Resultados de la jornada de martes 23 en la Champions League: El Barcelona, en situación límite

7:43:27 PM

 

 

 

El equipo de Xavi igualó en casa ante Benfica y ahora tendrá la complicada misión de vencer al imparable Bayern en Alemania para no quedar marginado de la Champions

El empate sin goles del Barcelona ante el Benfica en una noche lluviosa en el Camp Nou le sitúa en una situación límite para evitar el descrédito de caer a la Liga Europa, obligado a ganar en la última jornada al Bayern Múnich en el Allianz Arena si el conjunto portugués cumple en su partido ante el Dinamo de Kiev, tras un día que dejó la ‘resurrección’ del Sevilla y un nuevo capítulo de impotencia del Villarreal ante el Manchester United.

Los tres equipos españoles que entraron en liza en la penúltima jornada, a la espera de que el Real Madrid pueda sellar su pase a octavos ante el Sheriff y el Atlético de Madrid mejorar su situación ante el Milan, dependerán de si mismos en una última jornada en la que se jugarán su continuidad en la Liga de Campeones.

 

Estos son los resultados de la jornada de martes de la Champions League. ESPN

 

La tranquilidad de trabajar en la reconstrucción unos meses con el pase a octavos certificado, la desperdició el Barcelona, incapaz de vencer al Benfica en el Camp Nou pese a la mejoría de su fútbol y los pasos hacia la recuperación de un estilo que le identifica gracias a la llegada de Xavi Hernández al banquillo.

Encaraba su primera ‘final’ como técnico barcelonista y sus futbolistas mostraron el orgullo que faltó en otros capítulos, mejoraron su fútbol pero les faltó definición para convertir en goles sus momentos de dominio.

Tampoco faltó el sufrimiento, con un tanto anulado porque el colegiado interpretó que el balón salió en la rosca de un saque de esquina y porque Seferovic, con todo para marcar tras picar el balón a Ter Stegen, perdonó a puerta vacía en los últimos segundos del partido.

El castigo pudo ser peor, pese a la alegría pasajera que dio el tanto de Araujo, que se lesionó en la celebración de un tanto anulado aumentando el surrealismo de un curso accidentado para el Barça. Se la jugará en el Allianz ante un Bayern que firma pleno de triunfos en Europa.

El mejor resultado para el Villarreal se dio lejos de su estadio, tras un nuevo ejercicio de impotencia ante el Manchester United. Superior en Old Trafford en un partido que dejó escapar en el último suspiro. Merecedor de más en La Cerámica, donde se estrelló con la inspiración del portero español David de Gea, hasta un error que le tumbó porque ante un futbolista como Cristiano Ronaldo no se puede conceder.

El hambre voraz del rey histórico goleador de la ‘Champions’, que firmó el tanto 800 de su carrera, dio el triunfo a Michael Carrick en su estreno (0-2), con el broche final de Sancho que sentenció el liderato del Grupo F en favor de los ‘diablos rojos’.

El empate en un partido loco entre Young Boys y Atalanta (3-3), con el colombiano Luis Muriel saliendo al rescate de su equipo a cuatro minutos del final, fue un regalo para un Villarreal que accederá a octavos si gana o empata en Bérgamo en un pulso que decidirá la segunda plaza.

El Sevilla, por su parte, salvo el primer ‘match ball’ y recuperó la vida en ‘Champions’ con su primer triunfo en la competición, que le mete de lleno en la pelea por un puesto que da el pase a octavos.

Los goles de Joan Jordán, con un testarazo en los primeros minutos, y la sentencia tras momentos de angustia de Rafa Mir en la prolongación, devolvieron la esperanza en Nervión.

El Lille tumbó al Salzburgo (1-0) para arrebatarle el liderato y el Grupo G está por resolverse en su último pase con todos sus integrantes con opciones. Al equipo de Julen Lopetegui solo le vale ganar en Salzburgo para superar la fase de grupos.

En el Grupo H el pulso por el primer puesto dejó un repaso del vigente campeón de Europa, el Chelsea, en Stamford Bridge ante el Juventus. Un contundente 4-0 que muestra la diferencia del presente de ambos clubes que, sin embargo, empatan a puntos en la cabeza. Si los de Tuchel vencen en casa de un Zenit que se aseguró plaza en la Liga Europa con su empate en casa del Malmoe, gracias a un tanto de penalti de Rakitskiy en el último minuto (1-1), mantendrán el puesto de privilegio.


