Los protagonistas del Clásico: Las figuras que forjaron la rivalidad entre Barcelona y Real Madrid

7:27:38 PM

 

 

Cuando se trata del fútbol mundial, se podría decir que no existe un partido o rivalidad más grande que Barcelona vs. Real Madrid. El Clásico español puede ser uno de los choques de mayor importancia en todo el ámbito deportivo, rivalizando al Super Bowl o la Serie Mundial en cuanto a poder de atracción de audiencias televisivas a nivel mundial. Hoy en día, los seguidores del fútbol de más de 180 países pueden ver las batallas entre estos dos equipos (una población superior a 650 millones de personas; sin embargo, los estimados realistas de cifras de audiencia oscilan entre 75 y 100 millones); y aunque ambos equipos aparentan vulnerabilidad esta temporada, ésta disputa de más de un siglo de antigüedad hará salir a relucir lo mejor de ellos.

Es un partido que nos ha dado algunos momentos inolvidables (tales como la victoria 6-2 del Barça en 2009 en Madrid) y que ha sido definido por el deslumbrante poder de las estrellas de ambos equipos. Hemos visto a Lionel Messi (26 goles en 43 Clásicos) y a Cristiano Ronaldo (18 en 29). Por su parte, Sergio Ramos superó la marca histórica de apariciones al disputar su encuentro número 44 antes de partir este verano al Paris Saint-Germain. Tres jugadores del Barcelona (Andrés Iniesta en 2015, Ronaldinho en 2009 y el fallecido Diego Armando Maradona en 1983) llegaron a recibir ovaciones de pie en el estadio Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid, gracias a sus geniales actuaciones en un partido.

Si bien ha habido incontables figuras que participaron o repercutieron sobre esta rivalidad desde que ambos equipos se vieron las caras por primera vez el 13 de mayo de 1902, algunos han dejado una huella indeleble en lo que ha llegado a convertirse esta rivalidad, la más grande de todo el fútbol, bien sea porque sentaron las bases de cada club, o gracias al impacto sísmico que causaron, ayudando a que este duelo sea el de mayor renombre en todo el panorama deportivo mundial. ESPN entrevistó a jugadores, entrenadores y ejecutivos del pasado y presente, para conversar sobre la magia de esta rivalidad, al igual que los elementos que hacen a estos personajes tan vitales para impulsar la leyenda de El Clásico.

Con la colaboración de Moisés Llorens, Samuel Marsden, Alex Kirkland, Rodrigo Fáez, Graham Hunter, Sid Lowe, Julien Laurens, Martín Ainstein y Eduardo Fernández-Abascal

 

¿Cómo es jugar un Clásico?

Barcelona y Real Madrid se toparán en la versión número 247 del Clásico este fin de semana, y continuarán una rivalidad que no ha carecido de drama. David Ramos/Getty Images

Iker Casillas, portero del Real Madrid (1999-2015): Creo que el Clásico es la rivalidad más intensa del planeta Tierra. Los Clásicos que jugamos contaban con una rivalidad máxima, amistad, competencia, enemistad; aunque al final, creo que esa rivalidad y esa especie de competencia hace que todos los jugadores crezcan y mejoren. En los Clásicos teníamos que mostrar instinto ‘peleador’, no sólo en lo futbolístico, sino también en las batallas sicológicas: ¡batallas antes de los partidos, batallas después de los partidos y durante los partidos!

Carles Puyol, defensor del Barcelona (1999-2014): [Sobre el Clásico de 2008, que terminó en victoria del Madrid 4-1] No sólo fue el peor partido que pueda recordar, sino también la peor noche que tuve en mi carrera futbolística. No solo fue la derrota, o el marcador, sino la sensación de impotencia absoluta. Hicimos el pasillo de honor para ellos (habían sido confirmados como campeones de LaLiga antes del encuentro); pero eso no fue problema; así es cómo entiendo que debe ser este deporte. Pero fue la forma cómo perdimos esa noche.

Xavi Hernández, mediocampista del Barcelona (1998-2015) y veterano de 42 Clásicos, sobre esa derrota de 2008: El Madrid anotó cuatro goles esa noche, pero créeme, pudieron ser seis o siete …

Andrés Iniesta, mediocampista del Barcelona (2002-2018), 38 Clásicos: Un Clásico no solo es el día, es la semana, los días previos, los días posteriores. Se vive de manera distinta, con muchísima tensión, con muchísimas ganas de que llegue el partido y luego el juego es algo espectacular de vivir. No sé cuántos tuve la oportunidad de vivir, pero con muchísima ilusión y tensión.

