Barcelona: Entre la depresión post Messi y el deprimente Koeman. Messi-Depay, la sociedad que nunca fue + Emerson fue ‘ave de paso’ en el Barcelona, que lo vendió al Tottenham

8:15:49 PM

 

 

  •  

“En la jugada antes del 1-1 nos han hecho tres o cuatro jugadas en banda… Hay que cortar el juego, hacer falta… No puede ser eso, que entren en el área y nos empaten”.

Las palabras corresponden al técnico del FC Barcelona, Ronald Koeman, quien fue captado por las cámaras de televisión durante la pausa de hidratación en el partido del domingo pasado ante el Getafe, mientras daba una charla a sus futbolistas.

Un entrenador del Barça preocupado por destruir el juego del rival y no por priorizar el desempeño de los suyos, ese es Koeman.

El breve discurso retrata de cuerpo entero al holandés en su faceta de estratega, al tiempo que se explican muchas cosas, la principal de ellas, el pobre desempeño del equipo toda la temporada pasada y en dos de tres partidos en la presente.

Y no es que asuste o se magnifique la petición del técnico en el sentido de “cortar el juego” del rival o “cometer faltas”, no; son acciones que muchos clubes llevan a cabo por sistema o como recurso y no pasa nada, es futbol. Pero el Barcelona no juega a eso, no debe, no se lo puede permitir.

Lejos de escuchar a Koeman pedir tenencia de la pelota, profundidadpacienciaelaboraciónatrevimiento, etcétera, no, el comandante en jefe exigió destruir obstaculizar incluso por medio de una infracción.

Por ello también se entiende que el sector defensivo del Barça sea desde hace mucho tiempo la línea más endeble, no se nota un trabajo, mucho menos progreso en la forma de contrarrestar al rival.

Incluso equipos de nula jerarquía como el Getafe se meten al Camp Nou y con muy poco le generan llegadas y peligro a los azulgrana. Así fue el 1-1 del domingo pasado. Primera acción ofensiva del rival y gol. Fácil.

 

Ronald Koeman, con Busquets. Getty Images

 

DEPRESIÓN POST PÉRDIDA

La noticia que empeoró la salida de Leo Messi del Barça ya se conocía desde antes que el argentino se marchara: Koeman se queda un año más como técnico del club y es el encargado de encabezar la reestructura en medio de una crisis histórica en los planos económico y futbolístico.

Quedó más que claro en la campaña anterior que el holandés, con todo y que es una leyenda del Barça por su paso como futbolista, no está a la altura para ser el técnico de un equipo que es distinto al resto, que tiene obligaciones a las que no puede renunciar.

El FC Barcelona no puede estar preocupado por “cortar el juego” o “cometer faltas” frente a nadie y menos ante el Getafe. El equipo debe fundamentar su desempeño en la tenencia del balón, en desesperar al rival, en desgastarlo y agotarlo debido a que lo vea pasar la mayor parte del tiempo.

Suena sencillo y no lo es, desde luego, pero esa es la esencia y filosofía del Barça, la cual Koeman conoce de sobra, pero extrañamente no apuesta por ella.

La temporada pasada recibió muchas críticas porque adoptó como fórmula defender ventajas de un gol renunciando a tener la pelota y llevando a cabo cambios netamente defensivos… Y todavía al final de algún partido se dijo extrañado por los cuestionamientos.

Así las cosas, el conjunto culé empieza su andar esta campaña sin Messi y con Koeman, el mismo que es capaz de despreciar a un talento como Riqui Puig, sencillamente porque el chico no le cae bien, ya que argumentos futbolísticos para no tomarlo en cuenta, no tiene.

La saña del entrenador hacia el canterano no tiene límites, al grado de que en tres partidos ni siquiera lo ha mandado a calentar, y ha preferido debutar a jóvenes de 17 o 19 años antes que darle una oportunidad a Puig, quien lleva a la espera de la misma por lo menos dos o tres campañas.

De nuevo, ese es Koeman y se perderá un año más con su gestión en el club. El presidente Joan Laporta no ha sido capaz de identificar que le salía más barato liquidar al holandés antes que dejarlo que cumpla su contrato.

Ni títulos, ni buen futbol, ni apuesta real por la cantera, ni reestructura, ni futuro ni nada. Con Koeman al mando será otra temporada de decepciones, de jugar mal, de apelar ahora a Memphis Depay para que resuelva algunos juegos —si es que es capaz de mantenerse como figura—, de pretextos y de mucha tristeza.

El Barcelona enfrenta el duelo post Messi con un ‘terapeuta’ que es la viva imagen de la depresión.


Messi-Depay, la sociedad que nunca fue en el FC Barcelona

BARCELONA — Memphis Depay se ha convertido en la mejor noticia del Barcelona. Apenas tres jornadas de Liga han sido suficientes para demostrar que su fichaje no fue un simple capricho de Ronald Koeman sino mucho más una excelente apuesta deportiva del entrenador holandés, que venció las reticencias de una secretaría técnica que dudaba de su encaje para convertirle, contra lo que él mismo esperaba, en el jugador franquicia de un equipo necesitado de liderazgo tras la intempestiva marcha de Leo Messi.

“A Messi ni tuve tiempo de conocerlo. Llegó más tarde por las vacaciones tras la Copa América y ni siquiera tuve tiempo de saludarlo” afirmó Memphis en una entrevista concedida al diario El Periódico, cerrando un capítulo que ni tan solo llegó a abrirse. Lo dijo dos semanas después de proclamar en otra entrevista, a TV3, su sueño de “jugar con él. Espero que se haga realidad”… Pero no se hizo.

