Para Guardar; Las nuevas Grandes Ligas (I)

3:20:56 PM

 

Por el amigo de la peña: Rolando Ortiz Torres.

 

 

El 16 diciembre de 2020, año del centenario de la fundación de las Ligas Negras, se daba a conocer la noticia más importante y trascendental en la historia del béisbol: ¨ El Comisionado de Béisbol Robert D. Manfred Jr. anunció hoy que Major League Baseball está corrigiendo una larga omisión en la historia del juego al elevar oficialmente a las Ligas Negras a la categoría de Grandes Ligas¨. Las implicaciones y trasfondos de esta decisión tienen muchas lecturas e impactos que no son objetivos del presente trabajo, por ahora podemos decir que a raíz de esta decisión más de 3400 jugadores de aquellos circuitos, así como equipos, managers y estadísticas han pasado o pasaran paulatinamente a engrosar las bases de datos de la MLB. Pero no toda la historia de la Ligas Negras ha sido reconocida con esta medida.

Estos circuitos que operaron desde el siglo XIX producto a la segregación racial imperante en los Estados Unidos cuentan con dos periodos bien definidos por los historiadores: Pre-Negro Leagues que abarca hasta 1920 caracterizado por la dispersión, la itinerancia y la práctica de partidos de exhibición, giras, circuitos independientes y la carencia de estabilidad en equipos y falta de campeonatos estables y regulaciones. El periodo conocido como Negro Leagues comienza en 1920 con la fundación de la primera liga organizada por equipos de color y se extiende hasta la extinción de ese béisbol en la década de 1960. Es de este último periodo de donde la fuerza de tarea de SABR creada al efecto tras la decisión de MLB recomendó siete circuitos para recibir el estatus de Grandes Ligas: La Negro National League en su primera etapa (1920-1931), la Eastern Colored League (1923-1928), la American Negro League (1929), la East-West League (1932), la Negro Southern League (1932), la segunda versión de la Negro National League (1933-1948) y la Negro American League (1937-1948). Esta última extendería su actividad hasta 1962, siendo el ultimo circuito de color en morir.

Según SABR el criterio fue elegir ¨una liga de alta calidad, contando con un gran número de los mejores peloteros, con un determinado conjunto de equipos y rosters definidos de jugadores. Los equipos deberían haber jugado un calendario definido y la liga conservar sus registros y posiciones, algunos de los cuales pueden no estar del todo disponibles actualmente ¨. Con esto en mente se excluyó el periodo anterior a 1920 y al posterior a 1948 ya que tras la inclusión de Jackie Robinson en 1947 las estrellas negras pasaron rápidamente al otro lado de la barrera de color y el nivel de calidad más allá de 1948 fue cada vez menor.

Esta decisión de MLB no es nueva, ya en 1968 un Comité Especial había hecho lo mismo con otras cuatro ligas desaparecidas: American Association (1882-91), Union Association (1884), Player´s League (1890) y la Federal League (1914-15), las que alcanzaron el grado de Major Leagues junto a la Liga Americana y la Liga Nacional, aunque en ese momento, las Ligas Negras ni siquiera se analizaron. MLB y su compañía de estadísticas Elias Sports Bureau han comenzado el proceso de revisión, será largo, complejo y quizá nunca se complete al cien por cien, pero ya Seamheads tiene mucho tramo adelantado trabajando en la compilación desde hace décadas y Baseball Reference ya ha incorporado su base datos y próximamente lo hará FanGraphs.

En esta saga que iniciamos hoy vamos a acercarnos a cada una de las temporadas de estas Ligas, hablaremos también de las Series Mundiales de las mismas, de sus Juegos de Estrellas y al final le echaremos un vistazo a todos los cubanos que jugaron en alguna de estas siete ligas. ¿Listo? Vamos allá.

 

Andrew Foster lideró la fundación de la primera liga profesional del béisbol negro en el siglo XX durante una reunión celebrada en las instalaciones de la YMCA en Kansas City en 1920.

 

La previa: En 1858 se crea la Asociación Nacional de Jugadores de Baseball y en ella se incluían tanto jugadores blancos como negros. El 15 de diciembre de 1859 en New York se jugóo el primer desafío documentado entre dos equipos afroamericanos. El Henson derrota 54×43 a un conjunto de Brooklyn. El 24 de octubre de 1855 ya se había reportado un encuentro entre dos conjuntos de color que solo efectuó dos entradas por lluvia estando delante el Saint John 10×2 sobre el Union Club.