Aitor Karanka, defensor del Real Madrid (1997-2002), asistente del Real Madrid (2010-2013): Siempre se habla de sueños de infancia de jugar en un grande, con la selección o de ganar títulos. Jugar un Clásico siempre era el sueño de todo jugador. Y sigue siendo. Ahora tiene mucha más repercusión. De aquella, incluso, había muchas veces que tenías una semana para preparar el partido y la gente podía subir a la ciudad deportiva a ver los entrenamientos y animar, lo cual es algo que se diferencia respecto a la actualidad. Ese es el máximo cambio.

Como jugador es el partido que a todo el mundo le gustaría jugar.

Aureli Altimira, preparador físico del Barcelona (2008-2014): Las semanas de Clásico son especiales para todos. Nosotros las encarábamos con valentía, sobre todo cuando jugábamos en el Bernabéu. Éramos conscientes de que en Madrid habías de ir a dar la cara, a ser valiente y a no escatimar ningún esfuerzo. Si dudabas, te aplastaban. En casa, lo mismo. Querer tener la pelota, presionar todos a una y buscar la profundidad con cabeza.

Joan Gaspart, vicepresidente del Barcelona (1978-2000), presidente del Barcelona (2000-2003): Soy un gran Culé desde que nací, de pequeñito. Siempre los clásicos he vivido con una gran pasión. Son 3 puntos igual que cualquier partido, pero el Madrid siempre ha sido nuestro gran rival deportivo y esto llevaba a niveles para ellos y nosotros, además el aspecto digamos de orgullo, honor y prestigio, a ganarse mutuamente. He vivido grandes victorias y grandes derrotas. La rivalidad deportiva es histórica, de toda vida.

Andoni Zubizarreta, portero del Barcelona (1986-1994), director deportivo del Barcelona (2010-2015): Un Clásico siempre es un partido especial, diferente. Es una Liga dentro de una Liga. Es vital ganar en casa, puesto que eso acaba de ordenar muchas cosas y haces que la gente y el público esté muy orgulloso de los jugadores. La gente lo da todo en la grada y eso se nota en el césped.

Evidentemente que las cosas han cambiado mucho de hace un tiempo a ahora. Pero para el jugador que entiende de qué va un Clásico, eso da igual. La competitividad con el máximo oponente siempre es la más grande posible y ganar ese partido es uno de los de los objetivos de la temporada.

Pep Guardiola vs. Jose Mourinho

El hombre que convirtió al Barcelona en toda una potencia inició su carrera como entrenador a cargo de las reservas. Asumir las riendas del equipo absoluto fue su primer empleo de relevancia; sin embargo, Pep Guardiola demostró de inmediato su capacidad y destrezas. Guardiola, que formó parte de la plantilla que alzó seis títulos de LaLiga en la década de 1990, ganó 14 trofeos en cuatro campañas como director técnico (récord del club), incluyendo el “sextete” y haciendo historia como el entrenador más joven en ganar la Champions League.

Su marca ante el Madrid es de pocos defectos, al ganar nueve de 15 encuentros, con cuatro empates. Perdió una sola vez como timonel del Barcelona.

Gaspart: Cuando se fichó a Bobby Robson (1996), su ayudante fue un jovencito Jose Mourinho. Vino de segundo para ayudarle como traductor porque Bobby no hablaba más que inglés. En cualquier caso, estuvo en Barcelona un tiempo después se fue a Madrid. Hoy es un gran entrenador, conocido en el mundo entero

Mourinho tampoco se lo recuerda con mucho cariño, pero no es comparable con Luis Figo. Mourinho, al final, se fue del Barca y luego estaba en Madrid. Es un profesional y no se puede recriminar. Hizo un gran trabajo en Barcelona e hizo buen trabajo en Madrid. Mourinho no sería maltratado si viniese un día al Camp Nou.

Joan Laporta, presidente del Barcelona (2003-2010, 2021- ): Siendo sincero, con la mayoría de los medios e incluso algunos miembros de mi Junta Directiva (la minoría, afortunadamente) que querían a Mourinho, quería sorprender a la gente [contratando a] una persona que conocía al detalle y que había participado en la filosofía de Cruyff, que incorpora el genuino estilo futbolístico sobre el que se basa nuestro modelo. De inmediato, la gente de Mourinho me llamó, diciéndome: ‘Supongo que todo esto sobre tu deseo de contratar a Guardiola no es cierto y que quieres a Mourinho’. Les respondí: ‘Miren, Mourinho es un gran profesional, pero decidí contratar a Guardiola’.

Las batallas entre Mourinho y Guardiola se convirtieron en el material con el que se forjan las leyendas: su primer enfrentamiento en el Clásico español terminó 5-0 a favor del Barcelona. Y si bien Mourinho sólo gano un encuentro contra el Barça en los cuatro años durante los cuales ambos técnicos se vieron las caras en España, específicamente en la final de Copa del Rey de 2001, sus choques se hicieron legendarios.

