Opinión, ¿Son los New York Mets de 1986 el mejor equipo de MLB del último medio siglo? Clasificamos a los 10 mejores contendientes

12:22:19 PM

 

¿Son los New York Mets de 1986 el mejor equipo de MLB del último medio siglo?

 

 

Los New York Mets de 1986 eran conocidos por su ánimo de pelear, sus fiestas y un elenco salvaje de personajes que los convirtieron en uno de los equipos de béisbol más memorables en la larga historia de este deporte. También deben ser recordados por sus victorias. Ganaron 108 juegos, empatados con los Cincinnati Reds de 1975 en la Liga Nacional desde los Piratas de 1909, y luego vencieron a los Houston Astros y Boston Red Sox en dos de las series de playoffs más dramáticas siempre. El documental 30 por 30 de ESPN Films sobre los Mets del 86, “Once Upon a Time in Queens”, cubre la asombrosa historia de los Mets durante dos noches, del 14 al 15 de septiembre.

Pensé que sería divertido comparar a los Mets con nueve de los otros mejores equipos de la era divisional (desde 1969), todos los equipos que ganaron al menos 100 juegos (o, en el caso de los Bravos de 1995 y los Dodgers de 2020 que estaban en camino de ganar 100 en un calendario de 162 juegos) ganaron la Serie Mundial. Así que disculpas a los Atléticos de 1972-74, que ganaron tres Series Mundiales seguidas pero no ganaron 100 juegos en ninguno de esos tres años. Ni los Indios de 1995 ni los Marineros de 2001, dos de los mejores equipos de temporada regular de la época, pero que no lograron ganar la Serie Mundial. Y no más de un equipo por franquicia.

Los 10 equipos, incluido su récord pitagórico y su clasificación de liga en carreras anotadas y carreras permitidas:

Voy a comparar a cada equipo en las ocho posiciones, bateador designado/banca, cuatro lanzadores abridores y un as de relevo. Obtienes 10 puntos por ocupar el primer lugar en una posición y un punto por ocupar el décimo lugar. No me interesa solo la temporada en cuestión. Estoy buscando una evaluación del jugador que evite temporadas profesionales o temporadas fortuitas, por lo que estaré buscando un WAR de un año más una ventana de tres años para llegar a mis clasificaciones ciertamente subjetivas.

Ya que estamos haciendo este artículo debido a la película sobre los Mets de 1986, las reseñas se centrarán en los Mets. Guardaremos la versión ampliada para el libro.


Receptor

1. Johnny Bench, Reds
2. Gary Carter, Mets
3. Lance Parrish, Tigers
4. Will Smith, Dodgers
5. Javy López, Braves
6. Jorge Posada, Yankees
7. Willson Contreras, Cubs
8. Elrod Hendricks, Orioles
9. Brian McCann, Astros
10. Christian Vázquez, Red Sox

Bench y Carter son ambos miembros del Salón de la Fama y terminaron cuarto y tercero en la votación de MVP en sus respectivas temporadas, pero Bench es la opción más fácil para el No. 1. Bench lidera en WAR de un año, 6.6 a 3.8, y aplasta a Carter en WAR de tres años, 19.1 a 11.5. Realmente, la última gran temporada de Carter fue 1985, y aunque todavía era un jugador productivo en 1986, impulsó 105 carreras, los resultados de la votación de MVP fueron un poco generosos.

 

 

 

Los Mets adquirieron a Carter de los Expos después de la temporada de 1984. En parte, los Expos querían deshacerse del salario de Carter (era el cuarto jugador mejor pagado del juego), pero había una narrativa en ese momento que a los compañeros de equipo no les gustaba Carter: lo llamaban burlonamente “Dientes” y ” Camera Carter “a sus espaldas para llamar la atención de los medios, y creó problemas en el camerino de Montreal. El gerente general de los Mets, Frank Cashen, estaba feliz de adquirir a Carter, intercambiando cuatro jugadores (el mejor es Hubie Brooks). … Tengan en cuenta la naturaleza de mentalidad ofensiva de este grupo en general. Contreras fue un novato ascendido a mitad de temporada, mientras que Smith, López y Posada estaban todos en su segunda temporada, pero los cuatro fueron receptores ofensivos.