 

 

Barcelona se jugará la vida en Munich tras empatar con Benfica

 
 

BARCELONA (Jordi Blanco, corresponsal) — El Barcelona deberá ganar al Bayern, en Munich, si quiere asegurarse el pase a los octavos de final de la Champions. Deberá hacer los deberes el último día después de ser incapaz de ganar al Benfica en un Camp Nou entregado de principio a fin y deprimido cuando acabó el partido tal como empezó: 0-0 y su futuro más en el aire que nunca.

Mereció por juego ganar el equipo azulgrana, que propuso un juego claro y reconocible, que nunca perdió la fe pero que adoleció, otra vez, de gol. Su mayor déficit fue su mayor condena. No marcó, no ganó, y se quedó pasmado. Y derrumbado.

Relanzado en la moral todo el barcelonismo, desde el vestuario y hasta la grada, por el discurso optimista y osado de Xavi, ni la lluvia evitó que el Camp Nou fuera, a pesar de la escasa media entrada (48 mil aficionados), una olla a presión y que el Barça entrase en el partido con hambre descomunal. Presión alta, juego abierto, sorpresa con el esquema ofensivo, rapidez en la combinación… Y déficit en el remate. Hay males tan conocidos que parecen imposibles de superar.

El Barça buscó con tanta decisión como inconsistencia la portería de Vlachodimos, a quien puso prueba Jordi Alba, falso extremo, concretando una rápida contra en la que fue la primera ocasión azulgrana, rozándose ya la media hora y antes de que en un apenas minuto el Benfica helase la sangre al barcelonismo.

Primero Ter Stegen salvó con las piernas un cabezazo de Yaremchuk a la salid de un corner y casi inmediatamente después Otamendi soltó un obús que entró en la portería… y que no fue gol porque en el lanzamiento de corner en que nació la jugada la parábola de la pelota había salido del campo.

El susto estaba ahí. Cabeza fría y corazón caliente demandaba un partido que a cada minuto que pasaba se convertía en una guerra de nervios, con el Benfica aposentado, evitando entrar en pánico, y el Barça con el desespero en los talones. Y la suerte de espaldas cuando rozándose el descanso la cruceta evitó el gol de Demir en un fantástico remate de rosca.

CON TODO

Se entendía ya entonces una segunda parte, definitiva, con los nervios a flor de piel. Le costó al equipo azulgrana hacerse ver y buscó cambiar el guión Jorge Jesús dando entrada a Darwin Núñez para frenar el ímpetu ofensivo de los defensas azulgrana, a lo que respondió casi de inmediato Xavi con la puesta en escena de Dembélé, el genio de cristal que, recibido con honores, debía desequilibrar la balanza.

Le ocupó apenas dos minutos hacerlo por primera vez, ganando la línea de fondo y centrando perfecto para que al cabezazo de Frenkie de Jong respondiera excelso Vlachodimos y comprendiera Jorge Jesús, el entrenador de los lisboetas, que la media hora final podía convertirse en un ejercicio de resistencia desesperado ante el abrumador ataque que se esperaba del Barça.

Pero fuera por una razón o por otra, el equipo de Xavi siguió sin perder la cabeza, atacando con paciencia y solo rompiendo por velocidad a través de las internadas por banda de Dembélé… Decidido pero sin dar síntomas de histeria lo intentó de todas las maneras el Barça, que hasta sufrió la anulación de un gol, a Araújo, por fuera de juego cuando el reloj, minuto 83, ya quemaba.

Ya sin más tiempo, ya sin nada que hacer, el desenlace fue dramático. Los últimos ocho minutos, con los cuatro de prolongación, fueron un querer y no poder para el Barça, casi tan roto física como moralmente y al que hasta salvó la derrota un error descomunal de Seferović…

Casi fue lo de menos, casi. Porque la depresión con que se recibió el empate fue de época. Como lo es, o será o sería, la eliminación que tanto se sospecha.


 

Juventus cayó por goleada en Londres por UEFA Champions League ante Chelsea y dejó el invicto

 

El Chelsea se divirtió a costa de un Juventus de Turín superado, desarmado y bailado por los ‘olés’ del público y al que el equipo inglés demostró el par de escalones que tiene por encima en la élite europea (4-0).

