Las nuevas Grandes Ligas (XI)

5:44:47 PM

 

Por el amigo de la peña: Rolando Ortiz Torres.

 

 

 


Oficialmente en una reunión celebrada el 17 de febrero de 1930 en Filadelfia la ANL dejó de existir por diferentes motivos internos y aún cuando par de equipos mostraron deseos de que continuara la liga el resto no estuvo de acuerdo. La NNL si continuó su funcionamiento, ratificándose el mismo en una conferencia celebrada a mediados de enero en Detroit y ultimándose los detalles del calendario el día 20 de marzo en Chicago donde además se acordó la incorporación como miembro pleno del Nashville Elite Giants que se uniría así a los conjuntos Chicago American Giants, Kansas City Monarchs, Detroit Stars, Memphis Red Sox, St. Louis Stars, Cuban Stars y Birmingham Black Barons.


Al margen de la NNL propiamente dicha este 1930 fue pródigo en algunos acontecimientos que valen la pena destacar. En un hecho notable, J.L.Wilkinson, dueño de los Monarcas, adquiriría por un costo aproximado de 50 000 dólares un sistemas de luces portátil que le permitiría a su equipo jugar de noche en sus viajes por el país introduciendo definitivamente el béisbol nocturno en los Estados Unidos y las Ligas Negras cinco años antes que esta práctica se iniciara en las Grandes Ligas. El sistema portátil de J.L. Wilkinson viajaba en un camión acompañado por un generador y había sido utilizado ya en varios partidos de exhibición desde principios de año.


Vale destacar que ya desde la década de los años 80 del siglo XIX se habían hecho experimentos con el béisbol nocturno y se habían desarrollado unos pocos desafíos de esa índole, pero esta práctica no se extendería hasta la década del 30 del siglo XX. Conjuntamente con su introducción en las Ligas Negras en 1930 el béisbol nocturno se introdujo también por primera vez ese año en las Menores, pero no se jugaría en las Mayores hasta el 24 de mayo de 1935 en Cincinnati.


J.L. Wilkinson y Kansas llevarían esta modalidad por primera vez a la mayoría de las ciudades que visitaron ese 1930 en el marco de la NNL o en giras de exhibición. En este contexto Johnny Marcum de Kansas lanzó el primer juego sin hits ni carreras en el béisbol nocturno, que fue además juego perfecto, y por ende el primero de esta clase también en ocurrir en un desafío de noche, cuando en una gira su equipo derrotó al Waco Cardinals de Texas con marcador de 8×0 el 15 de mayo.


El 2 de agosto en otro juego nocturno, desarrollado en el Muelebach Field, Kansas y el Homestead Grays se enfrascaron en uno de los más recordados duelos de pitcheo de todos los tiempos el cual se extendió por 12 capítulos y finalizó con victoria de los Grays 1×0 con triunfo para Joe Smokey Williams y derrota de Chet Brewer. El veterano Williams abanicó a 27 hombres en el desafío y solo permitió un sencillo, un doble de Newt Joseph en el octavo, que fue realmente la única ocasión que tuvieron los Monarcas para anotar en el juego, pero una gran atrapada de Jake Stephens sobre conexión de Rob Turner evitó la posible carrera. Brewer también lanzó un desafío memorable ponchando a 19 rivales, tolerando apenas cuatro indiscutibles y perdiendo el juego en el inning 12 cuando le dio boleto a Oscar Charleston y este anotó por doble de Chaney White.


Ambos lanzadores tenían reputación de utilizar pelotas adulteradas y según la prensa esto hizo más estragos bajo las luces artificiales. En otros momentos de este juego Brewer enlazó 10 ponches consecutivos entre el séptimo y el décimo episodios mientras el recién firmado por los Grays Josh Gibson, de apenas 18 años, le recibió tras el plato a Smokey Williams ese día. Curiosamente Gibson había debutado en un gran club de las Ligas Negras jugando para Memphis (que se había quedado sin receptor para la serie ante los Grays y se dice que Jim Taylor trajo a Gibson desde las gradas para que oficiara tras el plato en ese juego) el 8 de junio enfrentando a Williams a quien le conectó par de incogibles mientras cometía un error tras el plato.