Laporta: El único cuestionamiento era su falta de experiencia, pero eso no me preocupaba. Consulté con Johan [Cruyff] y Txiki [Begiristain], diciéndoles que creía que Pep podía ser el nuevo entrenador del Barcelona. Me contestaron que él estaba totalmente preparado, así que tuve una reunión con Pep y le dije que quería que se convirtiera en entrenador del plantel absoluto. ¿Saben qué me dijo? “No tienes los hue—”.

La rivalidad entre Guardiela (izq.) y Mourinho elevó el perfil del Clásico en la era moderna. DANI POZO/AFP via Getty Images

Iniesta: Mis ídolos eran Laudrup y Guardiola.(Tener a Guardiola como técnico fue) una motivación extra, fue muy bonito vivir lo que viví con él por lo que significaba para mí como ídolo desde pequeño. Tenía una convicción y confianza en nuestras posibilidades brutales, en lo que hacíamos y cómo lo hacíamos. Es un entrenador que sabe sacar el 200% de cada jugador y tiene las ideas muy claras, eso nos lo hizo creer desde el minuto uno y lo pudimos llevar a cabo.

Altimira: Guardiola tenía una gran virtud, que escuchaba a todo el mundo y luego él decidía, pero de entrada escuchaba.

Zubizarreta: Un ejemplo claro (de la estrategia de Guardiola) fue jugar con el nueve falso. Guardiola, antes de ir al Santiago Bernabéu, en 2009, decidió no jugar con un delantero fijo, rompiendo de esta manera los esquemas que el Madrid tenía preparado para conseguir la victoria. El plan salió de maravilla, el Barcelona ganó 2-6 y ese partido será recordado en la historia del fútbol.

Zubizarreta: Los Clásicos con Mourinho generaron mucha tensión. El Madrid lo contrató para frenar la contundencia con la que estaba jugando y ganando el Barcelona, después de eliminar al Barça en las semifinales de Champions de 2010. Después del 5-0 de finales de noviembre de 2010, la cosa cambió. Fue como si el Madrid hubiese entendido que la diferencia era importante y comenzó a plantear los partidos a su manera. Se generó mucha tensión y hubo momentos desagradables.

Sergio Ramos cuenta con la mayor cantidad de cartones rojos a un solo jugador (26) en la historia de LaLiga, y cinco de esas amonestaciones se manifestaron ante el Barcelona. En el encuentro del 2009, el Barcelona se impuso 5-0 y eso causó que el defensor intentara lesionar a Messi, siendo sancionado con un tardío cartón rojo y sumando mayor oprobio a una derrota contundente.


La ruda entrada por parte de Sergio Ramos a Lionel Messi, falta que provocó una tarjeta roja, se recuerda como uno de los momentos más desagradables de la era Guardiola vs. Mourinho. David Ramos/Getty Images

Eduardo Iturralde González, arbitro de LaLiga (1995-2002) que expulsó a Ramos: Era una de esas situaciones que podías ‘oler’. Lo vi correr hacia Messi y pensé: ‘le va a dar’. No solo hay que conocer las reglas, hay que conocer el juego. De no haberlo ‘olido’, no habría estado en el sitio correcto. Entonces, se produce una reyerta: Ramos confronta a Puyol, Xavi está ahí, se acercan los dos porteros. Todos chocan con todos. Intenté ponerme en el medio, romper la pelea, pero fue imposible: los brazos volaban por todas partes.

El único que no está en el medio de todo es Iniesta. Le digo: ‘pero demonios, ¿cómo son ustedes?’ Y él me responde: ‘ah, esto te encanta’.

Xavi Hernández, sobre el Clásico jugado en la edición 2011 de Champions League: Mourinho nos provocaba tanto, una y otra vez, que finalmente los jugadores del primer equipo queríamos que Guardiola respondiera. Cuando vimos su rueda de prensa prepartido [Guardiola dio una explosiva diatriba contra Mourinho], nos encantó y le aplaudimos frente a su asiento del restaurante cuando volvió al hotel donde se concentraba el equipo. Pep nos dijo: ‘siéntense y paren ya.


Lionel Messi vs. Cristiano Ronaldo

Es imposible hablar del Clásico, o de los respectivos clubes, sin mencionar a Messi o a Ronaldo, quienes se vieron las caras directamente en la rivalidad por un periodo de casi una década vigorizante. Entre las dos estrellas, han ganado 11 de los más recientes premios de Balón de Oro, y cuando uno de ellos destacaba, el otro pasaba por un mal momento. Messi superó en anotaciones (26 goles en 43 Clásicos, en comparación a 18 en 29 encuentros para Ronaldo), sin embargo, Rolando y el Madrid consiguieron cuatro títulos de Champions en cinco años. Sin importar la preferencia, el impacto de ambas figuras fue casi parejo.

