Atletismo Cubano; Talentos que se diluyen

1:43:46 PM

 

Por el amigo de la Peña:
Eddy Luis Nápoles.

 

 

Vuelvo nuevamente sobre un tema reiterativo en el atletismo cubano, la pérdida de talentos. Esto, quizás, sea un poco incómodo tratarlo en medio de la devastadora pandemia de Covid-19 que azota al mundo, donde Cuba no es la excepción, pero el tiempo sigue su indetenible tránsito, los años transcurren y lo que un día fue un prospecto, al paso de algunas temporadas sin progresos, un día deja de serlo.

En este sentido, llama la atención dos atletas que en su momento despuntaron como prospectos y que al paso de los años, quizás, hayan perdido esa condición, me refiero a los vallistas Yordan Luis O’Farrill y Roger Valentín Iribarne; el primero ante los oscuros retrocesos, solicitó la baja del Equipo Nacional.

Comencemos por el camagüeyano O’Farrill, con 1.83 metros de estatura y 73 kilogramos de peso, quien conquistó el título mundial juvenil en Barcelona 2012, el quinto de un cubano en esta especialidad. El tiempo logrado por O’Farrill al coronarse en la cita barcelonesa, 13.18, ocupa actualmente el sexto puesto en el listado histórico (0.99m). Otro parámetro que mostró las perspectivas del vallista agramontino fue, su rápida adaptación a la siguiente altura de las llamadas “vallas altas” (1.06m), con 20 años realizó tiempo de 13.44 segundos, solo superado a esa edad por los portentos, Dayron Robles (13.00), Yuniel Hernández (13.26), Orlando Ortega (13.29) y Anier García (13.39), por cierto, de ellos, solo Ortega corrió con la valla a 0.99 metros, pero delante de otros, como Alejandro Casañas (13.64), Yoel Hernández (13.70) y Emilio Valle (13.76).

 

Yordan O’Farrill, vio pasar sus mejores años sin lograr acercarse a su mejor resultado

 

Siguiendo con la trayectoria de Yordan O’Farrill, a los 21 años, se apareció con 13.19 (Praga, 9 de junio de 2014), cuarto mejor resultado a esa edad (Robles, 12.92; Ortega, 13.09 y García, 13.11), décimo en el listado de ese año (2014); sumando además, el título en los Centrocaribes de Veracruz. A los 22 años, se mantuvo en el entorno de los mejores rendimientos por edades, con 13.23 segundos (cuarto) y decimosexto en el mundo. Un dato complementario, los vallistas cubanos logran sus mejores rendimientos (promedio), a los 22 años. La siguiente temporada (2016) no fue buena para O’Farrill, marcó 13.51, pero seguidamente, se acercó nuevamente a los rangos de resultados por edades (24 años), con 13.33 (cuarto) y vigésimo en el listado anual, siendo esta, su tercera mejor marca, pero también la última, al máximo nivel. En lo adelante, sus rendimientos decrecieron más allá de los 13.70, lo cual es una muestra de que el talento se fue diluyendo. Muchos se harán una pregunta ¿Es O’Farrill el culpable por no poder, al menos, seguir manteniendo los rendimientos alcanzados entre los 21 y 24 años?

En el caso de Roger Valentín Iribarne, con 1.93 metros de estatura y 76 kilogramos de peso, transitó por los mundiales de menores, cuarto en Donetsk 2013 y juvenil, semifinalista en Eugene 2014. Sus resultados en las vallas inferiores fueron, 13.33 (0.91m), segundo y 13.32 (0.99m), tercero, todo un prospecto en ciernes. El 25 de mayo de 2016, a los 20 años, corrió en La Habana, 13.53, con la valla a 1.06 metros, sexto a esa edad en Cuba. Iribarne imitó a O’Farrill, al lograr su mejor rendimiento, hasta el momento, a los 21 años, aunque más discreto, con 13.39 segundos. En las siguientes cuatro temporadas, Iribarne no ha logrado mejorar esos 13.39, sus rendimientos se manifiestan con carácter ondulatorio, logrando 13.45 en la presente temporada, a los 25 años. Es preocupante, Iribarne cumplirá 26 años el próximo 2 de enero, edad límite dentro del rango (20-26) donde los principales vallistas cubanos (promedio), han logrado los mejores rendimientos, ahora, todas las puertas no están cerradas, entre los 20 primeros en el listado cubano de todos los tiempos, Carlos E. Patterson (), logró su mejor rendimiento a los 26 años; Emilio Valle, a los 29 años, mientras que Yoel Hernández e Ignacio Morales, lo hicieron a los 30 años. Entonces, volverán a hacerse la pregunta ¿Es Iribarne culpable del estancamiento en su progresión de rendimientos, durante las últimas cuatro temporadas?