En otro momento histórico, el 5 de julio, por primera vez en la historia los clubes de las Ligas Negras jugaron en el Yankee Stadium. Ese día el Baltimore Black Sox y el Lincoln Giants se midieron en una doble cartelera en beneficio de la Hermandad Car Porters. Más de 20 000 fanáticos se dieron cita para presenciar ambos desafíos (la mayor concurrencia reunida hasta entonces para presenciar béisbol entre clubes negros) auspiciados por el secretario de la Hermandad, Roy Lancaster, con el beneplácito del presidente de los Yankees, Jacob Rupert, quien accedió a donar el empleo de su estadio. En el primer choque Lincoln ganó cómodamente 13×4 con victoria de Bill Holland y destaque ofensivo de Chino Smith con par de jonrones. En el segundo juego Baltimore se impuso 5×3 con Laymon Yokely en la lomita y gran ofensiva de Rap Dixon con dos jonrones (tres en la jornada) y cuatro remolques.


El éxito de esta cartelera fue tal que cuando ambos conjuntos desarrollaron un campeonato amistoso de 10 juegos entre los días 20-28 de septiembre para dirimir de forma oficiosa el campeón del circuito independiente del este varios choques se jugaron en el Yankee Stadium. Esta serie la ganó el Homestead 6-4 con Gibson mostrando credenciales al conectar para 361 con 4 jonrones, uno de los cuales el día 25 en Filadelfia pasó a la historia como el más largo conectado jamás en el Bigler Field. En el segundo juego del doble del día 27, en New York, Gibson conectaría uno de su más celebres batazos, un jonrón con dos en base en el primer capítulo ante Connie Rector, que según la prensa y los testigos, se perdió por el left field sobre los 460 pies siendo considerado por muchos como el jonrón más largo conectado en el viejo estadio de los Yankees.


El 9 de diciembre, cerrando el año, fallecería el padre y leyenda de las Ligas Negras, Rube Foster, en el asilo para enfermo mentales de Kankakee en Illinois donde permanecía recluido desde el 2 de septiembre de 1926. Foster, ícono y pilar del béisbol negro e independiente sería exaltado en 1981 al Hall de la Fama por sus resultados y grandes aportes al béisbol como jugador, manager, directivo y empresario. El funeral se desarrolló el día 14 y Foster fue sepultado al siguiente día.


1930. NNL. Este año St. Louis terminaría llevándose el campeonato con una gran actuación del ganador de la triple corona de bateo, el estelar torpedero Willie Wells (411/492/682, 17 jonrones, 114 impulsadas) y la dirección de Johnny Reese. Los Monarcas no se vieron en condiciones de defender su título y en ello seguro influyó las varias series de exhibición que desarrollaron jugando de noche con su sistema portátil. En una de estas giras a mediados de año, ante el Homestead Grays, el club tuvo un accidente que puso fuera a varios jugadores en plena campaña sumándose ello a la pérdida de Bullet Rogan desde principios de año por una enfermedad que requirió hospitalización por varios meses.


El 25 de abril la liga abrió sus cortinas con victoria del Cuban Stars 5×1 sobre Memphis y un día después Ted Shaw blanqueó 3×0 a Chicago tolerando apenas cinco sencillos. Kansas fue el último en debutar en liga el día 9 de mayo ya que se hallaba de gira desarrollando juegos nocturnos. El día 10 Detroit estrenó su nuevo parque, el Hamtramck Stadium, enfrentando al Cuban Stars en desafío en el cual los locales marcaron tres en el noveno para igualar la pizarra a cuatro y forzar el alargue que se extendió hasta la entrada 14 cuando el Cuban anotó dos, una de ellas jonrón de Ramón Hernández, para llevarse el triunfo 6×4. Palma, Luis Tiant Sr. y Yoyo Díaz se combinaron en la lomita por los criollos permitiendo apenas seis indiscutibles.

