Los antihéroes y las polémicas del Clásico Barcelona vs. Real Madrid + Koeman vs Ancelotti, el duelo entre dos viejos conocidos que domina el italiano

7:34:01 PM

 

El Clásico es el partido más importante del mundo. Dos mundos totalmente distintos que se enfrentan entre sí y que hacen del terreno de juego el tapete ideal para desplegar el mejor espectáculo global. Precisamente por la presión que ambos equipos sufren, a lo largo de la historia hemos vivido momentos destacados que repasaremos a continuación. No caben todos, pero sí algunos muy sonados.

Remontándonos a la década de los 60 se demuestra que los momentos más polémicos de los clásicos no son sólo cosa de la etapa de Mourinho y Guardiola. Y es que en 1960 ambos conjuntos se vieron las caras en una eliminatoria de Copa de Europa. En el partido de Madrid en Chamartín, ambos equipos empataron a 2 goles, pero en la vuelta al Madrid se le anularon nada más y nada menos que 4 goles. La indignación blanca fue tan grande que muchos historiadores recuerdan aquel partido como un punto de inflexión en cuanto a rivalidad.

Diez años después, en 1970, pasó algo parecido, pero al revés. Y es que en la vuelta de una eliminatoria de la Copa del Rey, al Real Madrid se le pitó un penalti a favor tras una caída de Velázquez… ¡Un metro fuera del área! Como es obvio, el Camp Nou explotó en críticas al árbitro del encuentro, Guruceta.

Más adelante, en la temporada 95/96, se vio una de las imágenes más destacadas de la rivalidad entre ambos conjuntos durante la década de los 90. Es el momento en el que, al sacar de banda, Michael Laudrup, que había abandonado el Barça para fichar por el Real Madrid, se acerca a Johan Cruyff para coger la pelota, pero el holandés señala a Quique Sánchez Flores y le dio la pelota al lateral. La cara de Laudrup no fue, precisamente, de buenos amigos… Está claro que el cambio de aires del danés no gustó en Can Barça.

Ya en la década de los 2000, la prensa catalana bautizó el primer clásico como “El Robo del Siglo”. ¿Qué ocurrió? En el Santiago Bernabéu, y con empate a dos goles, Rivaldo se sacó de la chistera un disparo que terminó en gol del Barça. Sin embargo, el tanto fue anulado por fuera de juego de tres jugadores culés que ni participaban en la acción. Losantos Omar, colegiado del partido, no dio opción a los culés y pitó el final del encuentro.

El 23 de noviembre de 2002 llegó una de las imágenes más icónicas de todos los clásicos. Fue el “debut” de Luis Figo con el Real Madrid en el Camp Nou. Es decir, la primera vez que Figo volvía a la ciudad condal tras el cambio de aires de Barcelona a Madrid. Imagínense. Nada más saltar al campo, el Real Madrid recibió una de las mayores pitadas de su historia con especial dedicatoria a Figo, que hizo el amago de taparse los oídos. Los improperios e insultos desde la banda fueron continuos durante el inicio del encuentro. Además, empezaron a caer una cantidad de objetivos increíble cada vez que Figo se acercaba a sacar un corner hasta que cayó una cabeza de cochinillo. El árbitro, Luis Medina Cantalejo, tuvo que suspender el partido por espacio de quince minutos para que se calmara el ambiente de un partido que, finalmente, se reanudó y terminó con empate a cero goles.

Si la década inicial del siglo XXI fue caliente en cuanto a polémicas, la segunda no se queda corta. La rivalidad entre José Mourinho y Pep Guardiola se tradujo en el campo de una forma bestial. Los codazos, patadas e insultos cruzados era algo habitual. Incluso, ese clima de tensión llegó a provocar que en 2011 hasta el propio Leo Messi perdiera los estribos dando un patadón al balón que acabó en la grada.

En el mismo año, ambos equipos jugaron las semifinales de la Champions League. Al poco de empezar, Pepe, actual defensa del Oporto, fue expulsado por una entrada sobre Leo Messi. Se formó tal quilombo que Mourinho se quejó airadamente en la rueda de prensa post partido y fue expedientado y sancionado con 5 partidos y 50,000 euros. Fue la famosa rueda de prensa en la que Mourinho repitió su famoso “¿Por qué?” en relación a los arbitrajes sufridos en esa época.

Mourinho también se quejó en el partido de vuelta en el Camp Nou por un gol anulado a Higuaín justo antes de caer eliminados. Con ese caldo de cultivo, y tras unos meses de descanso, llegaba la Supercopa de España del mismo año. Es donde todo saltó por los aires. Marcelo entra a Cesc y es expulsado. A partir de ahí se forma una tangana entre los jugadores que termina con una guerra entre banquillos. Con los cuerpos técnicos, suplentes y titulares enfrascados en peleas varias, Mourinho se acercó a Tito Vilanova y le metió el dedo en el ojo. En la historia moderna del fútbol nunca se había vivido un clima de tensión así. El Barcleona ganó aquel trofeo.

