Para Guardar; Las nuevas Grandes Ligas (IV)

8:12:58 PM

 

Por el amigo de la peña: Rolando Ortiz Torres.

 

 

El éxito de la NNL y la rivalidad entre dueños y promotores inspiró competidores como ya vimos. En 1923, tras tres campañas de la NNL en el medio-oeste, los fuertes equipos del noreste finalmente unieron fuerzas y echaron a andar la Eastern Colored League de la mano de Ed Bolden, dueño del Hilldale Club y el estadio Hilldale Park, y el agente blanco Nat Strong, propietario del Brooklyn Royal Giants, con participación en el Cuban Stars y que controlaba las taquillas del béisbol negro en el este. Seis conjuntos se sumaron a esa primera campaña: Hilldale Club y Bacharach Giants, quienes habían fungido como miembros asociados de la NNL y se salieron para conformar el nuevo campeonato, así como Brooklyn Royal Giants, Baltimore Black Sox, Cuban Stars East (dirigidos por Pelayo Chacón) y Lincoln Giants.

En una reunión celebrada el 24 de febrero en Filadelfia se ultimaron los detalles para iniciar la temporada unos meses más tarde, se realizó el calendario de juego y se prepararon los rosters de los equipos. Ben Taylor propuso un acuerdo para llevar a varios jugadores del ABCs de la NNL a Washington a cambio de entrar al club en la ECL, lo cual ocurriría en 1924.

En un boletín emitido el 6 de abril la NNL avisaba que aquellos jugadores con contrato en su circuito y que hubieran firmado con la liga rival tenían hasta el 28 de ese mes para retornar a sus equipos o serían expulsados de por vida de la competición. Ya desde diciembre Rube Foster tenia malas noticias cuando Olivia Taylor negoció a Charleston con él por la difícil situación económica que estaba enfrentando el ABCs a lo que sumó la marcha de estrellas como Mackey y Ben Taylor. Afortunadamente, Foster pensaba que Charleston debía jugar para el ABCs por el bien de la liga y lo mandó de regreso tras un trato acordando un subsidio con Olivia para 1923 y según el cual Charleston iría a Chicago en 1924. En 1924 el ABCs desaparecería tras jugar menos de 20 desafíos y Charleston no iría a Chicago pasando a jugar en la ECL con el Harrisburg Giants.

La creación de esta competición en el este fue la gran noticia de 1923 y la NNL perdió a varias de sus estrellas como Biz Mackey, George Scales, Pop Lloyd, Clint Thomas, Dave Brown, entre otros, algo que se repetiría en el futuro cercano iniciando una guerra entre ambos bandos que duraría dos años, pero Foster supo capear el temporal incorporando a la Liga nuevos jugadores de otros circuitos y este 1923 se trajo a la competición a tres futuros miembros del Salón de la Fama: su hermano Willie Foster, Mule Suttle y Turkey Stearnes.

 

Ed Bolden y Nat Strong, las figuras claves detrás de la fundación de la Eastern Colored League.

 

1923. ECL. Desde el mismo inicio este circuito se enfrentó a dos problemas importantes: la falta de cooperación entre los dueños y el problema constante para mantener un calendario balanceado por las dificultades de los equipos para rentar parques para jugar de local, problema este que no tuvo el Hilldale al contar con su propio estadio.

Bolden mantuvo su idea de crearse un gran equipo y despidió a buena parte de su viejo roster para traerse a lo mejor disponible en el este y a la mayor cantidad de talentos de la NNL de dónde se trajo al segunda base Frank Warfield (Detroit), al inicialista George Carr (Monarcas), al catcher Biz Mackey (Indianapolis) y al jardinero Clint Thomas (Detroit), además de sumar a Henry Lloyd (Bacharach) como torpedero y Hosley Lee (Baltimore) como abridor. El plan de Bolden fué un éxito aglutinando un tremendo equipo que sería el más potente de la ECL y el trío de jardineros compuesto por Thomas, George Johnson y Otto Briggs fué bautizado por el Philadelphia Inquirer como “el outfield del millón de dólares”. En 1923 contó con los servicios de cuatro futuros miembros del Salón de la Fama: Pop Lloyd, Judy Johnson, Biz Mackey y Louis Santop.