En 1865 el béisbol gana en popularidad y hay formados al menos una decena de conjuntos de color. En 1867 la Asociación Nacional de Jugadores aprueba expulsar a los jugadores de color de sus equipos. Ese año el Philadelphia Excelsiors derrota al Brooklyn Uniques 42×35 en lo que se conoce como el primer ¨campeonato de color¨. Este conjunto de Philadelphia jugaría en 1868 el primer juego interracial registrado al vencer al Items por 27 a 17, permanecería imbatido por dos años y en 1871 intentaría ingresar a la NAPBP (Asociación Nacional de Jugadores de Béisbol Profesional) pero sería denegada su petición.

En abril de 1878 John Fowler se convierte en el primer jugador profesional negro en jugar para un equipo racialmente integrado al firmar por el Chelsea, un mes más tarde lanza por el Lynn de la International Association que derrota al Boston Nationals por 2 a 1. En 1879, William Edward White, un jugador de la Brown University pudiera considerarse el primer afroamericano en jugar en Grandes Ligas al aparecer en un juego para el Providence Grays de la Liga Nacional.

En 1883 Moses Walker firma por el Toledo de la Northwest League y ese año Cap Anson del Chicago se negaría a jugar ante el Toledo por la presencia de Walker. En 1884 Walker y su hermano Welday alcanzan el estatus de Grandes Ligas al Toledo incorporarse a la American Association. Una lesión de Moses a media campaña serviría de excusa para ser apartado del equipo y su hermano solo vería acción en unos pocos juegos. En 1885 se funda el primer equipo profesional afroamericano llamado Cuban Giants. En 1886 se funda la primera liga profesional afroamericana, la Southern League, que cuenta con diez equipos y solo dura una temporada. La National Colored Baseball League se funda en 1887 cuenta con ocho equipos, pero solo dura dos semanas por la pobre asistencia. En este periodo algunos jugadores de color se destacan en las ligas integradas: en 1886 George Stovey marca 1.13 de PCL con balance de 16-15 en la Eastern League, Frank Grant en esa liga batea para 316 y es promovido para el Buffalo de la International League, la más fuerte de las Ligas Menores, donde finaliza tercero con 344, John Fowler batea 309 en la Western league y lidera los triples con 12. En 1887 Stovey lanza 48 juegos para el Newark liderando los triunfos con 33-14 y lanza para 2.46 limpias, Grant conecta 353 liderando con 11 jonrones y es el 14 de julio cuando Cap Anson anuncia que Chicago no jugaría en Newark si Stovey jugaba también. Newark anuncia a Stovey enfermo para esa serie y este episodio se considera que marcó el inicio de la segregación como ningún otro. Ese mismo año la Liga Internacional elimina futuros contratos con jugadores afroamericanos. La Liga Nacional y la American Association seguirían muy pronto este camino. En 1888 Grant batea 346 pero es sacado de Buffalo por demandar un salario de 250 dólares para 1889.

En 1890 la Liga Internacional expulsa a los afroamericanos y solo en 1946 volvería a aceptarlos. En 1896 la Corte Suprema apoya la ley ¨iguales pero separados¨ del estado de Louisiana confirmando la segregación racial en todo el territorio norteamericano. Ese mismo año el Page Fence Giants, uno de los mejores clubes de los inicios del béisbol de color gana 10 de 15 juegos al Cuban Giants en un campeonato nacional. En 1899 Bill Galloway del Cuban Giants, juega 20 desafíos para el Woodstock de la Liga Canadiense, siendo el ultimo jugador negro en participar en una liga blanca organizada hasta 1946.

En 1900 el Cuban X Giants se convierte en el primer team americano en viajar a Cuba en una gira de 15 desafíos de los que ganan 12, tras haber registrado 110-21 en tierras norteñas. En 1901 John McGraw trata de hacer pasar por indio a Charlie Grant para firmarlo para el Baltimore de la Liga Americana. Ese año Rube Foster jugaría su primera temporada profesional en el circuito de color con el Chicago Union Giants. En 1903 Dan McClellan lanza para los Gigantes de Filadelfia el primer juego perfecto del béisbol negro al derrotar el 7 de julio al Penn Park en la Tri State League. En 1905 el Cuban X Giants derrota 7×2 al Brooklyn Dodgers en la que se considera la primera victoria de un equipo negro sobre uno de las Mayores. En 1907 Sol White publica History of Colored Baseball. En 1909 la prensa reporta a José Méndez con 44-2 en la gira del Cuban Stars.

En 1912 Joe Williams del Lincoln Giants blanquea 6×0 a un equipo mixto de los Gigantes y los Yankees. En 1913 Williams vencería a Grover Alexander 7×2 y en una serie de 15 juegos antes el Chicago American Giants lanzaría 11 partidos con balance de 7-2. En 1916 Jimmy Claxton es firmado por Oakland en la Liga de la Costa del Pacifico, pero al saberse su herencia afroamericana es cancelado el contrato. En 1918 numerosas estrellas del béisbol negro como Oscar Charleston, Dick Redding, Dizzy Dismukes, Louis Santop, Joe Williams, son llamadas a la Primera Guerra Mundial. En 1919, regresando de las trincehras, Joe Williams con el Lincoln Giants y Redding con el Bacharach Giants se enfrentan en un memorable encuentro ganado por el primero 1×0 con una carrera anotada en el noveno. Redding permite solo dos sencillos, pero Joe lanza un no hitter. En 1920 se abre un nuevo capítulo en la historia del béisbol negro.