Ramón Calderón, presidente del Real Madrid (2006-2009): Sin duda Messi es y sigue siendo un jugador excepcional. Los aficionados al futbol hemos tenido mucha suerte de haber vivido en la época de Messi y Cristiano Ronaldo juntos y más cuando los dos competían en España. (El partido en marzo de 2007) fue un partido frenético con cambios continuos en el marcador. Ese partido nos dio el empuje para ganar aquella liga. Fue un poco milagroso porque teníamos nueve o diez puntos de diferencia a falta de ocho partidos. Fuimos poco a poco remontando.

Aquel partido fue clave. Habíamos cambiado 18 jugadores cuando yo llegué a la presidencia para cambiar el sentido que había tomado el club, que no ganaba nada en 3 años, y aquel partido demostró a los jugadores que eran capaces de ganar, que eran capaces de remontar y que sí eran capaces de ganar al Barcelona. Messi estuvo sensacional. Vibramos todos en el estadio y en el palco. La verdad es que es uno de los partidos que se recuerdan siempre. … Obviamente siempre que juega el Real Madrid he querido que gane mi club, pero como aficionado siempre he admirado a los que han sido grandes jugadores y Messi ha sido uno de ellos.

 

Messi tormentó al Real Madrid mientras llevaba la camiseta del Barcelona, con marca histórica de 26 goles en 44 encuentros de Clásico. OSCAR DEL POZO/AFP via Getty Images

Josep María Minguella, agente de futbolistas: A Messi lo trajimos a Barcelona, después de un sensacional trabajo de scouting de colaboradores míos en Rosario (Argentina). Es una historia muy conocida de cómo se fraguó todo y de qué problemas tuvimos para poder cerrar su incorporación al Barcelona, casi en el último momento cuando Carles Rexach firmó la famosa servilleta en el Tenis Pompeya de Barcelona.

La primera vez que vi a Cristiano Ronaldo fue viajando con Javier Subirats, entonces en el fútbol base del Valencia, a ver un patido amistoso Sub-19 o Sub-18 entre Portugal e Inglaterra. Viajé porque la cantera portuguesa siempre había dado muy buenos futbolistas, pero sin conocer a nadie en concreto. Antes no era como ahora, que puedes saberlo todo antes de viajar.

Vimos el partido y destacaron algunos jugadores, aunque no eran para nada conocidos. Tras el choque, fuimos al hotel de Portugal y estuvimos cenando al lado de la expedición. Allí había jugadores desconocidos para la mayoría, pero que con el tiempo se hicieron muy populares, entre ellos ThiagoRicardo Quaresma y Cristiano Ronaldo. Nos los presentaron y estuvimos charlando, pero lo dejamos ahí.

Con el paso de las semanas, y ya a nivel de clubes, supe que el Sporting de Portugal iba a jugar un amistoso con el Manchester United y Sir Alex Ferguson fue el más rápido de todos y acabó firmando a Cristiano.

Iniesta: Para mí es una garantía de éxito, o de acercarse al éxito al tenerlo en el campo, marca la diferencia en cada partido, para mi es el número uno.

Calderón: Me costó mucho contratarlo porque el United obviamente no quería dejarlo salir. Es un jugador único, excepcional, junto con Messi en su momento era el mejor y yo no podía perder la oportunidad como presiente de contratarle. Lo conseguimos y pareció que la cifra que se pagaba era muy alta. En aquel momento no se habían pagado nunca 94 millones de euros por un jugador. Pero el dinero lo teníamos, yo decía siempre que el dinero tiene que estar en el campo, no en el banco. Conseguí duplicar el contrato de televisión, conseguí aumentar los ingresos y podíamos permitírnoslo.

Ficharle fue extraordinario y nos ha dado todo. Nos ha dado títulos durante 9 años. Él ha ganado reconocimientos individuales, Balones de Oro… y el Madrid ha ganado cuatro Champions. Ha conseguido demostrar que es un jugador excepcional y en los clásicos no perdió la oportunidad de hacerlo. Los grandes jugadores siempre lo demuestran en los grandes partidos. El cumplió en los que jugo como lo hacía Messi y como lo han hecho otros muchos.

Cristiano venía ya siendo un número uno. No era fácil (imaginar todo lo que consiguió) porque hoy en día el mundo del futbol es muy competitivo. Tenemos que luchar con clubes que pertenecen a grandes compañías, a millonarios. La esperanza cuando le fichamos es que respondería a la expectativas y lo hizo con creces. Fue mucho más de lo esperado. Su trayectoria durante los 9 años que estuvo es muy difícil que se vuelva a igualar.