 

Ty Cobb lanza primera bola inaugurando el Hamtramck Stadium

 


Un día más tarde, en la apertura oficial ante unos 10 000 fanáticos, Ty Cobb lanzó la primera bola al alcalde de Hamtramck, Dr. Rudolph Tenerowicz. Cobb, retirado hacia poco del juego, viajó hasta Detroit por invitación del negociante blanco John Roesick, dueño del equipo y que había construido el estadio tras el incendio que dañó al Mack Park en 1929. Uno de los infielders del Stars, Bobby Robinson, recordaría décadas después que el mismo Cobb había asistido a un desafío del equipo en 1929 y que había interactuado y compartido anécdotas con los jugadores en el dugout sin que mediara ninguna actitud prejuiciosa o racista hacia ellos. Ese día 11 el Stars se lució ganando la doble cartelera programada con lechada de 11×0 sobre el Hamtramck Giants y a segunda hora ganando en choque de liga al Cuban Stars 7×4.


El 12 de mayo en el cuarto juego de la subserie que se desarrollaba en Memphis los Monarcas derrotarían a los locales 8×2 ante unos 8 000 espectadores en el que posiblemente sea el primer desafío nocturno oficial en la NNL y a las luces de los nuevos cambios el primero en las historia de las Grandes Ligas. El 21 de junio esta modalidad haría su primera aparición en Chicago en victoria de Kansas 7×4 ante unos 6 000 fanáticos que fueron testigos de un retraso de media hora en el séptimo inning por la rotura de un fusible.


Volviendo a la acción St. Louis se adjudicaría la primera vuelta el 6 de julio (41-15) por delante de Kansas (28-13). Sin embargo, Detroit se llevaría la segunda ronda (24-7) cerradamente por encima de St. Louis (22-7) y esto propiciaría el desarrollo de un playoff por el título al mejor de siete que comenzó el 13 de septiembre.


Los lideratos ofensivos de esta temporada fueron a la cuenta de Willie Wells de St. Louis: WAR general y de posición (6.8), bateo (411), anotadas (112), hits (138), wOBA (513), ISO (271), total de bases (229), dobles (34), jonrones (17), impulsadas (114), boletos (52), bases robadas (18), carreras creadas (112), Power-Speed (17.5) y extrabases (54). Mule Suttles de St. Louis: OBP (508), slugging (817), OPS (1325) y OPS+ (253). Wade Johnston de Detroit: triples (10).


En el área del pitcheo Willie Foster de Chicago encabezó el WAR de lanzadores (4.2) y los ponches (133), Ted Radcliffe de St. Louis el PCL (2.58), el ERA+ (185) y el porciento de victorias (833), Logan Hensley también de St. Louis los triunfos (16), los innings (174) y las aperturas (20), Satchel Paige con Birmingham el WHIP (0.810), Chet Brewer de Kansas y Sam Streeter de Birmingham lideraron los completos (15) mientras William Bell lanzaba en 29 desafíos.


1930. NNL. Playoff de Campeonato. En St. Louis los visitantes se fueron delante en el primer inning con jonrón de dos carreas de Turkey Stearnes pero en esa misma entrada Papa Bell la botó con uno en base para igualar las acciones. En el tercero Detroit tomó la punta 4×2, pero St. Louis volvió a ripostar en esa entrada con tres carreras para el definitivo 5×4. Nelson Dean lanzó completo por Detroit (4 ponches, 4 bases, 7 hits) mientras Ted Radcliffe (3 entradas, 4 carreras, 8 hits) y Ted Trent (6 innings, 6 ponches, 5 indiscutibles) trabajaron por St. Louis. Ambos conjuntos cometerían cuatro errores cada uno a la defensa.


La lluvia impidió que se jugara el día 14 y el día 15 Detroit venció 11×7 conectando 17 incogibles con destaque para Turkey Stearnes con cinco hits, doble, jonrón y cuatro anotadas en cinco visitas al plato y un triple play de la defensa en el octavo capítulo cuando una línea de Branch Russell fue atrapada por el antesalista Bobbie Robinson que pisó la almohada cogiendo fuera de base a Leroy Mattlock y tiró a segunda para poner out a Papa Bell. John Russell la sacaría por los derrotados que cometerían otros cuatro errores y contarían con una ineficiente apertura de Joe Strong quien en seis entradas permitiría 14 hits y 10 carreras a pesar de ponchar a ocho y regalar una base. Por Detroit trabajarían Willie Powell (ganador), Andy Cooper y Albert Davies.