La fuga de talentos desde el oeste se daba como resultado de los salarios más altos que pagaban los dueños de la ECL a lo que contribuía el hecho de que en el este se pagaba menos por los alquileres de estadios y las distancias que recorrían los equipos eran mucho menores que en la NNL lo que representaba menores gastos para los conjuntos. Durante la existencia de la ECL se estima que más de 30 estrellas de la NNL brincaron al este.

Como sucedió en la primera campaña de la NNL con el fácil triunfo del Chicago American Giants, el Hilldale Club del presidente de la ECL, Ed Bolden, dominó con comodidad el circuito (37-21) ganando casi el doble de juegos que el segundo lugar (Cuban Stars East con 22-16) apoyados en las prestancias del veterano John Henry Pop Lloyd en funciones de manager-jugador, el máscara y campeón de bateo Biz Mackey, el jardinero líder jonronero e impulsador George Johnson y el joven zurdo James Nip Winters. El Hilldale, fundado en 1910 y devenido profesional en 1916 fue sin dudas el más poderoso conjunto de la ECL ganando los primeros tres campeonatos en fila, así como una Serie Mundial.

Sin embargo, antes del inicio parecía que al menos el New York Lincoln Giants podía hacer resistencia tras haber firmado a dos de los mejores tiradores de la NNL: Dave Brown de Chicago (43-8 en sus tres campañas precedentes) y Bill Holland de Detroit. Ellos se unieron a Joe Williams, el mejor lanzador por entonces del béisbol negro y que actuaba también como manager y a Sam Streeter, zurdo de calidad traído de la Negro Southern League, para formar uno de los mejores cuerpos de lanzadores jamás vistos, pero poco pudieron hacer y anclaron finalmente en la quinta plaza.

Curiosamente el juego inaugural de la liga el 28 abril ante 17 000 fanáticos en el Hilldale Park debió ser suspendido por lluvia en el sexto con el Hilldale delante 4×2 sobre el Bacharach. Ping Gardner se llevó la victoria y Lewis Hampton, quien permitió tres carreras en el mismo primer capítulo, cargó con la derrota. Además de sus victorias en la liga al conjunto se le acredita balance de 137-43 en todas las competiciones ese año y terminó ganando 17 juegos en línea en el mes de junio, compiló 18 lechadas y anotó casi siete carreras por desafío. El 29 de septiembre el Hilldale seria declarado oficialmente campeón de esa primera temporada.

El 11 de mayo la prensa reportaba que los más de 9 000 fanáticos que presenciaron el doble juego entre Black Sox y Bacharach (vitoria en el primero para Baltimore 6×4 y triunfo de los de Atlantic City en el segundo 15×9) era la mayor asistencia en la historia del Maryland Park, mostrando el entusiasmo despertado en sus inicios por el campeonato.

Individualmente el Hilldale dominó también. Biz Mackey fue sensación, liderando el WAR de posición (2.9), el bateo (423), el OBP (456), el slugging (588), el OPS (1044), los hits (77), el OPS+ (192), las carreras creadas (48) y el wOBA (463), Otto Briggs encabezó con 52 las anotadas, George Johnson el total de bases (117), el ISO (197), los jonrones (8), las impulsadas (46), los robos (13), los extravases (21) y el Power-Speed (9.9) y Clint Thomas los dobles (14). Smith del Birmingham quedó al frente de los triples (6).

En el pitcheo, Nip Winter (MVP para mi criterio) encabezó el WAR general (3.6) y el de los lanzadores (3.4), así como el PCL (2.36), las victorias (10), los salvados (3) y el ERA+ (168), fue también segundo en entradas, aperturas, completos y tercero en ponches. Hubert Lockhart del Bacharach fue líder en porcentaje (778), WHIP (1.099) y lechadas (2) y el jamaicano Oscar Levis del Cuban Stars quedó al frente en el FIP (2.61).

Sin dudas fueron de notable importancia para el joven campeonato el fichaje de jugadores estelares de la liga rival y trascendió el debut de dos futuras estrellas: el lanzador Arthur Rats Henderson del Bacharach líder en entradas (152.2), ponches (100), lanzados (22), aperturas (17), completos (14), bateadores enfrentados (632), derrotas (10) y colíder en victorias (10) y el cubano Martín Dihigo con el Cuban Stars quien compiló a sus 18 años línea de 208/246/283 con tres dobles, tres triples, 15 impulsadas y 15 anotadas en 18 desafíos como inicialista principalmente.

