Para Guardar; Las nuevas Grandes Ligas (II)

7:07:51 PM

 

 

 

 

 

Por el amigo de la peña: Rolando Ortiz Torres.

 

 

A pesar del éxito inicial de la NNL los clubes del béisbol negro continuarían siendo en esencia independientes, manteniéndose de gira prácticamente todos los años, siendo esta modalidad una parte importante de su estructura y de su misma sobrevivencia.

Así, muchos otros clubes a lo largo del país se mantenían activos y los mismos participantes de la NNL alternaban con otros equipos independientes o de otras regiones. De esta forma por ejemplo clubes como Cleveland Tate Stars y Pittsburgh Keystones jugarían regularmente contra los equipos de la NNL y a esta liga estuvieron asociados oficialmente los mejores equipos del Este, el Hilldale y el Bacharach Giants, los que jugaron varias series ante los equipos de la NNL, tanto en giras de estos al este del país como en visitas del Bacharach al medio-oeste.

La estabilidad del reciente circuito fue puesta a prueba ese mismo 1921 cuando el American Giants fue invitado a sumarse a la Continental Baseball League lanzada ese año por Andrew Lawson para competir con la Americana y la Nacional de las Mayores como había hecho unos años antes la Liga Federal y la cual se pensó como una liga racialmente integrada y en la que también tendrían cabida los miembros de los Medias Negras de 1919 y varios conjuntos estelares del béisbol negro. Foster tuvo el buen tino de declinar la oferta.

1921. Esta segunda edición de la NNL contó nuevamente con ocho conjuntos del medio-oeste: Chicago American Giants, Kansas City Monarchs, St. Louis Giants, Indianapolis ABCs, Detroit Stars, Cuban Stars y Columbus Buckeyes, el cual hizo su entrada por el Dayton Marcus. Los Cubans tuvieron en esta temporada su sede en el Redland Field, estadio del Cincinnati Reds, por esta razón también serían conocido ese año como el Cincinnati Cuban Stars y tuvieron al timón una vez más a Tinti Molina. Una nota muy importante sacudió la liga antes de su arrancada: el Indianapolis ABCs vendió a su jardinero estrella Oscar Charleston al St.Louis Giants y ya desde el inicio este empezó a rendir para su nuevo conjunto despachando dos jonrones y cuatro sencillos ante el Chicago Giants. En ese mismo desafío por el Giants debutaría con jonrón, triple y dos sencillos John Beckwith quien sería con el paso de los años una de los grandes sluggers de aquellos circuitos. Nueve días antes ya Beckwith se había convertido en el primer jugador en la historia en sacar la pelota fuera del Redland Field en un choque ante el Cuban Stars dando temprano aviso sobre su gran poder.

El Chicago American Giants mantuvo prácticamente el mismo conjunto del año anterior siendo el cambio más notorio la incorporación de Jimmie Lyons en el left field en detrimento de Judy Gans permitiéndole así a los de la ciudad de los vientos contar con uno de los mejores cuerpos de jardineros en la historia del béisbol negro e independiente: Jelly Gardner, Cristobal Torriente y Jimmie Lyons.

Desde el Spring-Training iniciado en Florida el conjunto de Foster fue ajustando la maquinaria y el 7 de mayo abrieron las hostilidades en casa contra Kansas ganando 2×0 apoyados en el brazo de Dave Brown quien solo permitió un hit y ponchó a nueve rivales. Ganarían dos de tres en esa serie, pero su pitcheo perdió el rumbo en cinco juegos ante St. Louis permitiendo 40 carreras, aunque lograron aruñar par de juegos.

Dividirían luego con el Cuban Stars en casa en cuatro desafíos para iniciar junio jugando para 500 y sería en este mes cuando comenzarían la carga para repetir el título, comenzando con los dos últimos juegos ante los Cubans, una racha de 12 victorias en sus primeros 13 juegos de ese mes, barriendo a los Buckeyes y ABCs en series de cuatro y en dos juegos al Chicago Giants. La racha caería ante el ABCs en la próxima subserie: tras ganar el primero de un doble el 26 de junio, el segundo se selló en empate 1×1 en el séptimo y la repetición de ese juego al siguiente día seria victoria de los de Indianápolis 6×4. El siguiente desafío sería una de las remontadas más épicas de este deporte.

