‘Pito’ vs. ‘Salvy’

8:06:52 PM

 

(Foto de José Dariel Abreu: Getty Images)

 

Por Yirsandy Rodríguez

 

‘Pito’ vs. ‘Salvy’ en 2021 ha sido más que el desafío por liderar las RBIs en la Liga Americana, un interesante ejemplo de cómo dos bateadores pueden convertirse en consistentes remolcadores de carreras explotando diferentes tendencias de swing y disciplina en el plato.

Ambos sluggers comenzaron la noche luciendo OPS+ de 128: Salvador Pérez, de los Royals, ha impactado con sus 45 jonrones y 112 RBIs, registros históricos que siguen ascendiendo entre las mejores temporadas de receptores al más alto nivel del béisbol.

Aun así, Salvy va por más y está intentando dejar huellas que podrían exaltar su actuación de 2021 con una gloriosa rúbrica para todos los tiempos: Tiene la oportunidad de convertirse en el primer receptor que encabece la Liga Americana en carreras impulsadas. Pero el desafío parece reservar más emociones de cara al final de la temporada regular, ya que el cubano José Dariel Abreu de los White Sox, el actual MVP de la Liga Americana, estará buscando su ansiado tercer título consecutivo de RBIs.

 

¿Qué podría significar completar esa gran hazaña? Sí, que de lograrlo, Pito se uniría a este ilustrísimo club de bateadores:

ALBabe Ruth (1919-21) y Cecil Fielder (1990-92).

NLRogers Hornsby (1920-22) y George Foster (1976-78).

 
 

Desafío de “resultados verdaderos”

 

Salvy ha concentrado su poder en el contacto fuerte de su swing, produciendo una velocidad de salida promedio de 92.9 mph y 16.1 Barrels%. Sin embargo, la fórmula de Abreu no se queda atrás, y su rendimiento cada día nos recuerda las tendencias que distinguen al típico “empujador” natural: Con 16 jonrones menos (29) que Salvy (45), terminó este jueves a tres remolcadas de igualarlo (109).

Abreu terminó la noche registrando mejor OBP (.347 vs. .318), producto de su disciplina en el plato, duplicando su tasa de bases por bolas (9.1% vs. 4.0) en comparación con la de Salvy. Al mismo tiempo, también se ponchaba menos, aunque la diferencia es de apenas 2.8% (22.4 vs. 25.2).

Obviamente, el OBP no será la métrica que nos conduzca a intentar predecir quién ganará el título de RBIs en este duelo “Pito vs. Salvy”, pero ilustra un valor apreciable: Los bateadores que están acostumbrados a desarrollar mejor disciplina y suelen ser más selectivos, en ocasiones logran obtener ventaja sobre los más agresivos.

Por si fuera poco, tras arribar a 109 RBIs, las emociones de Pito no se detuvieron durante la noche de este jueves. Y, después de que el relevista de Chicago, Mike Wright, fuera expulsado por lanzarle un dead ball a Shohei Ohtani, terminó jugando en la tercera base.

El infielder novato, Romy González, pasó de la tercera a lanzar y ponchó a Max Stassi para cerrar el inicio de la novena entrada. Luego de 8,167 ⅔ innings jugados cubriendo la inicial en su carrera: ¡Abreu lució por primera vez su tradicional número “79” desde otra posición!

No recibió ninguna conexión, pero el movimiento fue suficiente para que Pito regresara a la antesala después de 11 años. Aunque Abreu apareció como tercera base en cinco de sus primeros ocho Series Nacionales en Cuba, la última vez que defendió la esquina caliente, fue durante apenas dos partidos y cinco entradas con los Elefantes de Cienfuegos en la 49 Serie Nacional (2009-2010). Ahora, como antesalista en MLB, tiene ¹/₃ jugado y se fue de 1-0 en el final del noveno.

La producción en situación de clutch definirá

Volviendo a nuestro desafío, está claro que en esta recta final de la temporada, tanto Pito como Salvy, necesitarán aprovechar al máximo sus visitas al plato con corredores en bases. En dicha situación, la ventaja de Pito con menos ponches y un porcentaje de extra bases ligeramente más alto (43% vs. 41%) es sólo una probabilidad que ahora está enmarcada a su favor.

Por supuesto, eso no quiere decir que Abreu vencerá a Salvy, sobre todo si el cátcher venezolano sigue produciendo explosiones como el jonrón de 428-ft que bateó este jueves, al aplastar un cutter del abridor de los A’s, Paul Blackburn.

Además, la favorable diferencia que tiene Pito en el OBP, Salvy podría recortarla si mantiene buena parte de su consistente .556 xSLG—el décimo slugging predictivo de MLB este año—, que inició este jueves con .099 puntos de ventaja sobre el .457 producido por Pito, según los filtros de Baseball Savant.

Mientras Salvy ha dependido totalmente del poder, Pito sigue demostrando que, incluso con menos vuelacercas, puede mantener el ritmo y seguirá batallando hasta el final de esta temporada regular.

Sí, no lo he olvidado: Otro punto a favor de Abreu, sin dudas será la contribución del lineup de los White Sox, que enfrentó este jueves a los Angels promediando .346 OBP, el quinto más alto en MLB durante este mes de septiembre. ¿Dónde se ubicaban los Royals?: No tan lejos, en el décimo lugar, pero por debajo del .339 OBP que promediaban los equipos entre el sexto y el noveno puesto del Top-10.

Tras agregar las dos remolcadas de este jueves, Salvy se mantiene como líder, ahora con 59 en 56 juegos durante esta segunda mitad de la temporada—el outfielder de los Blue Jays, Teoscar Hernández, está al asecho con 57—. En este mes, Abreu ha acumulado 43 RBIs también en 56 juegos, un registro que lidera ampliamente el lineup los White Sox—le sigue Eloy Jiménez con 30—, pero durante los últimos dos meses se ha visto lejos del brillante rendimiento producido por el swing de Salvy.

Después de fallar en sus dos primeros turnos este jueves contra los Angels, Pito sonó un cañonazo remolcador en el final del sexto. Y, un inning más tarde, remolcó a Zack Collins con un elevado de sacrificio. Esa segunda producida marcó el 28vo partido de multi-RBI para Abreu, aumentando al 48.2 su porcentaje en los 58 match donde ha logrado al menos una empujada.

Salvy también supera esos porcentajes de Pito, con impulsadas en 60 de sus 145 juegos, ¡y la mitad de ellos (30) los ha extendido a multi-RBI! Si nos guiamos por ese ritmo, parece fácil resolver este gran desafío entre dos de los remolcadores más consistentes de MLB este año. Sin embargo, el calendario aún insiste en recordarnos una alerta: ¡Faltan 16 juegos!

Y eso significa que hay tiempo suficiente para ver varias tendencias cambiar, quizás de manera positiva o negativa. ¡Es béisbol! ¡El más impredecible de todos los deportes!

 

Adelante, Salvy y Pito tienen la clave en sus manos, con cada swing de Grandes Ligas.

 

Tomado de: baseballdecuba.com

 

2 comentarios

    • El Conde MD el 19 septiembre, 2021 a las 10:33 am
    • Responder

    Vamossssss Pito, a seguir haciendo historia….

    • Amaya el 20 septiembre, 2021 a las 8:52 am
    • Responder

    Va a ser muy cerrada la lucha por el liderazgo de lasd carreras impulsadas hasta el ultimo juego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.