 

Los vigentes campeones de Europa vengaron la derrota en Turín de la ida y se clasificaron para octavos, encaminando de paso la primera posición del grupo ante un rival con el que Maximiliano Allegri aún tiene mucho trabajo por delante y al que los tantos de Trevoh Chalobah, Reece James, Callum Hudson-Odoi y Timo Werner sonrojaron en Londres.

La diferencia entre Chelsea y Juventus fue palpable desde los primeros instantes, con un equipo reconocible, que se veía superior, y un conjunto italiano subyugado a lo que quisieran Tuchel y los suyos.

Y es que a Allegri aún le queda mucho trabajo por delante con una plantilla que no parece estar a la altura de las grandes noches europeas. Todo lo contrario de un Chelsea al que ni las bajas frenan. El equipo ‘Blue’ salía sin ‘nueve’ puro, con un tridente arriba más rápido que goleador, pero con eso le basta. Está tocado por una varita.

El primero en probarlo fue el ‘killer’ tapado de este equipo, un Reece James que buscó la sorpresa con una falta directa dirigida al primer palo a Szczesny. La pudo atajar el polaco, pero el córner siguiente fue clave.

Pelota al corazón del área, bola muerta en la frontal y el joven Trevoh Chalobah, a bocajarro, fusiló al meta para hacer su primer gol en ‘Champions’. Revisó el VAR una posible mano en la jugada de Rudiger, pero determinó que no había pasado nada y el Chelsea ya tenía la ventaja.

Casi se la quita el abucheado Morata, el delantero que llegaba con cuentas pendientes ante una afición que aplaudía sus fallos. Pero el madrileño casi les acalla con una vaselina delante de Edouard Mendy que Thiago Silva salvó a la heroica en la línea de gol.

Esa jugada, junto a un disparo de Bentancur al filo del descanso, fueron las muestras de talento de una Juve grupalmente muy por detrás del Chelsea.

Y la inferioridad se amplificó en la segunda parte, con jugadas tan inocentes como un centro lateral del Chelsea, sin rematadores puros ante una defensa con Bonucci y De Ligt. La pelota, a la que no llegó ni por asomo Ziyech en el primer palo, le cayó a James, libre de marca en el segundo. El lateral no perdonó, volea a la red y sentencia moral.

Pero a la Juve aún le quedaba castigo por delante. Segundos después, los ‘Blues’ se plantaban en la cocina con una facilidad pasmosa, tras otra gran internada de James y Loftus-Cheek, ante la inocencia de tres defensas italianos, le sirvió el tercero a placer a Hudson-Odoi.

Con un partido muy completo y en el que redujo a la nada al Juventus, que terminó bañado por los olés del público y con la goleada redondeada por Timo Werner, el Chelsea firmó su pase a octavos, superando en la clasificación al equipo italiano, con el que está empatado a 12 puntos, y se jugarán el primer puesto en la última jornada.

Le valdrá igualar ante el Zenit el resultado que consiga el Juventus contra el Malmoe. Las malas noticias, las pérdidas por lesión de N’golo Kanté y Ben Chilwell, especialmente la del inglés, que se tuvo que marchar sin poder apoyarse en el terreno de juego.

– Ficha técnica:

4 – Chelsea: Mendy; Chilwell (Azpilicueta, m.71), Rudiger, Chalobah, Silva, James; Jorginho (Saúl, m.76), Kanté (Loftus-Cheek, m.37); Ziyech, Pulisic (Werner, m.72) y Hudson-Odoi (Mount, m.76).

0 – Juventus: Szczesny; Cuadrado (De Winter, m.80), Bonucci, De Ligt, Sandro; Rabiot, Locatelli (Arthur, m.67), Bentancur (Dybala, m.59), McKennie; Chiesa (Kulusevski, m.80) y Morata (Kean, m.67).

Goles: 1-0, m25: Chalobah. 2-0, m.56: James. 3-0, m.58: Hudson-Odoi. 4-0, m.95: Werner.