El American Giants permitiría al ABCs seis carreras en el primer inning y otras cuatro en el tercero para colocarse rápidamente debajo en la pizarra 10×0, pero en el octavo los chicos de Foster pisaron nueve veces el home plate a lo que ripostó el local con ocho carreas en esa misma entrada para ponerse arriba 18×9 y desatar la locura de los fanáticos quienes sin embargo, vieron atónitos como el rival anotaba nueve en el noveno para igualar el cotejo, el cual finalizaría en empate tras el cero recibido por el ABCs en la baja de esa entrada. Jonrones con la casa llena de Torriente y George Dixon así como seis squeeze plays consecutivos y 11 toques fueron claves en los racimos de los de Chicago, una muestra del típico estilo de juego de aquel equipo.

Arrancando el 3 de julio los campeones defensores ganarían cuatro de seis a los Monarcas con dos lechadas a la cuenta de Tom Williams (un solo hit) y Tom Johnson. Luego vendrían tres triunfos seguidos ante St. Louis y tres derrotas en fila ante el mismo conjunto en las cuales fue clave Oscar Charleston con tres vuelacercas. De visita en Cincinnati se llevarían tres de cinco para cerrar de lideres el 30 de julio arriba de los Monarcas y Detroit, equipo este último con excelente rendimiento desde el mismo inicio de campaña ganando 18 de sus primeros 22 juegos.

Iniciarían luego una seguidilla de seis triunfos en casa: tres ante el Buckeyes, uno ante el Cubans y dos sobre St.Louis. Tras otros encuentros los hombres de Foster se fueron el primer lunes de septiembre a una serie de seis choques ante los Monarcas que decidiría definitivamente el banderín, ya que estos estaban solo un punto por debajo en el porciento de victorias y para colmo se pusieron en la cima tras ganar los dos primeros desafíos. Un doble de Torriente con la casa llena ayudó a devolver la punta al American Giants el 5 de septiembre con triunfo de 8×2 a lo que seguiría tres victorias más para hacer efectivo el gallardete de la NNL por segundo año consecutivo cerrando con barrida sobre Detroit y división ante el Cuban Stars en series de dos juegos dejando su record en 44-22, cuatro juegos y medio sobre los Monarcas y cinco sobre St. Louis.

Entre varios momentos destacados dos hechos notables involucraron al Cuban Stars esa temporada. El 21 de agosto el as de Indianapolis Harry Kenyon se enfrascó en un duelo de 17 innings con el cubano José Leblanc ganado por el norteño 6×5 con ambos serpentineros caminando toda la ruta. Ademas, el Cuban seria victima el 6 de junio del primer no hitter de estos circuitos cuando Bill Gatewood del Detroit Stars los derrotara 4×0 en el Mack Park de Detroit.

Cercano a los 40 años Gatewood enfrentó a 29 bateadores con diez ponches, dos boletos y contribuyó con un jonrón solitario y otra anotada al triunfo de su equipo. El Cuban Stars, con varios veteranos y ocho nuevos jugadores respecto al año anterior, solo sacó cuatro pelotas a los jardines. Parece que el hombre le tomaba la medida al Cuban ya que el 13 de mayo de 1916 les había propinado otro no hitter de 4×1 con seis ponches y ese mismo 1921, tres días después de su joya, se combinó con Bill Holland para propinarles espesa lechada de 6×0.