1920 Andrew ¨Rube¨ Foster se había creado un nombre y una reputación a lo largo de los años anteriores, primero como gran y dominante lanzador en aquellos circuitos independientes donde fue conocido como el Christy Matthewson Negro por su uso del screwball y donde se ganó el mote de Rube al derrotar en un legendario partido al as de las Grandes Ligas Rube Waddell. Pero Foster fue además un notable empresario y promotor que se asoció con el yerno de Charles Comiskey para fundar en 1911 el Chicago American Giants y lograr que el equipo jugara en el estadio de los Medias Blancas. Como manager, Foster creó uno de los más fabulosos conjuntos del país desarrollando el juego chiquito, refinando el estilo de los Gigantes de McGraw, apostando por la agresividad, el arrojo y la explosividad en el bateo, el corrido de las bases y la entrega. El toque de bola, el robo, el squeze play, la picardía, el corrido y bateo, el sólido pitcheo y la defensa fueron los sellos de distinción de un conjunto que dominaba al resto ganando más de 100 partidos por año y que sentaría las bases de un estilo de juego que sería el santo y seña de las Ligas Negras.

Foster y su equipo alcanzaron mucho éxito, pero el resto de dueños y conjuntos sufrían de los malos manejos de agentes blancos que dictaban cuando y donde jugar y que se llevaban buena parte de la taquilla. Foster comprendió que el béisbol negro necesitaba organización y crearse una profesión y entidad propias. No fue fácil convencer al resto. Pero con su reputación a las espaldas el 13 de febrero varios dueños de equipos reunidos en la sede de la YMCA en Kansas City discutieron la creación de un circuito de color. Foster los sorprendió a todos al presentarse con un documento con los estatutos para la Negro National League ya redactado. Nació ese día la primera liga profesional del béisbol negro con ocho equipos del medio-oeste: Chicago American Giants, Chicago Giants, Dayton Marcos, Detroit Stars, Indianapolis ABCs, Kansas City Monarchs, St. Louis Giants y Cuban Stars y se creó también la National Association of Colored Professional Base Ball Clubs. Por primera vez también una liga afroamericana se vestía de estabilidad y durabilidad. Foster, fue la fuerza y el cerebro detrás de la organización y fue designado presidente y controló cada aspecto del juego. Los dueños de equipos abonaron la suma de $500.00 para la fundación y aunque inicialmente se preveía realizar la primera temporada en 1921 en el transcurso de los meses siguientes se acercaron posturas y se avanzó en la organización y los estatutos y se llegó al acuerdo de arrancar la liga en mayo.

El 2 de mayo se juega el primer desafío de la NNL entre el Chicago Giants y el Indianápolis ABC en una doble cartelera jugada a partir de las 3:00 pm en el Washington Park de Indiana en la cual los locales se impusieron por partida doble con marcadores de 4-2 y 11-4 sobre los de Chicago.

En las primeras series el equipo de Foster sacó ventaja rápidamente rompiendo a Chicago en su primer desafío en la liga el 9 de mayo, luego cayeron en un choque ante Dayton, arrollaron a Kansas en cinco desafíos, al Cuban en cuatro, doblegaron a San Luis en cuatro de cinco y ganaron tres ante el ABC. En la siguiente serie ante Indianápolis el American ganaría uno con dos derrotas y dos empates. Producto de los disturbios racistas en Chicago en 1919 la Guardia Nacional mantenía aún ocupado el estadio de los Giants lo que obligó a Foster a cancelar los partidos de local de su equipo durante casi un mes. El equipo de Foster se vio muy superior durante toda la campaña y se terminaría proclamando campeón de esta primera edición de la NNL en septiembre con balance de 43-17 sacando 7,5 juegos al Kansas City Monarchs. Al iniciarse las hostilidades en mayo sin embargo no eran considerados favoritos ya que en aras de aumentar la competitividad del circuito Foster había mandado a varias de sus estrellas a otros clubes como Whitworth uno de sus aces en el pitcheo, el gran Oscar Charleston, el jardinero Barber o el tercera base Francis Star, sin embargo, la solidez del conjunto se manifestó en el terreno siendo comparado entonces con una maquinaria perfecta que ganó cuatro de siete a Detroit, nueve de 12 a St.Louis, nueve de diez al Cuban Stars, 11 de 15 a los Monarcas, ocho de nueve a Dayton y que incluso no perdió un juego ante el Chicago Giants. Fueron los mejores sin dudas en el circuito.