1923. NNL. Esta campaña, después de dos segundos lugares y un tercero en los años anteriores, el Kansas City Monarchs pudo al fin alzar el gallardete y quebrar el dominio del Chicago American Giants. Este equipo propiedad de J.L. Wilkinson, el único magnate blanco de la Liga de Foster y uno de los principales directivos de aquella época, contó con el aporte de Heavy Johnson, el excelente rendimiento una vez más del as de dos vías Bullet Rogan, las prestancias del torpedero Dobie Moore y la conducción como manager-jugador del ya veterano cubano José Méndez para por fin finiquitar las acciones a su favor en septiembre cerrando con balance de 54-32 para 628 de promedio y dejar atrás a Chicago (39-24, porcentaje de 619) y Detroit (39-27, porcentaje de 591).

Además de la creación de una liga rival y la fuga de estrellas, Foster tuvo problemas para mantener el circuito con ocho equipos. Iniciaron esa campaña los clubes Chicago American Giants, Kansas City Monarchs, Indianapolis ABCs, Detroit Stars, St. Louis Giants, Cuban Stars West, Toledo Tigers y Milwaukee Bears, pero Toledo abandonó el campeonato en julio y Milwaukee en agosto por lo que se debió mirar hacia el sur a los quipos asociados ese año y que serían miembros plenos en el futuro: Birmingham Black Barons y Memphis Red Sox.

Un hecho destacable fue que en una reunión celebrada en marzo J.L. Wilkinson y otros dueños de equipo votaron a favor del uso exclusivamente de árbitros negros en los juegos en detrimento de la práctica de usar árbitros blancos como se hacía regularmente. El 26 de abril Foster contrató siete árbitros negros para los juegos de liga lo cual tuvo un costo adicional de 4 000 dólares al tener estos que moverse de ciudad a ciudad algo que no ocurría con los umpires blancos. A pesar de algunas protestas la decisión se mantuvo y esta práctica se incrementaría en los años venideros. El sábado 28 de abril en la apertura en Kansas ante el American Giants, los Monarcas ganaron 5×0 del brazo de Bullet Rogan quien tiró el juego completo con apenas dos sencillos y dominaron la serie 3-2, siendo esta la primera serie en la historia de la NNL en ser oficiada por árbitros negros recayendo el honor en Bert Gholston y Billy Donaldson.

La serie desarrollada entre St. Louis y Chicago terminando mayo trajo par de juegos interesantes cuando el 19 de ese mes el American Giants marcó seis anotaciones en el noveno para ganar 9×6 viniendo de atrás a lo cual respondió el Stars el día 22 con siete carreras en el noveno para borrar una ventaja de 10×4 y terminar ganando 11×10 tras recibir la ayuda de Ed Rile quien permitió tres hits consecutivos y luego regaló cuatro bases en fila. El 27 de mayo en el Schorling Park de Chicago un graderío levantado de emergencia ante la gran concurrencia que se preveía para ver a los locales ante los Monarcas colapsó en el séptimo inning cuando el choque iba 2×2 llevando al césped a unos 1500 fanáticos de los cerca de 15 000 que presenciaban el desafío, debiendo ser hospitalizados 28 de ellos. Cuando se reanudo el partido este se fue a extra inning con igualada a cuatro rayas. En el décimo un sencillo de Jim Brown remolcó a Cristóbal Torriente con la del gane para el local.

Tras haber ganado ocho de once juegos, los Monarcas cayeron cuatro veces en fila en Chicago para bajar al tercer puesto y como las cosas continuaron mal, en junio los fans perdieron el interés por el desempeño mediocre del equipo, lo cual llevó a Wilkinson a sustituir a Sam Crawford a mitad de campaña de la dirección y poner en su cargo al cubano José Méndez quien se mantendría al frente hasta 1926. Al decir de Newt Allen el cubano fue uno de los más inteligentes managers que tuvieron y se ganó el respeto de los jugadores.

El 11 de junio, en un interesante duelo, Ed Rile solo toleró un inatrapable en la victoria del conjunto de Foster 2×0 sobre St. Louis por el cual el estelar Jimmy Oldham solo permitió tres hits pero soportó dos carreras en la primera entrada que terminaron por definir el partido. Doble de Jim Brown con Torriente en circulación y un error de Eddie Holtz fueron las claves para ambas anotaciones. Unas semanas después, el 26 de junio, Rile se combinó con Aubrey Owens para una lechada de 20×0 sobre Detroit en la cual Chicago anotó 12 veces en el segundo capítulo. En el marcador final se juntaron poder y velocidad de los Giants con tres robos de home y jonrones de Torriente y Malarcher.

