La Peña MD conversó con el joven boxeador profesional cubano, Raynel Mederos: “Quiero marcar una historia en el boxeo”

6:08:53 PM

 

Por el peñista de la MD y de Cascajal, Villa Clara: Yerislandy Conde

 

 

 

 

De vuelta al boxeo, y en esta ocasión con un paisano villaclareño. Un joven que sueña en grande, y que tiene todo consigo para llegar a hacer una carrera fructífera dentro del profesionalismo. En otra exclusiva para el sitio web de la peña Martín Dihigo, contactamos y conversamos sobre varios temas; tanto personales como deportivos. Hoy sacamos a la palestra pública, la figura de Raynel Mederos Blanco.

 

Raynel Mederos

 

MD: La tierra, Villa Clara; y la niñez, coméntanos sobre ambos temas…

RM: Bueno, primeramente soy cubano, de la provincia de Villa Clara. Nacido en el municipio de Remedios, pero posterior me fui a Camajuaní. Mi infancia fue un poco controversial; en el sentido de que fui un niño alegre, me gustaba la música, el baile, la diversión; pero igual hubo una etapa de mi vida que me volví un poco mala cabeza, en el sentido que era muy travieso. Siempre estaba metido en problemas, cosas de la niñez. De niño cubano. En problemas con los vecinos, en problemas cuando salía con los amigos, en la escuela, todo esa serie de cosas. Soy de una familia pobre; o sea, en Cuba se puede decir que es de clase media.

MD: ¿Motivos por los cuales te enfocas en el boxeo?

RM: Mi papá se separó de mi mamá cuando yo tenía 3 años. Cuando tenía 7 años ella empieza con un señor – en este caso es mi padrastro – y él era boxeador, en sus tiempos cuando era joven fue boxeador. Entonces me impulsó a que empezara en el boxeo. Antes estuve en varios deportes; en atletismo, en béisbol, y pasé también por el judo, kárate. Hice unos cuantos deportes antes de meterme de a lleno en el boxeo. Pero mayormente el boxeo lo elegí por mi padrastro, fue algo que me llamó la atención y dije: “este es mi deporte”. Como siempre en la calle y en la escuela cuando niño estaba fajao, me gustaba dar muchos piñazos, jajaja. Me gustaba esa adrenalina de estar tirando golpes.

MD: ¿Te fijaste en alguna figura, algún boxeador en lo particular que te llamaba la atención?

RM: Cuando estaba en Cuba mi ídolo era Guillermo Rigondeaux. Era en ese tiempo el que más estaba sonando y me gustaba mucho su boxeo, su estilo. Un boxeador que no recibía muchos golpes, entonces yo quería llegar a ser como él. Era mi ídolo.

 

 

 

MD: ¿Tu mamá te apoyó en esa decisión de ser boxeador?

RM: Mi madre nunca quiso que yo fuera boxeador, o sea, ella estaba en contra y siempre dijo que yo no iba a durar ahí. Y pues así, mi padrastro me lleva al boxeo en el municipio de Camajuaní. Ahí estaban los entrenadores; uno se llama Reinier – le dicen El Güije – y el otro se llama Vladimir. En ese tiempo eran los entrenadores. Comencé a entrenar y a la semana hice guantes con un muchacho y tuve una lesión en la boca, me rompe los labios; y cuando llego a mi casa mi mamá piensa que yo no voy a volver a ir. Pero nada que ver, cuando pasan unos días vuelvo y sigo yendo al gimnasio.

MD: Seguiste asistiendo al gimnasio y seguiste creciendo como atleta…

RM: Y así fui creciendo, empecé a ir a mis primeras competencias Municipales y Provinciales; hasta que me captaron para la EIDE Héctor Ruiz Pérez de allá de Villa Clara, y ahí empecé mi etapa en el boxeo. Tenía 9 años – de 9 para 10 años – así empezó todo; y ya cuando tenía 11 años me captan para la Academia. Obtuve algunos resultados Nacionales; plata en los Nacionales, medallas de oro en Copas. Fui a muchos torneos en Cuba donde obtuve varias medallas.

MD: Cuéntanos sobre los años por la Escuela Deportiva allá en Santa Clara…

RM: Las cosas que recuerdo de la EIDE, primeramente la amistad, la unión que teníamos todos los compañeros de equipo, siempre estábamos haciendo maldades. Recuerdo mucho las matinées, los entrenamientos que eran muy, muy duros, los entrenadores. De la escuela uno siempre recuerda todo. Las competencias por todas por las provincias de Cuba. La comida, recuerdo aquella comida que era super mala, jajaja, y aun así teníamos que entrenar; pero bueno…todo era un sacrificio

MD: Hubo un tiempo por ahí que dejas el boxeo, ¿qué pasó?

RM: Si, después dejo el deporte cuando tenía unos 16 años, dejé el boxeo y me dediqué a lo que era las fiestas en la calle, a bailar. Tuve muchos problemas por esa decisión, era un niño bastante problemático, no que era tan problemático, si no que siempre estaba metido en malos pasos. Hasta que mi mamá decide que tengo que salir de Cuba para mi cuidado, para que yo pudiera buscar otro camino por el mundo.

 

 

 

MD: Entonces sales de Cuba…

RM: Salí de Cuba en el año 2017. Estuve en varios países hasta llegar a Chile. Cuando llegué a Chile fue una historia un poco larga, un poco controversial. Nunca fui con la idea de que iba a volver al deporte; pero bueno, las circunstancias y el momento me obligaron a retomarlo. Fui preparándome nuevamente hasta que conocí a unas personas – son como una Agencia que hay allá que se llama Next Level – y me dijeron que podía ser profesional, que si quería debutar en el profesionalismo. Rápidamente dije que sí, porque me vi que todavía tenía algo que aportar en el boxeo. Hice cuatro peleas profesionales allá en Chile, las gané todas. Los rivales eran argentinos y un ecuatoriano. Y ya posterior decidí salir para acá para los Estados Unidos.