Primera base

1. Anthony Rizzo, Cubs
2. Boog Powell, Orioles
3. Keith Hernández, Mets
4. Tino Martínez, Yankees
5. Max Muncy, Dodgers
6. Tany Pérez, Reds
7. Fred McGriff, Braves
8. Yuli Gurriel, Astros
9. Mitch Moreland, Red Sox
10. Dave Bergman, Tigers

Al igual que con el acuerdo de Carter, los Mets estaban felices de enfrentar el problema de otro equipo cuando adquirieron a Hernández de los Cardinals en la fecha límite de cambios en 1983, un acuerdo considerado como uno de los peores en la historia de los Cardinals, pero también es comprensible por qué el manager de los Cardinals, Whitey Herzog, quería deshacerse de Hernández. En su autobiografía, Herzog escribió: “Keith Hernández me estaba dando problemas. Es el mejor inicialista defensivo que he visto. Pero en la ofensiva, estaba holgazaneando en las bases … Sus hábitos de práctica eran atroces. Salía para la práctica de bateo, luego regresaba al camerino para fumar cigarrillos y hacer crucigramas. Llegó al punto en que estaba harto de él.”

Powell fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1970 después de batear .297/.412/.549 con 35 jonrones y 112 carreras impulsadas, pero Rizzo terminó cuarto en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y fue mucho mejor con el guante. Lidera a Powell en WAR de un año (5.8 a 5.1) y WAR de tres años (16.7 a 14.5). Probablemente sea un debate más cercano entre Powell y Hernández por el No. 2. Hernández bateó .310/.413/.446, ganó su noveno de los 11 premios Guantes de Oro consecutivos y terminó cuarto en la votación al Jugador Más Valioso. No tenía el poder de Powell o Rizzo, pero era un maestro en el campo. Como Carter, comenzó a bajar su producción después de 1986. … ¿Demasiado bajo con McGriff? Estuvo genial en 1994, pero sus números de 1995 y 1996 no fueron nada especial para un inicialista de esa época.


Segunda base

1. Joe Morgan, Reds
2. José Altuve, Astros
3. Lou Whitaker, Tigers
4. Davey Johnson, Orioles
5. Chuck Knoblauch, Yankees
6. Ben Zobrist, Cubs
7. Wally Backman, Mets
8. Enrique Hernández, Dodgers
9. Mark Lemke, Braves
10. Eduardo Núñez, Red Sox

Backman era uno de los favoritos de Davey Johnson. Los Mets lo habían rebotado de un lado a otro entre las mayores y las menores, donde jugaba para Johnson, enfocándose en lo que no podía hacer (sin poder, brazo débil) y subestimando los aspectos positivos (batear, embasarse, correr). Johnson lo convirtió en su segunda base en 1984. “Backman era un jugador, siempre se ensuciaba el uniforme, y estaba motivado por tratar de encontrar formas de vencer al rival”, escribió Johnson en su autobiografía. Backman se uniría a Tim Teufel en 1986 y tendría su mejor temporada, bateando .320/.376/.385.

En la parte superior de la lista, Joe Morgan es la decisión fácil, a pesar de que él y Altuve ganaron los honores de Jugador Más Valioso. El WAR de 11.0 de Morgan en 1975 es el más alto de cualquier jugador en cualquier posición aquí, un pico que solo Rogers Hornsby ha igualado como segunda base. … El mismo Johnson fue un sólido jugador de doble vía para los Orioles. … Knoblauch anotó 117 carreras en 1998 y 120 en 1999, pero sus tiros y su defensa comenzaron a ser problemáticos. … Aquí enumeramos a Zobrist desde que inició 113 partidos en la temporada regular, pero en la postemporada comenzó en el jardín izquierdo con Javier Báez en segunda. Báez probablemente se ubicaría en la misma posición.


Actualización de la tabla luego de tres posiciones

La Gran Maquinaria Roja se coloca en la delantera mientras que los Mets se ubican en buena posición gracias a sus estrellas veteranas Carter y Hernández.