Minguella: (Messi y Cristiano) han dejado el listón muy alto, casi inalcanzable para el resto. Los han dado, y siguen dándolo todo por el fútbol. Le tienen un amor apasionante por el deporte y eso ha hecho mejores a sus compañeros y a los rivales.

LaLiga tuvo suerte, como el resto de los humanos, de haber coincidido con ellos el espacio y tiempo. Son dos jugadores casi irrepetibles, con un hambre única por estar siempre en lo más alto. Es muy difícil que se repita una rivalidad así en dos jugadores durante más de 15 años. Lionel Messi se ha convertido en un jugador que crea, asiste y además hace muchos goles, algo que no es normal, mientras que Cristiano Ronaldo, todo sea dicho, cada vez participa menos del juego, pero sigue siendo un rematador único, un goleador insaciable.

Mientras tanto, Cristiano Ronaldo le marcó 18 goles al Barcelona en nueve temporadas con el Madrid. PAU BARRENA/AFP via Getty Images

Karim Benzema, delantero del Real Madrid (2009- ): Cuando juegas con alguien [como Cristiano] que anota entre 50 y 60 goles por temporada, pues obviamente estás a servicio del equipo; aunque también estás al servicio de ese jugador, porque es alguien que marca muchos goles. Debes adaptarte, y yo me adapté a él. [Se siente extraño que ya no sigan jugando en el Clásico], pero antes de ellos estuvo Zidane, estuvo Ronaldinho, estuvo Ronaldo, estuvo Samuel Eto’o.

Los nombres cambian, pero Real Madrid-Barcelona sigue siendo Real Madrid-Barcelona, sin importar los jugadores.


Santiago Bernabéu: el hombre que hizo al Real Madrid

Es justo decir que el Real Madrid no existiría sin Santiago Bernabéu. La Casa Blanca no sólo juega en el estadio construido por él y que tiene su nombre; asimismo, sus notables éxitos como jugador (68 goles en 12 temporadas, después de hacer su debut con el primer equipo a los 17 años) y presidente del club (sumando 70 títulos importantes en 35 años) no tienen precedentes.

Bernabéu convirtió al Real Madrid en potencia mundial gracias a sus convicciones y valentía, construyendo un estadio con capacidad superior a 100.000 personas (en una época en la cual el club congregaba promedios que apenas alcanzaban el 15 por ciento de dicha cifra), creando complejos de entrenamiento de última generación; todo ello mientras fomentaba una atmósfera de éxitos y trabajo duro. También desempeñó un papel clave en la formación de la Copa de Europa (actualmente conocida como Champions League) y supervisó el dominio de su equipo en las primeras etapas de la competición, alzando el trofeo en seis ocasiones (cinco de ellas consecutivas) entre las décadas de 1950 y 1960.

Amancio “Amaro” Varela, defensor del Real Madrid (1962-76), director técnico del Real Madrid (1984-85): Él siempre insistía en la importancia de ser humilde, simple. No podíamos andar por ahí diciendo que éramos los mejores, hinchando los pechos, así lo fuéramos. Humildad, humildad, humildad. Era alguien por quien sentías tanto respeto.

Ignacio Zoco, mediocampista del Real Madrid (1962-1974): Cuidaba de ti y de tu familia. No sólo eras un futbolista.

José “Pirri” Martínez Sánchez, mediocampista del Real Madrid (1964-1980): Si estaba en el hospital, iba a visitarme y conversábamos por horas y horas. Era una figura paternal. Cuando estábamos concentrados en el hotel del equipo, los jugadores decían: ‘Don Santiago está aquí …’ y corrías al baño para asegurarte de que estuvieras bien afeitado. Quería que el Real Madrid fuera ejemplar, en todos los sentidos. Mantenía a raya a todos.

Jorge Valdano, delantero del Real Madrid (1984-1987), entrenador del Real Madrid (1994-1996): Fue un adelantado a su tiempo, asumiendo riesgos que fueron verdaderamente históricos. En una España económicamente deprimida, construyó un estadio con capacidad para 120.000 personas y lo llenó seduciendo a las estrellas más grandes de su época. El Real Madrid es tan grande como los títulos que ha ganado y las figuras que ha seducido para incorporarlas a su plantilla.

Vicente del Bosque, mediocampista del Real Madrid (1968-1984), entrenador del Real Madrid (1999-2003): Bernabéu fue el líder moral y espiritual del club. Llegó siendo chico de recados y se fue casi seis décadas después como director. Era cercano a nosotros, patriarcal, paternalista. Nos conocía a todos. Y fue adelantado a su tiempo.