Los restantes dos juegos en St. Louis terminaron con división de honores. El 16 los de casa se impusieron con marcador de 7×2 apoyados en cuatro dobles (dos de Papa Bell), jonrón de Mule Suttle y cinco errores de Detroit. Albert Davies cargó con la derrota (8 innings, 9 hits, 7 carreras, 6 ponches, 1 boleto) mientras Ted Trent se llevaba el éxito ponchando a 10 en 9 entradas permitiendo 6 inatrapables y regalando 3 bases. El día 17 los visitantes igualaron la serie al ganar cerradamente 5×4 en desafío que se jugó sin error y con siete hits por cada conjunto destacando jonrón de Clarence Palm y racimo decisivo de tres en el octavo por los ganadores. Nelson Dean se llevó el éxito lanzando completo sin dar boletos y Logan Hensley sufrió la derrota trabajando 8 capítulos. Con la serie 2-2 las acciones se fueron a Detroit.


El 20 de septiembre Detroit se puso delante con triunfo de 7×5 a pesar de los jonrones en solitario de Willie Wells y Mule Suttles por St. Louis. Willie Powell sumó la victoria en cuatro entradas de relevo permitiendo los dos mencionados cuadrangulares y Ted Radcliffe, también de relevo, perdió el partido al permitir las dos del gane en el octavo episodio. En el juego seis desarrollado el día 21 Logan Hensley tiró toda la ruta por St. Louis (7 hits, 2 bases, 4 ponches) para llevarse el triunfo 4×3 y forzar el séptimo y decisivo partido. Los visitantes atacaron con 15 indiscutibles, incluido tres de Radcliffe, tres de Wells y dos de Papa Bell, el último de los cuales remolcó a Dewey Creacy desde segunda en el octavo con dos outs para romper el empate a tres. Turkey Stearnes la sacó del estadio por los perdedores y la derrota fue a la cuenta de Albert Davies quien trabajó todo el partido también.

 

Detroit Stars

 


En el decisivo séptimo juego desarrollado el 22 de septiembre St. Louis volvió a batear a sus anchas con 19 inatrapables respaldando a Roosevelt Davies quien caminó todo el juego (11 hits, 5 ponches, 1 boleto) para terminar alzando el título de la NNL con marcador final de 13×7. St. Louis hizo gala de todo su poder ofensivo conectando cuatro dobles, 2 triples y marcando racimos de cuatro en el primer y quinto capítulos y sentenciar con tres en el noveno. Nelson Dean lanzaría ocho episodios cargando con el revés (15 hits, 10 carreras) y Andy Cooper tiraría el noveno (4 hits, 3 carreras).


Aunque Willie Wells continuó imparable en el playoff (419/438/677, 13 hits, 2 dobles, 2 jonrones, 9 empujadas) fue Turkey Stearnes de Detroit la figura ofensiva durante la discusión por el título al compilar 467/484/967 con 14 hits, 4 dobles, 1 triple, 3 jonrones y 11 remolques con un OPS+ de 224. El as de St. Louis, Ted Trent, trabajó excelente en tres desafios ganando dos sin derrotas al tiempo que en 20 capitulos ponchaba a 19 con 8 boletos, 1.80 limpias y ERA+ de 254.



Continuará…

 

 

Artículo anterior relacionado: Para Guardar; Las nuevas Grandes Ligas (X)

 

 

 

4 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) el 18 noviembre, 2021 a las 6:07 pm
    • Responder

    Rolando, exelente hermano, mucha historia en estos articulos tuyos

    Saludos hermano.

    • El Conde MD el 18 noviembre, 2021 a las 7:15 pm
    • Responder

    Historia viva, uffffff…….sigue Roly dando Grand Slam con estos articulos.

    • Amaya el 18 noviembre, 2021 a las 7:42 pm
    • Responder

    Oigame habría que hurgar, pero no creo que haya muchos juegos de 12 innings que entre los dos equipos se hayan propinado 46 ponches en ninguna liga profesional o amateur,y tremendo privilegio que tuvieron las Ligas Negras de celebrar el primer juego oficial nocturno y que el lanzador Johnny Marcum haya propinado el primer juego de cero hit cero carreras y perfecto de noche

    • Dr. Reinaldo el 19 noviembre, 2021 a las 4:09 am
    • Responder

    Seguimos guardando a traves de estos articulos de excelencia de Roly….Gracias brother..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.