1975 Reds, 25 puntos
1986 Mets, 21
1970 Orioles, 19
2016 Cubs, 19
1998 Yankees, 18
1984 Tigers, 17
2020 Dodgers, 16
2017 Astros, 14
1995 Braves, 12
2018 Red Sox, 4


Tercera base

1. Kris Bryant, Cubs
2. Pete Rose, Reds
3. Chipper Jones, Braves
4. Alex Bregman, Astros
5. Brooks Robinson, Orioles
6. Justin Turner, Dodgers
7. Scott Brosius, Yankees
8. Ray Knight, Mets
9. Rafael Devers, Red Sox
10. Howard Johnson, Tigers

p> “¡Aquí viene Knight y los Mets lo ganan!” La narración clásica de Vin Scully convirtió a Knight en una leyenda de los Mets, aunque en realidad solo jugó poco más de dos temporadas en Nueva York. Los Mets lo adquirieron de los Astros en 1984 y luchó en 1985, bateando .218 mientras jugaba con una rodilla lesionada. Los Mets intentaron canjearlo en la temporada baja, pero nadie lo quería. Sin embargo, comenzó bien en abril de 1986 y mantuvo su posición inicial, bateando .298/.351/.424, luego bateó .391 en la Serie Mundial, incluido un gran jonrón en el Juego 7 que lo ayudó a ganar el premio de MVP de la Serie Mundial.

Esta es una de las posiciones más profundas, con dos miembros del Salón de la Fama, más Rose, más Bryant en su temporada de MVP. Bryant lidera en WAR de una temporada (7.3) y WAR de tres años (18.3), por lo que gana el primer lugar. Jones era novato y Bregman estaba en su primera temporada completa. Ambas fueron estrellas instantáneas, pero mejorarían aún más al seguir avanzando. … Brosius tiene el segundo WAR más alto en una temporada con 5.3, pero fue una temporada en su carrera, por lo que se mueve hacia abajo.


Campocorto

1. Derek Jeter, Yankees
2. Alan Trammell, Tigers
3. Carlos Correa, Astros
4. Xander Bogaerts, Red Sox
5. Dave Concepción, Reds
6. Corey Seager, Dodgers
7. Mark Belanger, Orioles
8. Jeff Blauser, Braves
9. Addison Russell, Cubs
10. Rafael Santana, Mets

El campocorto fue la única debilidad de los Mets, ya que Santana bateó .218 con un OPS de .539. Johnson estaba tan ansioso por tener ofensiva en la posición que no solo puso de titular a Howard Johnson allí 22 veces, sino que también fue titular 20 veces con un novato de huesos grandes llamado Kevin Mitchell. Si bien Johnson usualmente prefirió la ofensiva a la defensiva en su carrera como mánager, Santana fue titular en los 13 juegos de postemporada.

Aquí no hay prejuicio hacia la Costa Este al colocar a Jeter en el No. 1. Tuvo una de sus mejores temporadas en 1998, bateando .324 con 19 jonrones, 30 robos y 127 carreras, líderes en la liga, con un WAR de 7.5 y terminando tercero en la votación de MVP. Trammell y Correa fueron los siguientes mejores en 6.7 WAR y Jeter también lidera a esos dos en WAR de tres años (20.5 a 16.7 a 15.8). … Bogaerts y Seager son torpederos con mejor ofensiva primero, mientras que Concepción y Belanger fueron los magos defensivos de la década de 1970.


Jardín izquierdo

1. George Foster, Reds
2. Don Buford, Orioles
3. Andrew Benintendi, Red Sox
4. Mookie Wilson, Mets
5. Marwin González, Astros
6. Ryan Klesko, Braves
7. AJ Pollock, Dodgers
8. Chad Curtis, Yankees
9. Larry Herndon, Tigers
10. Jorge Soler, Cubs

Aquí hicimos un poco de trampa para los Mets al incluir a Wilson. Un Foster mayor y decaído abrió la mayor cantidad de juegos por izquierda para los Mets (62), con Wilson, Danny Heep y Mitchell todos abriendo al menos 26 juegos. Con Foster luchando, Johnson comenzó a colocar a Wilson y Mitchell, lo que llevó a Foster a llamar a Johnson un racista (a pesar de que los tres jugadores eran negros). Los Mets decidieron dejar en libertad a Foster a principios de agosto y Wilson y Mitchell compartieron deberes en el jardín izquierdo en la postemporada (con Mookie deslizándose hacia el jardín central cuando abría un zurdo).

