Opinión; Los primeros éxitos de Álvarez y Vargas en la NPB

12:18:38 PM

 

 

Written by Claudio Rodríguez Otero

 

   Los éxitos recientes del cubano Dariel Álvarez y el mexicano César Vargas en la NPB, quienes sumaron ayer su primer jonrón y su primera victoria, respectivamente, nos hace preguntarnos cómo se desarrollarán las carreras de ambos en el exigente circuito nipón.

 

   A finales de julio de 2019 nos planteamos la misma interrogante con respecto al cubano Leonys Martín y el venezolano Yangervis Solarte, entonces debutantes en la liga, advirtiendo que la historia latina en Japón estaba llena de ejemplos de peloteros que fracasaron luego de su éxito inicial.

 

   Tal como acaba de ocurrir con Álvarez y Vargas, Martín y Solarte fueron firmados como refuerzos de emergencia a mediados de temporada y ambos tuvieron un éxito inmediato sobre el terreno, luego de conectar un jonrón de 2 carreras cada uno en sus primeros 3 juegos.

 

   Martín, como ya todos lo sabemos, se ha adaptado muy bien al circuito y es hoy día uno de los principales motores ofensivos de los Marinos de Lotte, pero Solarte se estrelló poco después de su debut y terminó auto-expulsándose de los Tigres de Hanshin y de la liga en cuestión de 2 meses.

 

   Generar buenos resultados tan pronto como se comienza a jugar no garantiza ni el éxito ni el fracaso de un pelotero en la NPB, pero sí suele producir un optimismo excesivo que a la postre puede terminar generando desilusión si el jugador en cuestión no puede mantenerse luego en el circuito.

 

   Los venezolanos José Celestino López y Ernesto Mejía y el cubano Dayán Viciedo son todos ejemplos de peloteros que tuvieron un éxito inmediato en la liga (los tres conectaron jonrones en su primer juego) y luego desarrollaron largas y exitosas carreras en Japón.

 

   Sin embargo, también existen varios ejemplos de peloteros latinos que destacaron al principio y poco después cayeron en una mala racha de la que no pudieron salir, razón por la cual fueron dejados en libertad y nunca más regresaron al circuito.

 

Félix Pérez conectó un jonrón en su 1er juego en la NPB, pero sólo duró un año en la liga

 

   Los cubanos Félix Pérez y Frederich Cepeda y los dominicanos Joel Guzmán, Juan Francisco y Abner Abreu son algunos de los nombres que conforman ese grupo, que a pesar de haber debutado con buen pie al final no pudieron hacer carrera en la liga.

 

   Pérez se fue para la calle en sus 2 primeros juegos, Guzmán conectó un jonrón de 3 carreras en su primer partido, Cepeda y Francisco remolcaron en su primer encuentro y Abreu empujó 3 carreras en su segundo juego, pero a pesar de ello ninguno pudo mantenerse en Japón por más de una campaña.

 

   Álvarez se fue de 15-0 con 3 boletos antes de conectar su primer hit con los Halcones de SoftBank y le tomó 11 partidos disparar su primer jonrón, por lo que no puede decirse que su actuación hasta ahora haya sido particularmente exitosa, sobre todo cuando su promedio está en un modesto .182.

 

   No obstante, esta semana sumó 5 imparables en 5 juegos, remolcó sus 3 primeras carreras y se fue para la calle por primera vez, por lo que al menos en ese corto período de tiempo sí ha logrado destacar y lo ha hecho poco después de su debut.

 

   Vargas, por su parte, sí ha tenido un éxito más inmediato con los Búfalos de Orix, luego de no permitir carreras en 2 tercios de relevo en su debut y anotarse la victoria en su segunda aparición sobre el montículo, tras conceder una anotación en 2 capítulos de relevo.

 

Vargas parece tener mejores posibilidades de mantenerse jugando en la liga

 

   De los dos, el mexicano parece tener mejores posibilidades de regresar a la liga el año que viene, a pesar de que sólo ha disputado dos partidos hasta ahora y todavía queda mucho camino por recorrer antes de que el club decida su futuro.

 

   Orix cuenta con 6 extranjeros en su nómina en este momento y 5 de ellos pueden estar en el roster activo, por lo que sus posibilidades de ver acción todos los días son muy buenas, especialmente cuando 2 de ellos están recuperándose de distintas lesiones.