MD: ¿Has sabido adaptarte bien a ese cambio al profesionalismo?

RM: Si: los entrenamientos son super distintos. Todo comienza desde la alimentación, desde la mentalidad como profesional, entrenadores profesionales; hay diferencias entre un coach amateur y un coach profesional. Acá se busca ya perfeccionar muchas más cosas. Ahí también entra en juego la cantidad de round que se suman, se pelea con guantes más chicos, sin camiseta, sin protector cabezal; todos los boxeadores están bien preparados. Mayormente es un deporte más sanguinario, se busca más lo que es el KO. El boxeo profesional es muy diferente en muchos parámetros. Pero nada, estoy muy contento de estar aquí, tengo pelea ahora el día 20 de noviembre; me estoy preparando, dándole con todo para poder llegar a ser grande en la vida.

MD: En Estados Unidos, ¿cómo te va?

RM: Llegue acá, sigo con mi carrera. Gracias a Dios firmé con un manager, tengo un buen entrenador que se llama Jorge Rubio; y nada, acá estamos para seguir batío y seguir echando pa’lante.

 

 

 

MD: ¿De cuánto te ha servido el hecho de haberte encontrado con el profesor Jorge Rubio?

RM: Bueno, ahora mismo entrenando con el profesor Jorge Rubio, me estoy dando cuenta que hay muchas cosas todavía por aprender en el boxeo. El profe es muy conocido acá en los Estados Unidos; es muy conocido a nivel mundial. Por él han pasado muchos campeones, como mi ídolo Guillermo Rigondeaux. Lo escogí porque siento que con su persona voy a mejorar, de hecho, ya se están viendo los resultados; estoy aprendiendo nuevas cosas cada día. Para mí el profe es un verdadero maestro del profesionalismo, sabe mucho, demasiado inteligente. Es un Crack, me siento muy contento estando a su lado.

MD: ¿Cuál es el record profesional actual?

RM: Mi record profesional actual es de 4 peleas ganadas y ninguna derrota; 2 por KO. Tengo pocas peleas todavía porque en Chile no se peleaba mucho; pero bueno, ya acá en Estados Unidos vamos a retomar todo. Mi próxima pelea es contra un mexicano, boxeador de mucha experiencia. Los entrenadores y el promotor vieron que podía hacer una buena pelea; y me estoy preparando muy bien. No me gusta ser autosuficiente, pero nos estamos preparando como debemos y nos vamos a llevar la victoria.

MD: ¿Qué edad tienes ahora mismo y en que división estas?

RM: Ahora mismo tengo 25 años, soy del 96. Estoy peleando en la división de las 140 libras, viene siendo super ligero. Hace algún tiempo peleaba en 135 libras, en ligero; pero ya pasé al peso superior porque he crecido y me era difícil hacer el peso.

 

 

 

MD: ¿La familia está contigo o aun están acá en Cuba?

RM: Mi familia lamentablemente está en Cuba, pero bueno, quiero traérmela en un futuro. Acá en los Estados Unidos estoy solo, solamente tengo a mi pareja, que ya llevamos mucho tiempo juntos, venimos juntos desde Cuba.

MD: ¿Máxima meta?

RM: Mi gran sueño, mi gran pensamiento, por lo que sueño cada día, es llegar a ser campeón del mundo y marcar una historia en el boxeo. Poner mi nombre en alto, que cuando ya deje de boxear, las personas tengan que hablar de mí. Para eso quiero ser campeón del mundo. Es lo que quiero.

 

 

 

 

Fotos suministradas por el entrevistado.

 

 

7 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

    • El Conde MD el 18 noviembre, 2021 a las 7:14 pm
    • Responder

    Mucha suerte mi hermanito, sigue echando pa alante y echandole ganas al deporte, se vienen muchas cosas buenas para tu carrera……bendiciones.

    • Amaya el 18 noviembre, 2021 a las 7:33 pm
    • Responder

    Villa Clara es una de las pocas provincias que en Cuba no dan buenos boxeadores, tendrá que sobreponerse Mederos al poco rose y experiencia que ha tenido pues ya tiene 25 años y poca carretera, a esa circunstancia tendrá que vencer, pero con voluntad todo se puede
    Así es que suerte para el

    • Dr. Reinaldo el 19 noviembre, 2021 a las 4:04 am
    • Responder

    Conde excelente hermano….seguimos conociendo a traves de tus 5 P de MD a deportistas cubanos por el mundo….Muhca suerte para Raynel Mederos en su afàn de ganar…..salud…Abrazos.

    • Amaya el 20 noviembre, 2021 a las 7:01 pm
    • Responder

    Hay que dar seguimiento al resultado de la pelea prevista para esta fecha Conde si pudieras después ampliar

    • Amaya el 21 noviembre, 2021 a las 3:20 pm
    • Responder

    Pues ganó su pelea ayer Reynel Mederos por decisión unánime buena noticia

    • SIEMPRE NARANJA el 22 noviembre, 2021 a las 2:29 pm
    • Responder

    Conde uno de nuestra tierra jjjj…………… ya lo busqué y derrotó por DU al mexicano Ariel Vásquez… éxitos para el Remediano………………

    La Condemanía a full…………………..

    • Renides Pupo el 22 noviembre, 2021 a las 10:10 pm
    • Responder

    Bien saber de otro talento cubano que su afán es llegar a ser un grande y lleva recorrido poco a poco, suerte para el y que bueno el saber que ganó su pelea. Arriba Cuba que siempre estamos dándola en el mundo entero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.