Curiosamente, casi todos estos equipos tuvieron problemas para alinear a un jardinero izquierdo de tiempo completo. Los únicos jugadores que iniciaron 100 partidos en el jardín izquierdo fueron Buford (125), Benintendi (123) y Klesko (100). Los Cachorros tuvieron seis jugadores diferentes iniciando al menos 11 juegos y cuatro equipos no tuvieron a nadie como titular ni siquiera en el 40% de los juegos. … Incluso los Rojos comenzaron 1975 con Rose como jardinero izquierdo y Foster como reserva, pero cuando los Rojos no recibieron producción de la tercera base, Sparky Anderson cambió a Rose a tercera y comenzó a jugar con Foster, quien bateó .300/.356/.518 (y luego liderar la Liga Nacional en carreras impulsadas las próximas tres temporadas).


Actualización de la tabla luego de seis posiciones

Los Reds tienen una ventaja dominante, pero hay una batalla reñida por el segundo lugar y más allá.

1975 Reds, 50 puntos
1970 Orioles, 38
1998 Yankees, 35
2017 Astros, 35
1986 Mets, 32
2016 Cubs, 32
2020 Dodgers, 30
1984 Tigers, 29
1995 Braves, 28
2018 Red Sox, 21


Jardín central

1. Chet Lemon, Tigers
2. Bernie Williams, Yankees
3. Paul Blair, Orioles
4. George Springer, Astros
5. Cody Bellinger, Dodgers
6. Lenny Dykstra, Mets
7. Marquis Grissom, Braves
8. César Geronimo, Reds
9. Dexter Fowler, Cubs
10. Jackie Bradley Jr., Red Sox

Dykstra estaba en su primera temporada completa en 1986 y bateó .295/.377/.445 con ocho jonrones y 31 robos en poco menos de 500 apariciones en el plato. Era una bujía en la parte superior de la alineación con su velocidad, energía y mascar tabaco. Bateó .300 en la postemporada con tres jonrones, uno de ellos fue un jonrón de dos carreras en el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional que le dio a los Mets una victoria por 6-5. Muchos creen que la caída de los Mets se produjo en junio de 1989, cuando el club cambió a Dykstra (y Roger McDowell) a los Filis por Juan Samuel, no solo un jugador menor que Dykstra, sino alguien que no había jugado antes en el jardín central.

Tu consejo de béisbol de la semana: si quieres formar un gran equipo de todos los tiempos, búscate un jardinero central Guante de Oro. Cinco de estos muchachos ganaron Guantes de Oro en el año en cuestión: Williams, Blair, Grissom, Geronimo y Bradley. Bellinger ganó la temporada anterior. Lemon nunca ganó un Guante de Oro, pero sus métricas defensivas son sobresalientes. Entonces, ¿Lemon sobre Williams? Lemon en 1984 bateó .287/.357/.495, 135 OPS+. De 1983 a 1985, su OPS+ fue 124. Williams fue el mejor bateador, con 160 OPS+ en 1998 (aunque en solo 128 juegos) y 152 de 1997 a 1999. La diferencia en defensa es donde Baseball-Reference califica a Lemon con más-20 carreras en 1984 y más-50 en tres temporadas y Williams con menos-14 carreras en 1998 y menos-37 en tres temporadas. Lemon termina liderando en WAR de un año (6.2 a 5.3) y WAR de tres años (16.4 a 16.2). Está cerca, y dado que Williams ganó los Guantes de Oro en las tres temporadas, es posible que las métricas sean simplemente una mala evaluación (aunque tenía un brazo famoso por su debilidad). Si quieres poner a Williams en el número uno, no discutiré. … Dado que Bradley ocupa el puesto número 10, se puede ver que la profundidad general aquí es impresionante.