Desde el punto de vista individual Oscar Charleston estaba en la cumbre de su carrera por aquellos años y en 1921 volvió a descollar liderando el WAR de posición (6.1), el average (433), el wOBA (546), el OBP (512), el slugging (736), las anotadas (104), los jonrones (15), la empujadas (91), el ISO (303), el OPS+ (250), las carreras creadas (105), los extrabases (44), el OPS (1248), el porciento de victorias a la ofensiva (926) y el Power-Speed (20.4) mientras se ubicó segundo en total de bases, boletos, bases robadas, tercero en triples y quinto en WAR general. Charleston se convertía en esa campaña en el primer jugador en amasar la Triple Corona de Bateo. Un MVP sin discusión.

Ben Taylor del ABCs encabezó los hits (160), el total de bases (212) y los dobles (25). Clint Thomas del Buckeyes lideró en triples (18) mientras Joe Hewitt del St. Louis recibió 46 boletos y se robó 33 almohadillas. Charlie Blackwell del St. Louis tuvo también notable destaque al anclar segundo en WAR de posición, ISO, bateo, wOBA, OBP, slugging, anotadas, OPS+, extrabases y tercero en jonrones, empujadas, carreras creadas y Power-Speed. Por el equipo campeón el cubano Cristóbal Torriente fue segundo en triples, tercero en jonrones, wOBA, OPS+, ISO, cuarto en WAR de posición, bateo, OBP, slugging, boletos, Power-Speed y quinto en empujadas.

Si el accionar de Charleston fue espectacular, otro futuro miembro del Salón de la Fama mostraba credenciales desde la lomita. Joe ¨Bullet¨ Rogan demostró con el Kansas City el as de dos vías que era encabezando el WAR general (8.1), el PCL (1.72), el ERA+ (223) y las victorias ajustadas al pitcheo (4.1) fue segundo en completos, tercero en victorias y lechadas, cuarto en por ciento de ganados y quinto en ponches a la vez que desde los jardines compilaba línea ofensiva de 305/384/483 con 6 jonrones, 47 remolques y OPS+ de 144, excelente desde todos los puntos de vista. El cubano Julio Leblanc del Cuban Stars estuvo al frente del WAR de lanzadores (6.2), fue segundo en WAR general (7.0) y completos, tercero en PCL, WHIP, ERA+, aperturas y cuarto en triunfos. Dave Brown del conjunto campeón encabezó junto a Bill Drake de St. Louis las victorias (17), junto a Jim Jeffries del ABCs las lechadas (5) y en solitario el porcentaje (895, balance de 17-2), el FIP (2.77), el bateo rival (206) y el WHIP (1.004), además de ser segundo en PCL, ERA+ y tercero en ponches. El mismo Jeffries lanzó 42 juegos, 261 entradas, abrió 28 veces y enfrentó a 1090 bateadores mientras Bill Holland ponchó a 140 rivales y Rob Roberts del Columbus completaba 23 desafíos.

Este año la liga menor Negro Southern League jugaría su primera campaña y el Montgomery Gray Sox alzaría el gallardete bajo el liderazgo de Norman Stearnes quien seria uno de los mayores sluggers del béisbol negro e independiente.

 

Continuará…



 

 

3 comentarios

    • Amaya el 1 septiembre, 2021 a las 9:51 pm
    • Responder

    Excelentes crónicas e historias vivientes Rolo en las cuales se evoca el accionar de los cubanos y sobre todo el protagonismo de Cristóbal Torriente, hombre clave e imprescindible en las hazañas de su equipo

    • El Conde MD el 1 septiembre, 2021 a las 10:05 pm
    • Responder

    Coño mi herma ya estabamos esperando la segunda entrega de estos trabajos, excepcional como siempre sus post, un placer para todos tenerlo aqui en la MD..

    • Dr. Reinaldo el 3 septiembre, 2021 a las 4:11 am
    • Responder

    Seguimos guardando Roly todos tus trabajos de la NL…no te detengas brother….Muchas FELICIDADES a todos los PEÑISTAS y AMIGOS que hacen posible día a día este proyecto de la MD por haber llegado a los 29 millones…..muy pronto estaremos cerrando los 30 Millones…Abrazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.