El 28 de julio en su primer juego en el nuevo estadio Muehlebach Field los Monarcas cayeron por lechada de 6×0 pero dominarían el resto de los juegos de la serie llevando al equipo a la punta del campeonato aunque la asistencia continuo siendo baja. El 31 de julio Heavy Johnson conectaría el primer jonrón en este estadio al sacarla en el primer inning ante Jack Marshall de Chicago. La semana siguiente los dirigidos por Méndez marcaron 52 carreras en cinco juegos ante los Bears. Méndez y Rogan se combinaron para un no hitter de 7×0 el 5 de agosto en esa sub serie. Tras haber ganado los Monarcas 6×1 el primero del doble juego de aquel domingo, Méndez lanzó cinco entradas perfectas en el segundo choque, mientras Rogan trabajó cuatro entradas sin hits perdiendo el perfecto por un boleto concedido en el sexto capítulo. El juego marcó una racha de 13 entradas lanzadas por Rogan con apenas un hit permitido, ya que había relevado a Currie en el primer inning del anterior juego ante Chicago, concediendo solamente un sencillo en el mismo. Rogan había perdido ya un juego sin hits a principios de mes cuando el día 5 mantuvo apagada a la tanda de Chicago hasta el noveno, momento en que los locales llenaron las bases por doble de Bingo DeMoss, boleto a Beckwith, sencillo de Kenyon y un infield hit de Malarcher que trajo la del gane de los locales 1×0.

Los encuentros ante Chicago eran picantes y fieros y no faltaban las trifulcas. Tras una particularmente violenta de los Giants y los fans sobre los Monarcas estos esperaban con ansias la revancha en casa. Sin embargo, Wilkinson supo dejar las cosas claras cuando les espetó: ¨Les estoy pagando por jugar pelota, no por pelear. Recuerden eso. Si empiezan alguna pelea, se van y no los volveré a ver en ningún otro equipo. Los voy a desaparecer del juego. ¨

No hubo venganza y los Monarcas capturaron el título el domingo 8 de septiembre al derrotar por partida doble al ABCs 9×3 y 4×3, pero reflejando la confusión típica de estos torneos sobre cuales juegos deberían contar para el campeonato, Foster decidió que Kansas debía ganar al menos dos juegos de cinco ante Detroit para ser declarados ganadores. Los muchachos de Méndez ganaron los dos juegos para ser inobjetablemente reconocidos como campeones de la NNL finalizando la temporada con dos victorias el 29 de septiembre ante St. Louis.

Heavy Johnson por los campeones se llevó la Triple Corona encabezando el bateo (406), el WAR de posición (5.8), el slugging (722), el OPS (1193), el OPS+ (207), las carreras creadas (125), los extra bases (65), el Power-Speed (18.4), el wOBA (509), los juegos jugados (98), las anotadas (91), los hits (152), el total de bases (270), los dobles (32), los jonrones junto a Jim Taylor (20), las impulsadas (120), fue segundo en WAR general, OBP, triples y tercero en ISO. Cristóbal Torriente de Chicago lideró el OBP (481) y fue segundo en bateo, Turkey Stearnes de Detroit encabezó los triples (14) y el ISO (348), McNair de Kansas recibió 49 bases y Charleston del ABCs se robó 25.

Rogan volvió a encabezar el WAR general (8.6), el WAR de lanzadores (6.0), las victorias (16), las entradas (248.1), los ponches (151), las aperturas (24), los completos (20), las lechadas (4), los bateadores enfrentados (1013), y el FIP (3.02), quedó segundo en PCL,WHIP y ERA+, tercero en lanzados y con el bate tuvo línea de 362/416/551 en 68 juegos con 44 remolques, 38 anotadas, 75 hits, 12 dobles y 7 jonrones, siendo quinto en OBP, sexto en bateo, slugging, OPS, OPS+ y decimo en WAR de posición…para mi sin dudas el MVP de la temporada a pesar del rendimiento ofensivo de Johnson. Ed Rile de Chicago lideró el PCL (2.53) y el ERA+ (173), Tom Williams también de Chicago el porciento (900, con 9-1), Andy Cooper de Detroit el WHIP (1.156) y los salvados (6) y Bill Force de Detroit los lanzados (37).