Árbitro: Srdan Jovanovic (SRB). Amonestó a Cuadrado (m.23) por parte de los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada del Grupo H de la Liga de Campeones disputado en el estadio de Stamford Bridge (Londres) ante 39.513 espectadores. EFE


De Gea frena al Villarreal y Cristiano lo remata

 

(EFE).- Un gran David de Gea y un certero Cristiano Ronaldo se convirtieron en verdugos en La Cerámica de un Villarreal que, tras dominar en buena del parte del duelo y perdonar a su rival, fue de más a menos ante un efectivo Manchester United (0-2).

Tras haber pasado inadvertido, Ronaldo apareció en el minuto 77 para definir ante Rulli tras un gran fallo defensivo local después de que De Gea sostuviese antes a su equipo con sus paradas, en especial dos sobresalientes a Manu Trigueros.

 

Cristiano Ronaldo festejo Villarreal vs. Manchester United Getty Images

El Villarreal se hizo con la posesión del balón pronto y con largas combinaciones trataba de desajustar el sistema defensivo del conjunto británico, que se vio comprometido con un buen disparo de Moi Gómez desde fuera del área que obligó a De Gea a intervenir.

Al ritmo que marcaba Dani Parejo, el Villarreal controlaba un partido en el que el United esperaba atrás en busca de alguna contra o alguna acción a balón parado.

En esa situación eran los locales, por medio de Yeremi, en dos ocasiones, o Pau Torres los más activos en ataque ante un rival que no quería la posesión del balón, esperaba al Villarreal en terreno propio y centraba su objetivo en no perder su sitio en el campo.

Además, con Cristiano Ronaldo pegado a la banda, otro de los aciertos del equipo de Unai Emery fue evitar que el jugador luso entrase en contacto con el balón.

Pese a que el choque había entrado en un fase de más control y menos acercamientos al área visitante, De Gea protagonizó una brillante acción al sacar una gran mano ante un disparo duro de Manu Trigueros.

La primera acción ofensiva peligrosa del United llegó cerca de la media hora de juego fruto de una mejoría del juego del equipo de Michael Carrick que le permitió llegar al área de Rulli, aunque sin que el meta argentino tuviera que intervenir.

A pesar de que el partido se equilibró en el último cuarto de hora del primer tiempo, en los minutos finales el Villarreal volvió a asediar la meta del conjunto británico, pero la falta de acierto de los locales y el buen hacer de De Gea impidieron que el marcador se moviera.

La segunda parte arrancó con un ritmo más bajo del que tubo la primera mitad. Ambos equipos trataban de evitar a toda costa un fallo que les condenase.

La figura del guardameta español del United volvió a emerger para salvar a su equipo con una prodigiosa mano ante un duro disparo de Trigueros a los 58 minutos de partido.

El Villarreal acumulaba las mejores ocasiones de gol, llegaba al área rival con relativa facilidad, pero se encontraba con la falta de acierto en los últimos metros de sus atacantes y con un sobresaliente De Gea.

La entrada de Bruno Fernandes en el segundo tiempo dio mayor movilidad al centro del campo del conjunto británico y si De Gea había salvado a su equipo, fue Rulli, con otra providencial intervención, el que evitó que se desnivelase el marcador ante un gran ocasión de Sancho.

El United llegó con más físico a la recta final del partido, lo que propició que se invirtiesen los papeles. Pasó a dominar el equipo de Carrick y rondaba la portería rival, mientras que el Villarreal esperaba. Los cambios en las filas del conjunto inglés hicieron mucho daño al equipo de Emery.

Un fallo garrafal defensivo del Villarreal desembocó en gol para el Manchester United. Una jugada entre Rulli y Capoue, que no controló bien y perdió el balón, fue aprovechada por Cristiano Ronaldo, que no había aparecido hasta entonces, para marcar en el minuto 77.

El Villarreal estaba contra las cuerdas ante el United, que acumuló ocasiones para marcar el segundo por medio de Cristiano, Rashford y Sancho, quien acertó finalmente a dos minutos de llegar al 90 para sentenciar el choque con el segundo gol.


 

 

2 comentarios

    • El Conde MD el 23 noviembre, 2021 a las 8:51 pm
    • Responder

    El Barça al borde del precipio…….soberana goleada del Chelsea a la Juventus……..CR7 continua siendo una maquina goleadora.

    • Chikungunya el 23 noviembre, 2021 a las 10:44 pm
    • Responder

    El bicho nunca falta a su cita con el gol en europa. El barca se lo juega todo y nada más y nada menos que contra el bayern, menuda tarea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.