El delantero holandés reaccionó con la misma sorpresa y estupor que sus nuevos compañeros cuando conoció la no continuidad del crack argentino “pero no mostró ninguna decepción” se advierte desde la Ciudad Deportiva del club, donde se destaca su “personalidad y seguridad”.

La procesión debería ir por dentro, de la misma manera que entre los responsables deportivos azulgranas, y con Koeman en el primer plano, para quienes esa sociedad que debió ser y no será habría significado una de las claves del equipo.

Memphis no era contemplado como el sucesor de Luis Suárez (las características de ambos son muy distintas en el césped) pero sí como el futbolista señalado para recuperar las mejores sensaciones futbolísticas de Messi, un socio ideal atendiendo a su movilidad, su rapidez, su versatilidad en el ataque y su capacidad de asociación… Además del olfato goleador que ya dejó patente en Lyon.

Koeman visualizaba una pareja indiscutible formada por Memphis y Messi, acompañados por Ansu y con Griezmann como enganche. Siempre contando también con la presencia de Dembélé y, en ese caso, mostrándose abierto a la salida de Philippe Coutinho, futbolista a quien no se refirió el entrenador azulgrana hasta una vez comenzada la temporada oficial, mostrándole un apoyo que no le trasladó antes. Esa fue la diferencia entre la presencia y la ausencia del crack rosarino.

Messi estrenó su aventura con el PSG el domingo, horas después de que Memphis confirmase en el Camp Nou las expectativas que tenía con él Ronald Koeman. Y quedó la sensación de lo que pudo ser… Y no fue.


Barcelona ‘hace caja’ con Emerson y lo vende al Tottenham, pese a que lo acababa de recuperar

  •  

BARCELONA — El Barcelona anunció este martes el traspaso de Emerson Royal al Tottenham por 25 millones de euros, menos de tres meses después de ficharle al Betis y dejando un beneficio económico para el club azulgrana cercano a los 14 millones.

El lateral brasileño, presentado el 2 de agosto en el Camp Nou, fue titular en la última jornada, frente al Getafe, después de intervenir desde el banquillo en las dos primeras fechas de la Liga. Ronald Koeman, el mismo domingo por la noche, dio su visto bueno a la salida del jugador, apenas ser informado por el club del interés del Tottenham en su fichaje.

Emerson se convirtió de esta manera en uno de los jugadores más breves en la historia moderna en el Camp Nou, confirmándose todas las especulaciones que rodearon a su fichaje, contemplado como un jugador con el que el Barça, cuya situación económica es muy delicada, tenía la intención de conseguir un beneficio, por limitado que fuera.

En su contrato de compra con el Betis se especificó que el club andaluz se reservaba el 20 por ciento de una futura venta, por lo que el Barça ingresará 22,5 millones de euros de los que se restarán los 9 que ya pagó por el fichaje.

El impacto del brasileño, quien se presentó con la intención de convertirse en el sucesor definitivo de Dani Alves, quedó muy pronto limitado en la plantilla, viéndose por detrás de Sergiño Dest en la pelea por la titularidad. Koeman quedará con Mingueza, quien ya jugó durante varios partidos en el lateral, como acompañante de Dest para el puesto, pudiéndose incluso tener en cuenta a Sergi Roberto, que también tiene experiencia probada en el lateral derecho

ILAIX… Y MÁS

La marcha de Emerson siguió a la de Ilaix Moriba, anunciada también por ESPN Deportes, que cerró su traspaso oficialmente al Leipzig, que pagará por su fichaje 16 millones de euros fijos más unos variables de 6 millones y reservándose el Barça el 10 por ciento de una futura venta por parte del club alemán.

Con los dos traspasos, el Barcelona sumó cerca de 85 millones de euros ingresados. A ellos hay que sumar los 5 millones cobrados del Getafe por Aleñá, 8.5 millones del Niza por Todibo, 15 del Leeds por Junior Firpo, 3.5 del Almería por Akieme, 3.5 del Olympique de Marsella por Konrad y 6 del Wolverhampton por la cesión de Trincao.

Además del 1.8 millones ingresados por el porcentaje que se reservó de una venta del Getafe por Cucurella, traspasado por 18 al Brighton.

A estas operaciones se debería sumar en breve la confirmación de la cesión de Alex Collado al Sheffield United de la Segunda División inglesa, toda vez que el exterior de la cantera, que no aceptó su marcha al Brujas, ya conoció de primera mano por parte de Koeman que no iba a entrar en sus planes y ni tan solo tenia adjudicado un dorsal de la primera plantilla.

 

 

3 comentarios

    • El Conde MD el 31 agosto, 2021 a las 10:25 pm
    • Responder

    El FC Barcelona sigue en KO, ahora tambien se deshacen de Griezmann, venden a Emerson, venden a Ilaix, no entiendo nada. Esta temporada pinta gris con pezpuntes negros…

    • Chikungunya el 1 septiembre, 2021 a las 8:26 am
    • Responder

    A llorar a la generalitat.

    • Slugger el 1 septiembre, 2021 a las 10:11 am
    • Responder

    Hace rato no veo los juegos del Barcelona, ahora mucho menos, no los veo ni de gratis, si tuviera que pagar por ello….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.