Jardín derecho

1. Mookie Betts, Red Sox
2. Mookie Betts, Dodgers
3. Frank Robinson, Orioles
4. Darryl Strawberry, Mets
5. Kirk Gibson, Tigers
6. Paul O’Neill, Yankees
7. David Justice, Braves
8. Ken Griffey Sr., Reds
9. Josh Reddick, Astros
10. Jason Heyward, Cubs

Sin embargo, es el jardín derecho el que se ubica como la mejor posición general, tanto en WAR combinado de una temporada como en WAR de tres años. Betts lidera el camino aquí con una temporada de WAR de 10.7 para los Medias Rojas en 2018 y un 9.7 prorrateado para los Dodgers en 2020. … El grupo Strawberry/Gibson/O’Neill / Justice realmente puede ir en cualquier orden. O’Neill y Gibson tuvieron las mejores temporadas, mientras que Strawberry fue el mejor en un lapso de tres años. Strawberry bateó .259/.358/.507 con 27 jonrones en 1986, bueno para un OPS+ de 139, pero superó los 160 en 1985 y 1987. También robó 28 bases, un recordatorio de que los Mets tenían buena velocidad en Strawberry. Dykstra, Wilson y Backman, ocupando el segundo lugar en la Liga Nacional ese año en el porcentaje de bases extra tomadas en los senderos. … Desde que Reddick bateó .314 con 82 carreras impulsadas, el único año malo en la posición vino de Heyward, pero incluso él fue un ganador del Guante de Oro.


Banca/bateador designado

1. J.D. Martínez/Steve Pearce/Brock Holt, Red Sox
2. Chris Taylor/Joc Pederson/Austin Barnes, Dodgers
3. Darrell Evans/Ruppert Jones/Barbaro Garbey, Tigers
4. Kevin Mitchell/Howard Johnson/Danny Heep, Mets
5. Jake Marisnick/Carlos Beltrán/Evan Gattis, Astros
6. Merv Rettenmund/Terry Crowley/Andy Etchebarren, Orioles
7. Javier Báez/David Ross/Miguel Montero, Cubs
8. Darryl Strawberry/Tim Raines/Joe Girardi, Yankees
9. Dan Driessen/Merv Rettenmund/Doug Flynn, Reds
10. Charlie O’Brien/Rafael Belliard/Dwight Smith, Braves

Los Mets tenían una banca de calidad y Johnson lo usó de forma generosa. Ningún jugador de posición apareció en 150 juegos y solo Hernández y Dykstra jugaron en 140. Comparemos eso con, digamos, los Yankees de 1998, quienes tuvieron cuatro jugadores en más de 150 juegos y seis en 140. Johnson escribió que uno de los aspectos más difíciles de dirigir a los Mets en 1986 hizo que todos estuvieran contentos, ya que todos querían jugar más. Mitchell tuvo 124 OPS+ mientras comenzaba en seis posiciones diferentes. Howard Johnson completó 118 OPS+ en la tercera base y el campocorto. Heep tenía un OBP de .379 y un OPS+ de 123. Tim Teufel participó en la segunda base e incluso el receptor suplente Ed Hearn tuvo un OPS+ de 98.

Aún así, le doy a los Medias Rojas el primer lugar ya que Martínez tuvo una temporada monstruosa como bateador designado (1.031 OPS), Holt era un súper utility de calidad y Pearce llegó en un acuerdo de fecha límite de intercambios y terminó ganando los honores de Jugador Más Valioso de la Serie Mundial…. Con la excepción de los Rojos y Bravos, todas estas bancas eran bastante sólidas (los Yankees simplemente no tenían que usar mucho las suyas).


Actuación de la tabla antes de los lanzadore

Los Orioles subestimados atrapan a la Gran Maquinaría Roja, pero esto ahora parece muy abierto con siete equipos agrupados entre 50 y 59 puntos.

1970 Orioles, 59 puntos
1975 Reds, 58
2020 Dodgers, 54
1984 Tigers, 53
1998 Yankees, 52
1986 Mets, 51
2017 Astros, 50
2018 Red Sox, 42
2016 Cubs, 39
1995 Braves, 37


Abridor No. 1

1. Greg Maddux, Braves
2. Justin Verlander, Astros
3. Chris Sale, Red Sox
4. Jim Palmer, Orioles
5. Dwight Gooden, Mets
6. Clayton Kershaw, Dodgers
7. Jon Lester, Cubs
8. David Wells, Yankees
9. Jack Morris, Tigers
10. Don Gullett, Reds

Algunos nombres importantes aquí. Diablos, el chico No. 9 es un miembro del Salón de la Fama. Gullett, el jugador número 10, tuvo foja de 15-4 con efectividad de 2.42, y se ubica tan abajo solo porque lanzó 159.2 entradas relativamente modestas. … Maddux es el No. 1 claro, ya que este fue el pico de Maddux, la cuarta de sus cuatro temporadas consecutivas en el Cy Young, cuando tuvo foja de 19-2 con una efectividad de 1.63 en la era del corazón de los esteroides. … Verlander, Sale y Palmer están todos en un grupo ajustado, entre 6.4 y 6.9 WAR en la temporada en cuestión (Verlander no se unió a los Astros hasta ese cambio del 31 de agosto, pero estamos contando toda su temporada aquí).

