Los San Diego Padres afrontan la actual temporada baja de MLB con varias interrogantes, luego de decepcionar durante el torneo 2021.

Habiendo nombrado nuevo mánager en la figura de Bob Melvin, ¿cuáles son sus principales asignaciones para retornar a playoffs y hacer un avance a la Serie Mundial?

Además, ¿será el 2022 el año donde Fernando Tatis se adjudique su primer galardón de Jugador Más Valioso?

Nuestros expertos contestan esas y más preguntas.


1. ¿Qué movimientos deben hacer los Padres en la temporada baja?

 

 

Rubén Castro, ESPN Digital: Echándole un ojo a su roster, a simple vista se podría decir que no hay hueco que llenar, pero interesante será ver si en el nuevo contrato colectivo aparece el bateador designado en la Liga Nacional, para que agreguen un bateador de poder zurdo. Ese bateador zurdo puede encajar entre los jardineros, donde no hay mucha consistencia bateadora. Y ante la inconsistencia –efectividad por las nubes– de su pitcheo abridor —Yu DarvishJoe MusgroveBlake SnellChris Paddack— y la incertidumbre de si Fernando Tatis Jr seguirá lesionándose de su hombro y Mike Clevinger regresará bien de su segunda cirugía Tommy John, quizá un pitcher de élite deba llegar para motivar y liderar a sus colegas.

José E. Bartolomei, ESPN Digital: Resolver su situación del cerrador (Mark Melancon es agente libre) o buscar un reemplazo. También mejorar el resto del pitcheo. Si bien cuentan con una rotación encabezada por Snell, Darvish y Paddack, su pitcheo solo abanicó 1,324 bateadores, ocupando el decimocuarto puesto de 15 equipos en la Liga Nacional. Solo los Chicago Cubs fueron peor.

Además, deberían canjear a Eric Hosmer, aprovechando que varios equipos están necesitados de una primera base.

Damián L. Delgado Averhoff, ESPN Digital: Toda obra humana es perfectible, pero creo que San Diego ya hizo el cambio más importante. Cambió de mánager. Mucho talento sin riendas no suele llegar a buen puerto. Jayce Tingler no era el hombre para encabezar ese equipo repleto de figuras. A Bob Melvin le tocará lidiar con el ego de Fernando Tatis Jr., Manny Machado y compañía. Resuelto ese problema, los Padres necesitan uno o dos abridores para el final de la rotación que encabezan Yu DarvishBlake Snell y Joe Musgrove; además de bateo de poder para los jardines. Entre Jurickson Profar (4), Wil Myers (17) y Trent Grishman (15) apenas conectaron 36 jonrones. Para que tengan una idea, Tatis Jr. (42) fue más productivo en este renglón que los tres jardineros juntos. Jorge SolerJoc Pederson y Andrew McCutchen son posibilidades que podrían considerar.

 

2. ¿Cuál debe ser la principal tarea del nuevo mánager Bob Melvin?

Rubén Castro, ESPN Digital: Tras el fuerte altercado que tuvieron Manny Machado y Tatis Jr casi al final de la temporada 2021, la tarea principal de Melvin –que para eso se pinta solo– será convertirlos en uno solo donde ambos sean las estrellas del equipo por igual, los líderes y el ejemplo para sus compañeros. Machado y Tatis Jr deben ser la inspiración del resto del equipo y es allí donde Melvin deberá enfocarse en el offseason y en la pretemporada. Sin lugar a dudas, Melvin tendrá el mejor equipo en su carrera de 11 años como manager en las Mayores y la dupla Machado-Tatis Jr será su referente para llevar al equipo a la ansiada postemporada en busca de ganar la Serie Mundial.

José E. Bartolomei, ESPN Digital: Luego de 11 años y tres títulos de división oeste de la Liga Americana con los Oakland Athletics, Melvin llega a los Padres para llevarlos a la Serie Mundial. Simple. La Liga Nacional no es desconocida para Melvin, pues ganó el Mánager del Año en 2007 mientras dirigía a los Arizona D-Backs. En plena época de la sabermetría, Melvin es de esos mánagers que no dejará que la directiva de un club le imponga la manera de cómo llevar las riendas de su equipo.

Damián L. Delgado Averhoff, ESPN Digital: Que el equipo funcione por encima de las individualidades. Y que el pitcheo abridor dé un paso al frente después de un 2021 muy decepcionante. Joe Musgrove fue el máximo ganador del equipo con 11 victorias y una efectividad de 3.18. Los restantes cuatro abridores: Yu Darvish (8, 4.22), Blake Snell (7, 4.20), Chris Paddack (7, 5.07) y Ryan Weathers (4, 5.32) apenas lograron 26 victorias en conjunto y su efectividad estuvo por encima de las cuatro carreras limpias por juego. Melvin necesita recuperar la condición de as de Darvish y Snell.

 

3. Realidad o ficción: Fernando Tatis será el MVP de la temporada 2022

Rubén Castro, ESPN Digital: Ficción. Pegar jonrones y jugar espectacularmente las paradas cortas no será suficiente, y el ser propenso a dislocarse el hombro izquierdo así lo fortalezca, lo dejará fuera de la carrera por ser el MVP de la Liga Nacional y, como ha pasado en las dos campañas anteriores, quedará entre los mejores cinco. A excepción de la temporada corta de 2020, en 2019 y 2021 las lesiones lo han privado de jugar al menos 150 partidos en cada una. Fue líder de jonrones en la Liga Nacional en 2021 con 42, pero 27 de ellos fueron sin gente en base para producir 97 carreras en total en el año. Puede ser un jugador 30-30, 40-40, pero estar por debajo de las 100 producidas y arriba de los 150 ponches, no le darán el premio.

José E. Bartolomei, ESPN Digital: Realidad. Fernando Tatis disputó solo 130 partidos en 2021 y aun así se las ingenió para meterse en el ‘Top 3’ para el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Todo depende si se mantiene saludable. Es un debate que se ha tocado una y otra vez. ¿Le afecta su explosividad? Ya el torpedero dominicano aseguró que no cambiará su estilo de juego. Tatis conecta jonrones, promedia de por vida .292, roba bases y tiene margen de mejora con su guante. Si los Padres llegan lejos, tiene muchas posibilidades de agenciarse el ‘MVP’.

Damián L. Delgado Averhoff, ESPN Digital: Realidad. Sí, él puede lograrlo. En 2021 terminó tercero en la votación del Jugador Más Valioso y con un año más, y un mejor conocimiento de su cuerpo, es probable que ‘El Niño’ sea más juicioso para evitar las recurrentes lesiones del hombro que le sacaron de juego por un tiempo importante, cortándole el ritmo de MVP que llevaba.