores boxeadores para no ser absoluto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.