Gooden es difícil de calificar. Tuvo marca de 17-6 con efectividad de 2.84 (WAR de 4.5, efectividad de 126+), lanzó 250 entradas y tuvo dos grandes aperturas en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional (incluida una sin decisión de 10 entradas). Su ventana de tres años incluye su histórica temporada de 1985, por lo que su WAR de tres temporadas termina siendo el tercero más alto detrás de Maddux y Verlander. Parece razonable bajarlo al menos un par de lugares dado que no fue tan dominante en 1986, y tal vez incluso detrás de Kershaw (4.6 WAR prorrateado, 200 ERA+), Lester (5.6 WAR, 171 ERA+) y Wells (4.8 WAR, 127 ERA+).


Abridor No. 2

1. Tom Glavine, Braves
2. Jake Arrieta, Cubs
3. Andy Pettitte, Yankees
4. Bob Ojeda, Mets
5. Mike Cuellar, Orioles
6. Walker Buehler, Dodgers
7. David Price, Red Sox
8. Dallas Keuchel, Astros
9. Dan Petry, Tigers
10. Gary Nolan, Reds

Ojeda fue otro de los grandes intercambios de Cashen, procedente de los Medias Rojas antes de la temporada de 1986 por el malogrado Calvin Schiraldi y otros. Tuvo la temporada de su carrera, con marca de 18-5 con 2.57, una temporada con WAR de 4.7 que ocupa el segundo lugar después de 5.4 de Glavine. Ojeda también tuvo una excelente postemporada, con marca de 2-0 con efectividad de 2.33 en sus cuatro aperturas.

Es un grupo impresionante de abridores No. 2, incluido un miembro del Salón de la Fama en Glavine, otros cuatro ganadores del Cy Young en Arrieta, Cuellar, Price y Keuchel, además de un ganador de 256 juegos en Pettitte. En general, este grupo tiene un valor bastante cercano y podrías cambiar aquí y allá en las clasificaciones. La gran racha de Arrieta fue desde mediados de 2015 hasta mediados de 2016, pero aún así tuvo marca de 18-8, 3.10. Un puesto No. 9 se siente como un flaco favor para Petry, quien tuvo marca de 18-8, 3.24, una efectividad más baja que la de Morris esa temporada.


Abridor No. 3

1. John Smoltz, Braves
2. David Cone, Yankees
3. Kyle Hendricks, Cubs
4. Ron Darling, Mets
5. Dave McNally, Orioles
6. Charlie Morton, Astros
7. Julio Urías, Dodgers
8. Nathan Eovaldi, Red Sox
9. Jack Billingham, Reds
10. Milt Wilcox, Tigers

Darling había sido un prospecto promocionado saliendo de Yale cuando los Vigilantes lo seleccionaron en el noveno puesto general en el sorteo en 1981. Por alguna razón, lo cambiaron a él y a Walt Terrell a los Mets por Lee Mazzilli, otro golpe de genio de Cashen (Terrell luego traería a Howard Johnson). Darling tuvo una excelente racha de dos años en 1985-86, con dos temporadas de efectividad por debajo de 3.00, y su temporada de 4.5 en WAR en 1986 lo ubica tercero detrás de Hendricks (5.4) y Smoltz (4.6). No fue tan bueno después de 1986, pero su pico merece una alta ubicación aquí.

Los Bravos aseguran otro primer lugar detrás de Smoltz, quien tuvo marca de 12-7 con efectividad de 3.18 en 1995 y luego ganó el premio Cy Young la temporada siguiente. Los Rojos y los Tigres vuelven a estar en la parte inferior, aunque debe tenerse en cuenta que Billingham fue un excelente lanzador de postemporada, con una efectividad de 1.93 en su carrera en los playoffs, incluyendo 0.33 en 25.1 entradas en la Serie Mundial.