Oscar Charleston y Cristóbal Torriente fueron las grandes figuras ofensiva de esa primera temporada. El norteño del Indianapolis ABCs dominó el rWAR (5.2), las anotadas (80), los hits (122), el total de base (179), los triples (11), las Carreras Creadas (74) y los extrabases (161) mientras se ubicó segundo en dobles, impulsadas, boletos, Power-Speed y tercero en bateo, slugging, OBP, OPS+, jonrones y robos. El criollo, con el Chicago American Giants, fué Champion Bat con 411 de promedio y encabezó el OBP (479), el slugging (606), los dobles (21), el OPS+ (223), el porciento de victorias a la ofensiva (902), el wOBA (496), fue segundo en triples, rWAR, carreras creadas, extrabases, ISO y tercero en remolques. Torriente es el gran slugger y estrella del equipo de Foster y entre él y Charleston, ambos miembros del Salón de la Fama, estaría mi elección al MVP y por estrecho margen le daría el premio al cubano al haber dado su aporte al equipo campeón pero cualquiera de los dos hubiera sido un justo ganador.

Otros jugadores dejan su sello también ese año. Edgard Wesley del Detroit Stars bota 11 pelotas, Ben Taylor del ABC empuja 64 hombres al plato, Pete Hill de Detroit recibe 38 boletos, el cubano Bartolo Portuondo (el padre de nuestra Omara Portuondo) de los Monarcas se roba 27 bases y vale destacar a Jimmy Lyons del Detroit que lidera el Power-Speed (11.6), el ISO (216), es segundo en bateo, OBP, slugging, jonrones, bases robadas, OPS+, por ciento de victorias a la ofensiva, wOBA, tercero en Carreras Creadas, cuarto en anotadas y quinto en total de bases.

En el pitcheo Dave Brown del Chicago American Giants lidera el rWAR de pitcheo (4.5) por delante del cubano Julio Leblanc y encabeza el PCL (1.82), el WHIP (0.908), el ERA+ ajustado (195), y le batean para apenas 168 de promedio, Bill Gatewood del Detroit gana 15 juegos, Tom Johnson, que divide actuación entre el American Giants y Detroit, encabeza el promedio de ganados (867, balance de 13-2), Dizzy Dismukes del ABC lanza 31 choques de ellos 25 aperturas y se apunta 3 blanqueadas, Bill Drake del San Luis trabaja en 217,1 entradas, completa 22 choques y pierde 14, Sam Crawford de los Monarcas poncha a 106 bateadores y John Donaldson del Kansas City lidera el FIP (2.49).

Este año también surgiría la Negro Southern League, la cual se afiliaría en 1921 a la NNL como una especie de liga menor y desde donde Foster ascendería a varios clubes posteriormente para sustituir a aquellos que se irían desvinculando de la NNL.

Dos managers cubanos se hicieron presente en esta histórica campaña: Tinti Molina con el Cuban Stars y José Méndez con el Kansas City.

Continuará…









 

 

 

 

6 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Mi hermano espectacular para guardar como siempre, joyita esta saga y su primer capitulo. Abrazos.

    • Amaya el 22 agosto, 2021 a las 5:41 pm
    • Responder

    Ahora con estos reportajes empezaremos a desandar la historia de las Ligas Negras y por qué merecen ser reconocidas todas sus hazañas como de MLB

    • El Conde MD el 22 agosto, 2021 a las 8:47 pm
    • Responder

    Excelente post…..abrazos mi hermano.

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) el 22 agosto, 2021 a las 9:58 pm
    • Responder

    Rolando, excelente, con el tema de Ligas Negras hay material de lujo, grandes figuras de nuestra tierra brillaron en ese beisbol, esperamos pir las demas partes.

    Saludos

    • Dr. Reinaldo el 23 agosto, 2021 a las 3:58 am
    • Responder

    Muy importante que sigamos tocando el tema de Ligas Negras en la Martín Dihigo y en especial con estos trabajos de Roly nos harán más fuerte en conocimientos…..Gracias mi hermano por tanta información valiosa en este primer capítulo…seguiremos esperando los restantes….Abrazos.

    • SIEMPRE NARANJA el 23 agosto, 2021 a las 10:56 am
    • Responder

    Muy buenos datos los recogidos y entregados aquí por Roly…… las Ligas Negras tienen mucha historia y la mayoría la desconocemos, por lo que leerlas aquí en la MD es super excelente….

    Esperamos las demás partes para así ir conociendo mejor esas historias donde muchos de los cubanos fueron protagonistas………………..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.