 

Roger V. Iribarne, otro talentoso vallista, que al paso del tiempo va dejando de serlo

 

No voy a ofrecer respuestas a esas interrogantes, se la dejo de estudio independiente a los directivos del atletismo cubano actual. Solo les comentaré un tema relacionado; la transmisión o “transferencia” de conocimientos. O‘Farrill e Iribarne fueron el último reducto del “Team Antúnez” y entrenaron con el único discípulo de Santiago Antúnez, que por una u otra razón, quedaba en Cuba, Ramiro Álvarez, pero el técnico santiaguero desde hace dos temporadas, no chambea en Cuba.

La transferencia de conocimientos, no es más que la transmisión de tecnología, habilidades, conocimientos y métodos, un fenómeno aplicable al deporte y especialmente al atletismo. El campo y pista cubano ha bebido de esa fuente, especialmente, después de 1959. Por acá pasaron, entre otros, los soviéticos Leonid Sherbakov, Edmun Potchovoski, Vladimir Bulatov, Stanislav Bosniak, Robert Zotko; los polacos Zygmunt Zabierzowski y Vladimir Puzio; el alemán Karl Hellmann. Otroras entrenadores como Julio Bécquer, José Godoy, Eneas Muñoz, Sigfredo Banderas, por solo mencionar algunos, recibieron esa transferencia de conocimientos iniciales, que luego enriquecieron con sus propios aportes.

 

Zygmunt Zabierzowski, entrenador de Juantorena, uno de los varios técnicos extranjeros que brindaron sus aportes al atletismo cubano

 

Varios de los principales entrenadores, que aún militan en el Equipo Nacional, en sus inicios estuvieron bajo la mirada de experimentados técnicos, así Raúl Calderón estuvo al lado de Hermes Riverí; Hilda Elisa Ramos, lo hizo con José “Cheo” Salazar; Daniel Osorio, con Milán Matos y Gabino Arzola, con Roberto Fernández, entre otros. En la actualidad, esa cadena de transmisión ha quedado trunca en varias especialidades, incluida, las vallas altas.

 

 

8 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Siempre desde muy pequeño seguí el Atletismo con la misma pasión que el béisbol y en el caso de los 110 c/v siempre al igual que en las áreas de saltos hemos tenido Eddy una gran tradición, desde Casañas hasta estos que mencionas en tu trabajo, pero aquí en esta especialidad hemos dejado escapar y perdido más talentos que en los saltadores

    • Chikungunya el 19 julio, 2021 a las 5:13 am
    • Responder

    Se diluye el talento así como la motivación del atleta y sus entrenadores por razones harto conocidas.

  2. buen trabajo eddy y como dice chinkug las razones son muy conocidas le escuela de vallas de Cuba ni hablar ,dayron , ortega ,anier en este cuarteto hay unas 38 medallas de todos los colores solo nos supera la escuela de vallas de los usa , le mejor del mundo , y no solo en las vallas en los 100 m tabien en los 400 tambien desde cuando

  3. Otro ejemplo más donde se refleja la falta de visión y de profesionalidad de la Comisión Nacional de Atlétismo . Y lo más triste es que no se están dando los pasos necesarios para resolver estos problemas.

    • El Conde MD el 19 julio, 2021 a las 9:20 pm
    • Responder

    Excelente como siempre tus trabajos Eddy, abrazos hermano, en materia de Atletismo sin dudas usted es el Magnate.

  4. En todos los deportes tenemos baja calidad en los entrenadores, hay falta de conocimiento para lograr el resultado, por ejemplo, cuando Sagarra no tenía implemento, se les ocurrió utilizar una mandarria y una goma de carro para fortalecer la pegada de los boxeadores, pero eso solamente se logra con análisis emanados del conocimiento, si no tienes conocimientos, no puedes idear suplir una carencia con un implemento rústico que te lleve a obtener un resultado similar. eso sucede en el beisbol también y en otros deportes.

  5. Muy interesante…..

  6. Muchas gracias a todos..
    Esa es la triste realidad del deporte cubano actual, donde el atletismo también aporta su peor parte, no hay falta de visión, hay falta de todo, pero ahora un título o dos y unas medallas en Tokio, tapan el hueco, borrón y cuentas nuevas…..jjjjj, pero realmente, estamos jodidos…

    Un abrazo a todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.