Abridor No. 4

1. Orlando Hernández, Yankees
2. John Lackey, Cubs
3. Sid Fernández, Mets
4. Rick Porcello, Red Sox
5. Lance McCullers Jr., Astros
6. Tony Gonsolin, Dodgers
7. Fred Norman, Reds
8. Steve Avery, Braves
9. Juan Berenguer, Tigers
10. Tom Phoebus, Orioles

Los Mets una vez más se ubicaron alto, ya que Fernández tuvo marca de 16-6 con una efectividad de 3.52 y fue el cuarto abridor de los Mets en llegar a las 200 entradas. Fue el héroe anónimo del Juego 7 contra los Medias Rojas, lanzando 2.1 entradas sin anotaciones en relevo de Darling. No puedo pensar en ningún abridor como él en el juego de hoy. Era un zurdo corpulento con una entrega única en la que bajaba la parte superior del cuerpo y hacía el lanzamiento desde una ranura baja, no del todo por el lado del brazo, pero por debajo de tres cuartos. No lanzaba fuerte, pero los bateadores simplemente no podían levantar la pelota. Incluso ahora, su promedio de bateo permitido de .209 le permitió ubicarse en el cuarto lugar más bajo desde 1920 entre los lanzadores con al menos 1,500 entradas en su carrera, detrás de tres tipos llamados Nolan Ryan, Sandy Koufax y Clayton Kershaw. Fue otro robo de Cashen, adquirido de los Dodgers como jugador de ligas menores para dos muchachos que nunca ayudaron a los Dodgers.

El grandioso Duque encabeza la lista, con el mejor WAR de una temporada, a pesar de que no debutó en esa temporada hasta principios de junio, y el mejor WAR de tres años (Gonsolin tendría un WAR prorrateado de una temporada más alto después con efectividad de 2.31 para los Dodgers). Las mejores temporadas de Avery llegaron en 1991-93, por lo que tiene una calificación baja aquí.


As relevista

1. Mariano Rivera, Yankees
2. Willie Hernández, Tigers
3. Aroldis Chapman, Cubs
4. Craig Kimbrel, Red Sox
5. Jesse Orosco, Mets
6. Mark Wohlers, Braves
7. Rawly Eastwick, Reds
8. Pete Richert, Orioles
9. Kenley Jansen, Dodgers
10. Ken Giles, Astros

Aquí estamos calificando solo a los cerradores, no a los bullpens completos, pero todos estos equipos tenían bullpens de buenos a excelentes, con la excepción de los Astros, que eran mediocres. Los Tigres, Yankees y Dodgers lideraron sus ligas en efectividad de bullpen mientras que los Rojos y Mets ocuparon el segundo lugar. El uso de bullpen en la década de 1980 era muy diferente al de ahora y Johnson montó una gran dupla en Orosco y McDowell. McDowell, que tiraba por el lado con un brazo de goma, manejó la carga de trabajo más pesada. Lanzó en 75 juegos y lanzó 128 entradas, con marca de 14-9 con efectividad de 3.02 y 22 salvamentos. Orosco fue el zurdo, con marca de 8-6 con efectividad de 2.33 y 21 salvamentos en 81 entradas. Solo esos dos representaron más de la mitad de las entradas de relevo de los Mets. McDowell lanzó cinco entradas en blanco en el Juego 6 de la SCLN, una de las grandes actuaciones de relevo de postemporada olvidadas de todos los tiempos, mientras que Orosco ganó tres juegos en la SCLN y salvó dos más en la Serie Mundial.

Hay un argumento para Hernández sobre Rivera, dado que 1984 de Hernández es una de las mejores temporadas para un relevista: 9-3, 1.92 de efectividad, 80 apariciones, 140.1 entradas, 32 salvamentos en 33 oportunidades. Ganó los premios Cy Young y MVP. Aún así, Mariano es Mariano y su WAR de tres años es fácilmente el mejor aquí. Curiosamente, tres de los cerradores tuvieron problemas en la postemporada y terminaron en la banca cuando sus equipos cerraron la Serie Mundial (Kimbrel, Jansen y Giles).


