New York YankeesBoston Red SoxToronto Blue Jays. Dos de estos equipos probablemente irán a los playoffs de las Grandes Ligas como los comodines de la Liga Americana. El otro se irá a casa.

¿Cuáles serán? Mientras los Yankees y Red Sox batallan este fin de semana en Fenway Park (Béisbol del Domingo por la Noche, 7 p.m. ET por ESPN Deportes), debaten los expertos de béisbol de ESPN, David Schoenfield y Bradford Doolittle.

Schoenfield: Bueno, Brad, tu rivalidad favorita tiene un ultimo enfrentamiento del 2021 este fin de semana en Fenway Park, el mejor sitio para béisbol en toda la nación – a menos que, por supuesto, los Yankees y Red Sox se topen otra vez en el juego de comodín de la LA. Los Red Sox entran al fin de semana con una ventaja leve sobre los Yankees y Blue Jays, así que FanGraphs estima sus probabilidades de sellar un puesto de comodín en 96.9%, con los Blue Jays en 55.9% y los Yankees en 41.2%. Así que básicamente es un volado entre los Bombarderos y Blue Jays. Pienso que tal vez eso sea un poco generoso para los Yankees. Desde aquella racha de 13 victorias en agosto, tienen marca de 10-15, incluyendo cuatro derrotas al hilo en casa ante los Blue Jays este mes. Seguro, acaban de barrer a los Texas Rangers y le ganaron dos de tres a los Baltimore Orioles, pero finalizan con esta serie en Fenway, tres partidos en Toronto y entonces tres en casa contra los Rays. Los Blue Jays visitan Minnesota y luego terminan en casa frente a los Yankees y Orioles. Tengo a los Red Sox recibiendo a los Blue Jays en el juego de comodín.

Doolittle: Hola, Dave. ¿Continuamos el partido? Bien, debo explicar. Mi intención aquí era registrar mi protesta en torno a la atención prestada a la rivalidad entre los Yankees y Red Sox llevando a cabo toda esta conversación cortando y pegando del guión de “2001: Odisea del espacio”. Pues leí el guión completo. Es bastante bueno. No hay mucho relevante ahí a la carrera del Este de la LA. Qué sorpresa.

Nos enfocamos en el Este hoy, así que solo reconoceré brevemente que los Seattle Mariners y los Oakland Athletics siguen siendo parte de este panorama. Seattle tiene un pequeño margen de ventaja entre ellos dos y un calendario final más favorable. Los Marineros están apenas un partido detrás de los Blue Jays en la columna de derrotas, dos detrás de los Yankees y cuatro detrás de los Red Sox. Si Seattle sigue enrachado y los equipos del Este se castigan los unos a los otros, tal vez los Mariners se cuelan. Para los propósitos del enfoque de hoy, vamos a asumir que ambos comodines salen del Este.

Dado todo eso, me voy con un juego de comodín de Yankees visitando a Red Sox como el desenlace más probable. Todo se reduce a mi creencia de que Nueva York simplemente tiene la alineación más talentosa entre los tres, y está lo suficientemente reñido como para que esa ventaja aún puede triunfar. El ímpetu está considerablemente a favor de Toronto y Boston, sin duda, y como señalas, los Bombarderos deben disputar seis duelos seguidos contra los equipos ante quienes luchan por los mismos dos puestos, pero lo tienen que hacer como visitantes. Esta es mi opinión sobre el tema: Jugar lejos del Yankee Stadium en estos partidos cruciales resultará ser un favor de Nueva York. En cuanto a Boston, ellos tienen la mejor marca y han estado encendidos últimamente. Aún así… elaborar un argumento lógico y justificable para los Blue Jays no es difícil de hacer en lo más mínimo.

Schoenfield: Oye, hablas con el aficionado de los Mariners más grande del estado de Connecticut. ¡Yo tenía una camiseta de Bruce Bochte cuando yo era niño! Sé cómo andan y con una barrida de cuatro partidos de los A’s, se acaban de acercar aún más. Necesitan que ese bullpen milagroso siga rindiendo, que Jarred Kelenic se mantenga relativamente enrachado (.257 / .333 / .600 en septiembre) y obviamente necesitan algo de ayuda – que los Red Sox barran a los Yankees sería lo mejor para ellos.

Pero, sí, es casi definitivamente una carrera de 3-para-2. A una parte de mí le desagrada el comodín por esa razón – terminamos hablando de los equipos en las carreras por los comodines más que de los mejores equipos por delante de ellos, especialmente ninguna como de las carreras divisionales en la LA están cerradas. Al menos los tres equipos de la LA son interesantes por varias razones. Los Blue Jays tienen una alineación que es enormemente divertida y un potencial ganador del premio Cy Young en Robbie Ray. Los Red Sox capearon el gran brote de COVID-19 en el equipo y ahora tienen a todos de vuelta y, oh dicho sea de paso, han anotado apenas dos carreras menos que los Blue Jays. Los Yankees tenían la presión de altísimas expectativas, hicieron esas movidas a mitad de temporada que parecieron arreglarlo todo – y luego sufrieron un bajón otra vez.

El duelo del viernes es bueno: Gerrit Cole contra Nathan Eovaldi. Ellos dos están ranqueados 1-2 en WAR entre lanzadores de la LA, según FanGraphs – y Eovaldi es No. 1 (aunque nadie está hablando sobre él como candidato al premio Cy Young). Cole ha estado decaído últimamente: Cleveland lo apaleó para 10 hits y siete carreras en su última salida; requirió 108 lanzamientos para salir de cinco entradas contra los Orioles antes de eso; hace tres salidas, duró apenas 3.2 entradas contra los Blue Jays. Ha durado más de seis entradas solo una vez en sus pasadas 10 salidas (con una prueba positiva de COVID en medio que lo tumbó por dos semanas). Quizás estoy poniendo demasiado énfasis en el calendario, pero no puedo evitar sino notar esto: Los Yankees tienen marca de 22-10 contra la Central LA, 22-12 contra el Oeste LA, 12-8 en interligas… y 30-37 contra el Este LA. Creo que HAL 9000 debería estar de acuerdo conmigo: Red Sox y Blue Jays. Chris Sale contra Ray sería un divertido enfrentamiento de comodín.