Calderón: Fue un pionero en todo, fue un visionario. Él ayudó a fundar la Copa De Europa junto con el diario L’Equipe. Fue el primero en importar jugadores extranjeros. Tuvo una visión clara de lo que iba a ser el futbol y como debía ser el fútbol. El puso los cimientos para que el equipo sea lo que hoy es.

José Santamaría, defensor del Real Madrid (1957-1966): No permitía ningún escándalo. Cuando ganamos la quinta Copa de Europa, aquella famosa, al día siguiente llegamos a Madrid y teníamos que llegar en condiciones normales. La noche anterior no podía haber habido fiesta. Hasta tal punto que el festejo fue zumo de naranja y galletitas María.


Johan Cruyff: el iconoclasta que llevó al Barcelona a la cima (a costa del Real Madrid)

Bajo Johan Cruyff, el Barcelona se convirtió en una fuerza potente, y sus filosofias futbolísticas perduran como parte de la identidad del club. David Davies/Offside via Getty Images

Cuando el delantero neerlandés llegó al Barcelona en 1973, se encontró un club en medio del caos y en notable desventaja con sus rivales. Sin dinero que invertir y pocas formas de cerrar orgánicamente la brecha con el Real Madrid, que en ese entonces había ganado ocho de los últimos 10 títulos de LaLiga, Cruyff llegó mediante un pase récord (valorado aproximadamente en $2 millones) para conducir al Barcelona hasta alcanzar la gloria en LaLiga en su primera temporada con el club culé, terminando así con una sequía de 13 años. Sin embargo, Cruyff surtió su impacto más profundo como director técnico del FC Barcelona, inclinando la balanza de la rivalidad del Clásico a favor de los culés.

El club blaugrana (en un reflejo de sus actuales aprietos) estaba inmerso en deudas y lleno de problemas cuando Cruyff asumió el puesto de entrenador en 1988. Sin embargo, estableció rápidamente la época del “Dream Team” del club, que alcanzó cuatro títulos consecutivos en LaLiga y cuatro finales de Copa de Europa al hilo, incluyendo el trofeo de 1991, el último antes de ser sustituido por la actual Champions League.

“La influencia de Johan Cruyff fue inmensa”, afirmó en una ocasión Pep Guardiola. “Cambió la mentalidad del Barcelona. Su influencia es incomparable. Es la persona más influyente del mundo del fútbol en los últimos 50, 60 años. Nadie puede compararse con él”.

Txiki Begiristain, delantero del Barcelona (1988-95), director deportivo del Barcelona (2003-2010): Todos sentíamos la presión y la necesidad de ganar; sin embargo, cuando veías a Cruyff, sentías que era capaz de superarlo todo. Lo tomaba todo con calma. Creíamos que sus ideas estaban bien para Holanda, pero que serían imposibles de implementar en España. Pero él no tenía dudas. Nos convenció de que podíamos ganar títulos con sus ideas.

Cuando las cosas se ponen difíciles, sueles ponerte a la defensiva. Pero él no tenía esa mentalidad: su primera opción siempre era atacar más … No le tenía miedo a nada. Quién sabe si estaba preocupado por debajo de la superficie; sin embargo, nunca transmitió pánico. Jamás.

Eusebio Sacristán, mediocampista del Barcelona (1988-1995), tercer entrenador del Barcelona (2003-2008): Los jugadores [quieren] correr por todos lados y Johan les decía: no, párense. No invadan el espacio que ocupa tu compañero, no permitan que un defensor marque a dos de ustedes … sepárense. Su idea era ‘tengo jugadores con técnica, vamos a ubicarlos en posiciones en las que el oponente no pueda quitarles el balón. Siempre tengamos abierta una línea de pases, abramos a los extremos para que los defensores que quieran detenerlos tengan que esparcirse por la cancha. Era algo diferente, vanguardista, revolucionario, emocionante… ¿qué puedo decir? En mi caso, encontré mi religión y le soy fiel. Era mi fútbol, me sentaba bien. Mi fe era inquebrantable.

Carles Rexach, delantero del Barcelona (1965-1981), segundo entrenador del Barcelona (1987-1996): Fue una revolución en el fútbol y la gente no sabía que hacer con eso. En aquél entonces, todo era: correr, saltar pelear. Con él, era: no, tenemos que jugar mejor.

Michael Laudrup, delantero del Barcelona (1989-1994), delantero del Real Madrid (1994-1996): Cruyff es el único entrenador que, cuando te decía las cosas desde el punto de vista táctico, pensabas: ‘oh, por supuesto’. Por supuesto, pero … el 90% de los entrenadores no decían eso. Lo veía con claridad, con lógica. Él fue una revolución.

