Ganar 100 o más partidos en una temporada sigue siendo una de las grandes aspiraciones de cualquier equipo, cada año, en las Grandes Ligas, pero desafortunadamente cristalizarla no garantiza quedarse al final de la temporada con el súper ansiado trofeo de la Serie Mundial.

Entrando a la última semana de la serie regular del 2021, los San Francisco Giants (102-54) y los Los Angeles Dodgers (100-56) ya alcanzaron el centenar de victorias, mientras que los Tampa Bay Rays (97-59) tienen una alta probabilidad de hacerlo por primera vez en su historia y los Milwaukee Brewers (94-62) tendrían que jugar perfectos en sus últimos seis compromisos para imitar a los Rays.

Para la franquicia de los Dodgers es su novena temporada de 100 triunfos, empatando en tercer lugar con los St. Louis Cardinals y solamente detrás de las 21 de los New York Yankees y las 10 de los Oakland Athletics. San Francisco y los Atlanta Braves están igualados en el quinto puesto, con ocho temporadas de ese tipo.

Sin embargo, los Dodgers, que el año pasado conquistaron su séptimo título –y el primero desde 1988– no se quedaron con el clásico de otoño en esos años en que lograron 100 victorias en la vuelta regular (1941, 1942, 1962, 1972, 2017 y 2019). La primera vez que ganaron 100 fue en 1899, cuando aún no se había fundado la Liga Americana y por ende no existía la Serie Mundial.

Los Giants fueron campeones en 1905, cuando amasaron 105 triunfos en la temporada y vencieron a los Atléticos de Filadelfia en cinco juegos en la Serie Mundial, pero se quedaron cortos en todas las otras ocasiones (1904, 1912, 1913, 1962, 1993 y 2003).

Desde 1995, cuando las Grandes Ligas (MLB) expandieron los playoffs para agregar una ronda de series divisionales, se han celebrado 26 ediciones de la Serie Mundial y apenas en cinco (un 19%) el ganador fue un equipo de 100 victorias durante la temporada.

De otra manera: Sin incluir el 2021, 33 equipos lograron 100 o más victorias en MLB desde 1995 y 11 (el 33%) llegaron a la Serie Mundial y apenas cinco (el 15%) levantó el Trofeo del Comisionado. Las excepciones fueron los Yankees de 1998 (114-48) y 2009 (103-59), los Chicago Cubs del 2016 (103-58), los Houston Astros del 2017 (101-61) y los Boston Red Sox del 2018 (108-54).

En el caso de Dodgers y Giants, que son rivales en el Oeste de la Liga Nacional, el formato de competencia en la postemporada garantiza que lo más lejos que podrían llegar ambos con vida este año es hasta la segunda ronda de las eliminatorias de su circuito.

El que no gane el banderín divisional del oeste entre Dodgers y Giants deberá jugarse su permanencia en la postemporada en el choque de comodines, probablemente contra los Cardinals, y en caso de salir airoso sería para avanzar a la primera serie de playoffs de la historia entre los rivales más antiguos de MLB.

Lo más parecido a una serie de playoffs entre Dodgers y Giants, cuya rivalidad se remonta a cuando ambos jugaban en la ciudad de Nueva York (Dodgers residió en Brooklyn y Giants en Manhattan hasta que se mudaron a la costa oeste antes de la temporada de 1958) ocurrió en 1962, cuando debieron jugar una miniserie 3-2 extra para decidir quien avanzaría a la Serie Mundial, tras quedar empatados en el tope de la Liga Nacional con marca de 101-61.

Los Giants ganaron 2-1 la serie de desempate para quedarse con el gallardete de la Liga Nacional con foja de 103-62, mientras que los Dodgers fueron mandados a casa, pese a su magnífico récord de 102-63.

Para no variar la tendencia, los Yankees (99-66) ganaron la Serie Mundial de ese año en siete partidos a los Giants. Al año siguiente, los Dodgers (99-63) barrieron 4-0 a los Yankees (104-57) en el clásico de otoño.

Después de todo, 100 victorias en la temporada no garantizan el campeonato en MLB.