Doolittle: Ah, un lugar perfecto para cortar y pegar una vez más de Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke: No estoy cuestionando tu palabra, Dave, pero eso no es posible. No soy capaz de equivocarme. … Eso es una broma, gente. Siento que debo hacerlo obvio o corro el riesgo de que los aficionados de los Giants me harán bullying.

Cole se ha visto desconcentrado el pasado mes. No son tan solo los resultados de los partidos. Al mirar a las expectativas de sus estadísticas, la calidad de sus envíos ha sido extremadamente inconsistente de una salida a otra. No hay manera en que los Yankees pueden sobrevivir esta carrera si Cole no les da salidas fuertes el resto del camino. Primero, está el partido del viernes ante Boston. Luego su próxima salida probablemente sería el 29 de septiembre en Toronto. Partidos de vida o muerte para Nueva York. Entonces si Cole va bien a esas alturas, ponerlo a lanzar el ultimo día de la temporada contra los Rays con tres días de descanso sería una opción para Aaron Boone, si es otro partido que tienen que ganar.

Inconsistencias recientes aparte, tengo que pensar que hay preocupaciones más importantes para los Yankees que dependen de Cole y esperar que se crezca cuando más lo necesitan. ¿Pero qué tal de Boston? Me parece que los Red Sox han estado ganando con su ofensiva, lo cual está bien. Pero dada la actuación de pitcheo reciente de Boston, tal vez este sea el tiempo apropiado para que los bates de los Yankees se den un banquete. Revisando el último mes, la efectividad de los Red Sox (4.04 desde el 23 de agosto) está bien, pero eso más o menos oculta el problema, ya que han regalado montones de carreras sucias.

Se le puede dar la vuelta a esto y decir las mismas cosas sobre los bateadores de los Red Sox al enfrentar a los lanzadosres de los Yankees, excepto que los bateadores de Boston ya están enrachados. Así que probablemente estamos mirando partidos clásicos de 4 horas y media entre Yankees y Red Sox que se resuelven con un alto nivel de relevistas.

Schoenfield: Sí, es difícil estar en desacuerdo con eso. De hecho, tanto que hemos hablado toda la temporada sobre Vladimir Guerrero Jr. y Marcus Semien y Xander Bogaerts y Aaron Judge y Cole y Ray, esta carrera podría reducirse a los bullpens inconsistentes de los tres equipos. El bullpen de Toronto ha sido el peor de los tres a lo largo de la temporada y la efectividad de 4.82 en septiembre no es nada especial. El punto brillante ha sido el cerrador Jordan Romano, quien atraviesa una racha de siete apariciones al hilo sin recibir carreras ni hits y 18 salidas sin permitir anotación en sus pasadas 20 apariciones (los Blue Jays tienen marca de 19-1 en esos partidos). Así que deben al menos sentirse bien con una ventaja en el noveno.

Para los Yankees, Aroldis Chapman ha estado mejor el ultimo par de semanas y ha lanzado con su antiguo contoneo, pero ha enfrentado un buen equipo ofensivo este mes y ese fueron los Blue Jays y llegaron un jonrón, dos pasaportes, un lanzamiento sin control y Boone tuvo que relevarlo. No confío en él y de otro modo, los Yankees están dependientes de lanzadores de la talla de Chad Green (14 jonrones en 78 entradas lanzadas), Wandy Peralta y el que falta por probarse Clay Holmes (quien ha sido fantástico con 27 ponches y solamente una base por bolas) y Joely Rodriguez en momentos claves.

En cuanto a los Red Sox, han ganado siete partidos en fila, pero necesitaban un salvamento en tan solo una de esas victoria (Garrett Richards). Cinco relevistas diferentes tienen un salvamento este mes. Matt Barnes no es uno de ellos. Después de una primera mitad de All-Star, perdió su trabajo como cerrador en agosto, fue baja tres semanas debido al COVID y ha hecho solo dos apariciones desde que volvió. Garrett Whitlock había sido estupendo, pero está fuera en la lista de lesionados con una lesión del pectoral derecho. En conclusión: Los tres bullpens son impredecibles ahora mismo.

Doolittle: Así es. Boone y Charlie Montoyo al menos saben a quien llamarán para el novena inning, mientras que Alex Cora no puede decir lo mismo en la actualidad. Los Jays recuperaron recientemente a Julian Merryweather, lo cual en teoría es un estímulo, pero no ha ponchado a un bateador desde su retorno. Así que los tres dirigentes estarán bajo la mira para mover los hilos correctos para ver si mueven los hilos correctos en cuanto a manejo del bullpen.

Así que después de todo eso, los dos tenemos a los Red Sox recibiendo el juego de comodín de la LA, pero tú tienes a los Blue Jays volando a Boston mientras que yo tengo a los Yankees jugando una visita de regreso en un partido de todo o nada que podría evocar el partido de desempate de 1978 en Fenway Park. (El partido de Bucky Dent.)

Veremos cómo evoluciona, pero los dejo con estas palabras de la ciencia ficción clásica que no son de mi autoría: Qué lástima que te sientas así, Dave. Si quieres revisar mi registro de mantenimiento, verás que está completamente sin errores.

 

Tomado de: ESPN