Zubizarreta: Los entrenadores tienen sus ideas y trabajan para contrarrestar todo lo que creen que el técnico rival tiene en la cabeza. Johan Cruyff, como ahora Pep Guardiola, por ejemplo, idearon cosas puntuales para partidos que ellos consideraron importantes que, si salían bien, podían establecerse e instaurar se en el futuro.

Cruyff, claro, también probó cosas que le salieron bien, y otras que no resultaron como estaban previstas. Pero son cosas que pueden suceder. Lo importante es creer en lo que quería hacer y apostaba en ello.

Sacristan: He visto jugar a Messi y Maradona, pero ¿alguien con la visión y análisis que tenía Johan, y capaz de comunicarlos como lo hacía Johan? No … no los conozco a todos. Pero, de todos los que he conocido (sus ideas, conceptos, detalles, matices, idea futbolística), he tenido el privilegio y el honor de estar muy cerca a alguien capaz de comunicarlos como lo hacia él.


Los que han jugado a ambos bandos de la rivalidad

Más de 30 futbolistas han representado a ambos equipos en la eterna rivalidad del Clásico; sin embargo, pocos han dejado huella como este selecto grupo.

Alfredo DiStéfano cuenta en la lista, a pesar de no haber sumado un minuto vistiendo la camiseta blaugrana. Fue la estrella de la mejor época del Madrid, a pesar de estar “destinado” a jugar con el Barcelona. Los culés que habían concretado la operación para fichar al artillero argentino, proveniente del Millonarios de Colombia. Sin embargo, la Federación Española de Fútbol se negó a reconocer el pacto, lo que abrió la puerta para que el Real Madrid se lanzara por él. Finalmente, los merengues lograron sellar un contrato con “La Saeta Rubia”. Eventualmente, y a pesar de las denuncias de conspiración, terminó representando al Real Madrid.

Ocho títulos de LaLiga, cinco Copas de Europa y dos Balones de Oro después, y es tentador pensar qué habría ocurrido si el Barça hubiese podido inscribir a Di Stéfano.

Gaspart: Di Stéfano lo fichó el Barça y después lo quitó Madrid. Estaba un contrato que no estaba muy claro y al final siendo los oportunistas de este momento se fue al Madrid. Y el Madrid ganó las Copas de Europa que ganó e hizo lo que hizo con Di Stéfano . Esto también fue otra operación muy sucia, más política que otra cosa en aquel momento. Yo lo recuerdo casi de niño.

Alfredo DiStéfano había llegado a un acuerdo para unirse al Barcelona, pero el Madrid se aprovechó de la incertidumbre sobre el papeleo de la transferencia y fichó a uno de los mejores jugadores que ha llevado su uniforme. Photo by ullstein bild/ullstein bild via Getty Images

Darcy “Canario” Silveira dos Santos, delantero del Real Madrid (1959-1962): Coincidí con Pelé y Di Stéfano (como jugador), y eran los mejores. Pero Alfredo era más completo. Era el número uno.

Juan Santisteban, mediocampista del Real Madrid (1955-1961, 1963-64), segundo entrenador del Real Madrid (1979-1981, 1982-1984): No creo que haya nacido o nacerá un futbolista que pueda igualarlo. Físicamente, era increíble. La gente le compara con Pelé, pero Di Stéfano jugaba en todas las posiciones. Todas. Y cada una. Le vi atajar un gol dentro de su meta en una ocasión (contra la Real Sociedad, creo) y en el mismo movimiento, terminar del otro extremo de la cancha y marcar. Era una bestia. Nadie lo podía parar. No has visto a nadie como él, y nunca lo verás.

Calderón: Él decía algo que yo repito siempre cuando oigo que jugadores, entrenadores o presidentes se quejan de que han tenido algún contratiempo con el árbitro o con las lesiones. Él siempre decía: “Un equipo grande, y el Madrid lo es más que ninguno, nunca puede quejarse de los árbitros, ni de las lesiones ni de la mala suerte”. Es un principio muy importante en el futbol y en el deporte en general. Se puede quejar uno pequeño o uno mediano pero el Real Madrid nunca.

El anecdotario del ‘Pentapichichi’ previo al Barcelona vs Real Madrid

También está Michael Laudrup, quien jugó con ambos equipos en la década de 1990. Es el único jugador en ganar con marcadores 5-0 en Clásicos, vistiendo las camisetas del Barcelona y Real Madrid, y lo logró en el espacio de un año calendario. El marcador 5-0 se hizo tristemente célebre entre jugadores e hinchas de ambas parcialidades, burlándose entre ellos alzando sus manos con todos los dedos extendidos, como recordatorio del triunfo con cinco goles: “la Manita”.