Por los campeones destaque para el cubano José Méndez quien rejuveneciendo laureles lanzó 24 juegos, abrió 16, completó 11, lanzó 138.2 entradas con 60 ponches, 30 boletos y tiró una lechada. El futuro miembro de los Salones de la Fama de Cuba y Cooperstown fue el que menos bases dio por cada nueve entradas (1.95), fue segundo en FIP (3.30), tercero en porciento (750, con 12-4), cuarto en PCL (3.18), WHIP (1.212), ERA+ (138), sexto en victorias (12) y séptimo en WAR de lanzadores (2.9).

A pesar del rendimiento de las estrellas como Torriente, Charleston, Rogan, Johnson, Ed Rile o Darltie Cooper sin dudas Jim Taylor merece atención especial como hace notar Gary Ashwill de Seamheads. El hermano de C.I y de Ben, contando ya con 39 años y fungiendo como manager y jugador para Toledo y Detroit despachó 20 pelotas lo cual por sí solo no parece sorprendente hasta que miras el dato que entre 1916 y 1922 Jim solo había conectado ¡dos jonrones en 288 juegos! y claro, no es que el hombre se dopara ni mucho menos. Disparó cinco con Toledo y al salirse estos de la liga se pasó al Detroit y supo aprovechar las bondades de esa cerca tan corta que poseía el Stars Park por el jardín izquierdo ya que disparó los restantes 15 cuadrangulares jugando de local en ese estadio para culminar de colíder en ese departamento.

Continuará…



 

Artículo anterior: Para Guardar: Las nuevas Grandes Ligas (III)

Artículo anterior: Para Guardar; Las nuevas Grandes Ligas (II)

Artículo anterior: Para Guardar; Las nuevas Grandes Ligas (I)

 

6 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Roli mi hermano no se como te las arreglas para superarte en cada articulo, de verdad, estas dopado jaja. Tremendo peloteros teníamos en la época que no jugaron MLB como los que mencionas con nuestro MD a la cabeza que eran estrellas en las Ligas Negras, mas esos grande jugadores americanos que sin dudas todos hubieran triunfado en Grandes Ligas porque el talento y la inteligencia nacían con ellos. Un abrazo mi hermano y me ha encantado esta saga, en espera del próximo capitulo.

    • Amaya, el 13 septiembre, 2021 a las 9:20 pm
    • Responder

    Muy buenos bateadores en las Ligas Negras, como Biz Mackey, Heavy Johnson quienes batearon por encima de .400, destaque también para nuestro Cristóbal Torriente y José de la Caridad Mendez
    Pensé también que no había dirigentes blancos en las Ligas Negras
    Gran rivalidad entre los equipos existió siempre
    Esperamos la nueva entrega Rolo para seguir desandando los caminos de la historia de las Ligas Negras

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) el 13 septiembre, 2021 a las 10:44 pm
    • Responder

    Roly, usted esta fuera de serie amigo, excelentisimos trabajos estos, impresionante la cantidad de peloteros de gran calidad q transitaron por ligas negras, ahi tenemos una gran representacion, esperamos la otra parte del trabajo.

    Saludos

    • Dr. Reinaldo el 14 septiembre, 2021 a las 4:40 am
    • Responder

    Roly eres un salvaje y fuera de liga con estos trabajos……realmente estàn exclentes para seguirlos guardando….Gracias hermano por tu gran amor y sacrificio de entrega…..Abrazos..

    • El Conde MD el 14 septiembre, 2021 a las 8:54 am
    • Responder

    Estos son articulos GRANDES LIGAS, fuera de serie…es un verdadero honor y un placer contar contigo mi hermano aqui en la MD, todas y cada una de sus entregas son sumamente disfrutadas.

    • SIEMPRE NARANJA el 14 septiembre, 2021 a las 12:12 pm
    • Responder

    Todo un extraclase José Méndez uffff…………. Ya con 36 años en las costillas y llevó como manager-jugador al Kansas City Monarchs a su primer gallardete, toda una personalidad que respetaban mucho…. Apunto de dar un juego perfecto de no ser por el boleto de Rogan en el 6to capítulo………. Pero no se le reprocha nada al Bullet Rogan quien se llevó casi todo ese año y un historial de 116 y 50 de por vida con 2.59 de PCL y bateo para 338…. un mostro ese afroamericano

    Roly.. estupendo bro……………….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.