 

   Eso le garantiza trabajo regular al derecho poblano y la posibilidad de ayudar a su equipo a ganar su primer título de liga en 20 años, que fue la razón por la cual fue contratado en primer lugar. Siempre y cuando siga aportando a la causa del conjunto, lo más probable es que le extiendan su contrato a fin de año.

 

   Álvarez, por el contrario, está destinado a ser bajado al segundo equipo de su organización tarde o temprano, sin importar lo mucho que pueda contribuir al éxito del conjunto, ya que fue firmado específicamente para cubrir una ausencia temporal.

 

   SoftBank también tiene 6 importados en su nómina y 5 de ellos pueden estar en el roster activo, por lo que sus posibilidades de ver acción en este momento son muy buenas, sobre todo cuando sus compatriotas Yurisbel Gracial y Liván Moinelo están lesionados.

 

   No obstante, cuando ambos regresen, seguramente se les dará prioridad en el equipo porque los dos han sido claves para el éxito del mismo en los últimos 3 años y su manager los necesita desesperadamente para tratar de asegurar un puesto en la postemporada.

 

Lo más probable es que Álvarez pierda su titularidad cuando regresen Gracial y Moinelo

 

   Cuando eso ocurra, Álvarez quedará como el principal candidato a ser bajado al conjunto filial y eso le dificultará demostrar sobre el terreno que merece un puesto en la alineación titular.

 

   Ahora, eso no significa que el club no lo vaya a renovar para la temporada 2022. Es posible que eso ocurra, pero en un papel secundario que lo vería pasar la mayor parte de su tiempo en el conjunto filial y sólo ser ascendido por períodos cortos.

 

   Tanto Álvarez como Vargas llegan a la liga con la ventaja de haber visto acción en el circuito independiente nipón BC League, por lo que no son completamente ajenos al béisbol local y eso les va a facilitar mucho su adaptación a sus respectivos clubes.

 

   No obstante, ni siquiera esa ventaja les garantiza el éxito en la NPB, como ya lo vimos en el pasado con el venezolano Francisco Caraballo, quien en llegó a Orix en un par de ocasiones después de jugar en las ligas independientes locales y a pesar de su éxito inicial nunca pudo ganarse la titularidad en el club.

 

   La primera vez ocurrió en la temporada 2010, cuando firmó originalmente con la organización después de destrozar la pelota ese mismo año con el conjunto de Gunma en la BC League y el año anterior con el equipo de Kochi en la Liga de la Isla de Shikoku.

 

   En su debut con Orix, se fue para la calle en su primer partido y terminó la temporada 2010 con 7 cuadrangulares y 18 empujadas en apenas 125 turnos al bate, lo que convenció a la gerencia de darle una nueva oportunidad para 2011.

 

   Lamentablemente, una lesión limitó su tiempo de juego a sólo 4 encuentros ese año, por lo que el equipo decidió dejarlo en libertad una vez finalizada la campaña.

 

   En 2013 regresó a Gunma, donde continuó disparando jonrones al por mayor y ganando títulos individuales hasta que Orix no lo pudo ignorar más y decidió firmarlo de nuevo para la temporada 2015, en la que regresó a la máxima categoría de la NPB.

 

Caraballo se fue para la calle en su 1er juego, tanto en 2010 como en 2015

 

   Tal como ocurrió en 2010, su éxito fue inmediato. Conectó un vuelacerca y remolcó 3 carreras en su primer juego y luego terminó el año con 12 estacazos y 35 empujadas en apenas 222 turnos, lo que representa una mejor actuación que la que tuvo 5 años atrás.

 

   Sin embargo, por razones desconocidas la gerencia no lo quiso renovar una vez finalizada la campaña, por lo que su carrera en la máxima categoría de la NPB llegó a su fin en ese momento.

 

   Todavía es temprano para saber qué ocurrirá con los futuros de Álvarez y Vargas en el exigente circuito nipón, que en ocasiones es muy paciente y ayuda a sus peloteros importados a adaptarse y triunfar, pero en otras entra fácilmente en pánico y los despide a pesar de haber mostrado buen potencial.

 

   Tendremos que esperar para conocer el desenlace de esta historia, pero como ya lo explicamos Vargas cuenta con mejores posibilidades de éxito que Álvarez.

 

Tomado de: Beisbol Japonés

1 comentario

    • Amaya el 30 agosto, 2021 a las 9:02 pm
    • Responder

    Para Dariel Alvarez no hay otra que batear, batear y batear

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.