Laudrup: Nunca hice la “Manita”. No me gusta. Porque, sin ánimo de ser arrogante, he perdido 5-0 y no me gusta porque es algo humillante. Me gusta ganar, pero es como cuando haces un caño. Solo la utilicé para desbordar a mi oponente, jamás para humillarlo. Entonces, no me gustó el 5-0 por lo que se convirtió.

La única historia agradable ocurrió unos años después. Cuando era técnico del Getafe, estaba en un aeropuerto y un hombre que estaba allí con su hijo de 10 años (o sea, que el chico nació cuando dejé de ser futbolista). El padre me pide una foto antes de girarse para decirle a su hijo: ‘Este hombre era un futbolista muy bueno’. Y el niño le dice a su papá: ‘¡Cinco-cero! ¡Cinco-cero!’.

Michael Laudrup participó en las dos goleadas de 5-0, una por equipo, dentro de un lapso de un año. Jose Breton/NurPhoto via Getty Images

La siguiente década estuvo repleta de jugadores que dieron el salto de un lado a otro, desde el astro brasileño Ronaldo (Barcelona entre 1996-1997, Real Madrid entre 2002-2007), hasta el actual seleccionador de España Luis Enrique (Real Madrid 1991-1996, Barcelona 1996-2004). Sin embargo, fue el pase del Barcelona al Real Madrid del creador portugués Luis Figo en 2000 el que realmente dejó huella.

Gaspart: Lo de Figo fue un acto ilegal y sucio. Florentino Pérez, como persona es muy amigo mío y tengo un respeto, pero sin embargo como presidente del Madrid me hizo una ‘judiada’ tremenda porque hizo una jugada muy sucia. Lo he explicado muchas veces y no hace falta explicarlo más.

El primer partido que jugo el Madrid en Camp Nou con Figo, se armó, tuvo que suspender este partido durante un cuarto de hora para que se calmasen los ánimos de la gente. Yo entonces era presidente. Esto es normal tanto allí como aquí … También Luis Enrique, jugador del Real Madrid y lo fiche para Barcelona, se consideró un traidor por haber venido al Barça. Fue muy diferente a la operación Figo porque Luis Enrique fue una vía normal: acaba contrato y se fichó, punto.

Lo de Figo era muy diferente. Pero todo lo que sea fastidiar a Madrid, o Madrid al Barça, es bienvenido. Siempre cuando sea dentro de la legalidad deportiva, y en el caso de Figo, este legalidad no existió. Pero ya esta pasado y olvidado. No puedo estar recordando toda la vida.

La transferencia de Luis Figo del Barcelona al Madrid fue entre las mas controvertidas en la historia de ambos clubes. La imagen más memorable de la transferencia fue la de una cabeza de cerdo que salió de las gradas del Camp Nou. Firo Foto/Getty Images

En su primer partido en Barcelona después del pase, jugado el 23 de noviembre de 2002, los hinchas no podían ocultar su molestia; abucheándolo durante todo el partido y lanzando objetos a la cancha cada vez que el luso se aprestaba a cobrar un tiro de esquina. La imagen más memorable fue la de una cabeza de cerdo que salió de las gradas antes de terminar el primer tiempo. La operación Figo agregó una capa adicional de hiel a la rivalidad.

Michel Salgado, defensor del Real Madrid (1999-2009): Al segundo o tercer córner, me acerqué a Luis Figo y le dije: ‘Olvídalo, amigo. Estás solo’. Solía ofrecerle a Luis la posibilidad de sacar un córner corto, acercándome a él por la línea de banda, pero esta vez no fue así. Llovían misiles desde las gradas: monedas, una navaja, una botella de whisky de cristal. Lo mejor era mantenerse alejado. ¿Tiros de esquina cortos? No, gracias.

Gaspart: Tuvo que suspender este partido con la idea de a lo mejor suspender de forma definitiva. Yo bajé para decirle al árbitro que cuidado con lo que haces porque si suspendes el partido vas a la peor. Vamos a dejar que la gente se calme un poco y vamos a reempezar el partido. Era 15 minutos suspendido, se volvió a empezar, seguir jugando y finalmente empató el partido. Pero tuvo que suspenderlo, no por animación del campo, pero por los objetos que tiraron el campo y el árbitro entendía que esto no es para seguir jugando el fútbol y puede terminar en más problemas.

No puedo aplaudirlo, porque no me gusta que se tiraron objetos al campo, pero la gente estaba muy enrarecida porque era consciente de que este jugador nos había traicionado. La forma con lo que se hizo, y además que sea nuestro máximo rival que es el Real Madrid. Pero puedo decir que al revés había historias de jugadores del Real Madrid que acabó en Barcelona y también han sido líos en el campo del Madrid.

 

Tomado de ESPN

1 comentario

    • Chikungunya el 23 octubre, 2021 a las 2:00 pm
    • Responder

    El domingo estamos de fiesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.