Tablas finales

1998 Yankees, 92 puntos
1986 Mets, 85
1970 Orioles 82
2016 Cubs, 77
1995 Braves, 75
2020 Dodgers, 75
2017 Astros, 74
2018 Red Sox, 71
1975 Reds, 70
1984 Tigers, 69

Los Yankees de 1998 suben a la cima, algo que tal vez no sea una sorpresa, ya que muchos consideran que este equipo gigante que logró 114 victorias es el mejor equipo de todos los tiempos. Este análisis simplemente confirma esa creencia. Los Rojos colapsan debido a su débil rotación de abridores en comparación con los otros equipos. Estoy un poco sorprendido de que los Mets terminaran en segundo lugar, ya que hubiera predicho un final en la mitad del grupo para ellos. Sin embargo, tuvieron una rotación profunda, con cuatro abridores de calidad (y el quinto abridor Rick Aguilera también fue bastante bueno) y este método pareció favorecer a los equipos con rotaciones fuertes. A los Bravos y Astros les habría ido un poco mejor si uno de sus equipos un poco más fuertes lo hubiera ganado todo (los Bravos de 1998 ganaron 106 juegos y los Astros de 2019, con Gerrit Cole, ganó 107). En cuanto a los Mets, Darryl Strawberry jugó tanto con los Mets como con los Yankees y siempre ha sostenido que los Mets del ’86 eran el mejor equipo.

“No hay duda. No se puede vencer a los Mets del 86”, dijo Strawberry en el programa “The Michael Kay Show” de ESPN New York Radio en 2011. “Los equipos de los Yankees en los que jugué eran grandes equipos con grandes personalidades, pero eran buenos muchachos. Los Mets del 86 habrían masacrado a esos muchachos; solo sé cómo era nuestro cuerpo de lanzadores: golpear a este tipo, golpear a ese tipo. Y esos eran el tipo de tipos que éramos. Estábamos enojados, queríamos que salieran allá afuera a ser ellos mismos. Ese es el tipo de grupo que tuvimos ese año, por lo que los Mets del ’86 fueron un equipo muy difícil de enfrentar”.

Los Mets tuvieron la suerte de ganar la Serie Mundial, escapando del Juego 6 de la SCLN con un rally en la novena entrada y una victoria en 16 entradas (y así evitar al aparentemente imbatible Mike Scott en el Juego 7) y luego forzar el Juego 7 en la Serie Mundial con el improbable rally y roletazo a través de las piernas de Bill Buckner. Por otro lado, los Yankees también tuvieron un poco de buena suerte, evitando a ese poderoso equipo de los Bravos en la Serie Mundial después de que los Padres los derrotaron en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Me quedaré con los Yankees del 98 como el mejor equipo de la era divisional… pero entiendo que los fanáticos de todos estos equipos pueden estar en desacuerdo.

 

Tomado de: ESPN

 

1 comentario

    • Slugger el 15 septiembre, 2021 a las 11:52 am
    • Responder

    Tremendo analisis este, desde un punto de vista muy diferente, pero basado en la realidad y los numeros.

    La verdad esos Yankees eran terribles, casi no tenian ‘huecos’.

    Ver al Duque ser miembro de un posible mejor equipo de todos los tiempos es un orgullo. La verdad es que muchos cubanos pudieron ser parte de la historia de la MLB, el Duque se montó en ese tren y mas cuando nadie contaba con el, luego de dos años sin jugar de forma oficial.

    Hay varios cubanos ahi, siendo miembros de equipos ganadores, en verdad los peloteros cubanos tienen ese algo que les pemite lucir en las series cortas, y en este caso esto se combina con la estabilidad a lo largo de una larga temporada.

    Ademas del Duque, esta Chapman, Mike Cuellar, Tany Perez, Barbaro Garbey, Jorge Soler, Yuliesky Gurriel, y tambien no olvidar a Tino Martinez y J.D. Martinez (de sangre cubana).

    Tambien me llama la atencion la gran cantidad de boricuas: Javy Baez, Bernie Williams, Kike Hdez, Carlos Correa, Javy Lopez, J.Posada (nacido en PRico padre cubano, madre dominicana), Carlos Beltran, Willie Hernandez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.