En 2012, Iker Casillas se calentó tras la eliminación del Madrid en otro clásico copero. El capitán blanco le gritó a Teixeira Vitenes, el árbitro de aquel partido, “Vete de fiesta con ellos, tanta polla…”. Aquel grito fue en el túnel de vestuarios, justo tras el partido, y confirmado por el propio Casillas en zona mixta.

En los últimos años, las polémicas se relajaron bastante. De hecho, en las últimas temporadas hubo algún punto de polémica, pero por culpa del VAR. Nada importante respecto a lo ocurrido en otras décadas. El año más caliente fue 2011, cuando el ambiente provocó, incluso, una llamada de teléfono entre Xavi Hernández e Iker Casillas para intentar que lo ocurrido entre ambos equipos no afectara a la selección española. Historia del fútbol e historia de los clásicos.


Koeman vs Ancelotti, el duelo entre dos viejos conocidos que domina el italiano

BARCELONA — Ronald Koeman y Carlo Ancelotti se reencontrarán en un banquillo al cabo de 18 años de la última vez que se enfrentaron. Dirigía en aquel momento el holandés al Ajax y el italiano al Milan y fue en la fase de grupos de la Champions de la temporada 2003-04. 1-0 en San Siro y 0-1 en el Amsterdam Arena fueron los resultados que concluyeron con el Ajax eliminado y el Milan clasificado.

La temporada anterior (2002-03) se habían cruzado por primera vez en los cuartos de final del mismo torneo. Igualados sin goles en Amsterdam, una diana de Jon Dahl Tomasson en tiempo añadido en San Siro le dio el triunfo (3-2) y el pase a las semifinales al conjunto italiano, que acabaría conquistando el título en Manchester.

Nunca más volvieron a enfrentarse como entrenadores, si bien su carrera tiene el nexo común del Everton, cuyo banquillo ocupó Koeman durante 58 partidos entre junio de 2016 y octubre de 2017 y fue de Ancelotti a lo largo de 67 entre diciembre de 2019 y junio de 2021, cuando lo abandonó para regresar al Real Madrid, que ya habia dirigido con anterioridad entre 2013 y 2015.

Si como futbolistas nunca se vieron cara a cara, Koeman sí se enfrentó al Real Madrid como jugador del Barça y del PSV, mientras que Ancelotti no llegó a jugar contra el Barça. Formaba parte de la plantilla del Milan cuando disputó ante el equipo azulgrana la Supercopa de Europa de 1989 (ya estaba Ronald en el Barcelona) pero una lesión le apartó de los dos enfrentamientos.

Koeman, por su parte, como futbolista del Barça, disputó 14 Clásicos de los que ganó nueve, empató tres y perdió seis, marcando cinco goles. También tomó parte del partido de ida de las semifinales de la antigua Copa de Europa en la temporada 1987-88, como jugador del PSV y arrancando un 1-1 en el Bernabéu, no jugando la vuelta por lesión en un partido que le valió al equipo de Eindhoven el pase a la final que después ganaría al Benfica por penaltis.

CARA Y CRUZ

Sus estadísticas como entrenadores enfrentados al equipo rival muestran números encontrados. Al frente del Barça Koeman perdió los dos partidos de la pasada temporada (1-3 en el Camp Nou y 2-1 en el estadio Alfredo Di Stéfano) aunque en marzo de 2008, durante su corta etapa en el Valencia se impuso por 2-3 en el Bernabéu.

Ancelotti, por su parte suma 11 partidos como entrenador contra el Barça. Dirigiendo al Real Madrid, entre 2013 y 2015, cosechó dos victorias y tres derrotas, habiendo disputado sin demasiada suerte otros seis encuentros anteriormente.

Al frente del Milan ganó y perdió (1-0 y 2-1) en la fase de grupos de la Champions de la temporada 2004-05 y fue eliminado en las semifinales de la temporada siguiente, derrotado 0-1 en San Siro y empatando sin goles en el Camp Nou. Como entrenador del PSG, en la temporada 2012-13, cayó eliminado en los cuartos de final tras igualar (2-2) en París y 1-1 en Barcelona.

En la historia quedará de esos partidos, en cuanto a los Clásicos, la victoria por 3-4 del Barça en el Bermabéu en marzo de 2014… Y el triunfo del Real Madrid en la final de la Copa del Rey del mismo año, con el inolvidable gol decisivo de Gareth Bale en Mestalla (1-2) sobre el Barcelona del Tata Martino.

 

Tomado de ESPN

2 comentarios

    • Kikiriki el 23 octubre, 2021 a las 7:03 am
    • Responder

    Por goleada vamos a ganar mañana.
    Karim va a lucirse.

    • Chikungunya el 23 octubre, 2021 a las 1:55 pm
    • Responder

    No he visto rivalidad como la época de Mou vs Guardiola, que partiditos.

    A por ellos…

    ¡Hala Madriddddddddddd!!!!!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.