En algún momento, quizás en enero, aunque probablemente no hasta febrero, los dueños de equipos y peloteros se pondrán de acuerdo sobre la forma de dividir los miles de millones de dólares de ganancias que genera el béisbol. Por ahora, esperamos el regreso de lo que será una temporada abreviada de la “estufa caliente”; sin embargo, podemos seguir hablando de béisbol.

Si bien se produjo una catarata de contrataciones en los días previos al paro patronal, los equipos contendores aún cuentan con vacíos importantes por llenar y algunos agentes libres de primer nivel se mantienen en el mercado. De acuerdo con la lista de temporada baja hecha por Kiley McDaniel, los mejores peloteros del Top 20 que siguen disponibles son Carlos Correa (No. 1), Freddie Freeman (3), Trevor Story (4), Kris Bryant (8), Clayton Kershaw (12), Nick Castellanos (13), Carlos Rodón (14), Michael Conforto (15) y Seiya Suzuki (17).

Los objetivos de cambio son un poco más desconocidos; no obstante, los dos equipos con mayores probabilidades de despachar jugadores relevantes son los Cincinnati Reds (podrían estar disponibles los lanzadores Luis CastilloSonny Gray y Tyler Mahle) y los Oakland Athletics (Matt Olson y Matt Chapman, más pitcheo abridor). Los Orioles podrían colocar en el mercado a John Means.

A continuación, analizamos los 10 vacíos por llenar más interesantes dentro de los equipos contendores:


1. New York Yankees

Mayores necesidades: Camporto, jardinero central

Objetivos potenciales: Carlos Correa, Trevor Story, Andrelton SimmonsBryan ReynoldsKevin KiermaierBrett Gardner, Seiya Suzuki

Hubo un silencio inquietante en el Bronx previo al paro patronal, considerando que el mayor movimiento hecho por los Yankees fue la firma de José Peraza, que no es precisamente un nombre rimbombante, mediante un contrato de ligas menores. ¿De verdad los Yankees esperan a ver cuál será el nuevo límite del impuesto al lujo? Quizás, o es probable que sólo esperen para luego dar el golpe, con Correa y Story aún disponibles. O quizás el pelotero que realmente quieren es Freddie Freeman para que juegue en la primera base, obteniendo así un bateador zurdo que requieren urgentemente en el Bronx. Entonces, podrían contratar una solución provisional en el campocorto como Simmons, utilizar el dinero generado por la operación Correa para renovar a Aaron Judge y aspirar a que el cotizado prospecto Anthony Volpe esté listo para el 2023. El jardín central no capta una atención similar a la que recibe el vacío actual en el shortstop, pero también es un problema. Aaron Hicks es, por los momentos, el primer jardinero central (por algún motivo, se mantiene comprometido con los Yankees por cuatro temporadas más); pero apenas ha jugado 145 encuentros en las últimas tres temporadas y a sus 32 años, actualmente se encuentra en la edad en la que la mayoría de los jardineros centrales se mudan a una posición en las esquinas. Francamente, Joey Gallo es probablemente una mejor opción, mientras que la mejor de las opciones que aún siguen disponibles en la agencia libre es el regreso de Gardner, que ahora tiene 38 años. Hacer un canje debe ser una posibilidad; sin embargo, Reynolds, que viene de terminar una campaña a nivel All-Star con los Pirates y que le hizo terminar en la undécima posición en la votación del premio al Más Valioso de la Nacional, sería una contratación súper costosa. Se puede obtener a Kiermaier, pero quizás los Rays no estén dispuestos a negociarlo con un rival divisional.

Sigo volviendo a Gallo, que patrulló el jardín central con los Texas Rangers en 2019 antes de obtener Guantes de Oro como right fielder en las últimas dos temporadas. Si puede jugar en el centro, le abriría la puerta a los Yankees para firmar un outfielder de las esquinas. Varios informes periodísticos hablan de un interés en Suzuki, que bateó para .317/.433/.636 con 38 jonrones con el Hiroshima de la liga japonesa en 2021.

Qué deberían hacer: ¡Gastar! A pesar de que Correa es la opción perfecta, Volpe podría ser el verdadero negocio. Entonces, contratar a Freeman y Suzuki con la intención de impulsar una ofensiva que se ubicó en el mediocre décimo puesto en carreras en la Liga Americana. Después, contratar a Simmons para estabilizar la defensiva en las paradas cortas.


2. Atlanta Braves

Mayor necesidad: Un primera base

Objetivos potenciales: Freddie Freeman, Matt Olson, Anthony Rizzo

Acabamos de ubicar a Freeman con los Yankees. ¿Deberían los seguidores de los Braves sentirse un poco nerviosos de que no firmaron, sellaron y refrendaron un contrato con Freeman antes del paro patronal? Pues sí, absolutamente. A estas alturas, mientras muchas personas vinculadas con la industria del béisbol esperan que Freeman vuelva con Atlanta, dicha posibilidad no es inevitable. Y los Yankees no son los únicos interesados: quizás también lo están Dodgers, Blue Jays y otras organizaciones. Debemos tener presente que los únicos contratos por $100 millones suscritos por Liberty Media (actual casa matriz de la organización de los Braves) han sido las extensiones a un Freeman mucho más joven y aquel pacto leonino con Ronald Acuna Jr. Esta franquicia ha mostrado disposición cero a ofrecer contratos por nueve cifras a agentes libres de mayor edad. Aunque tampoco se había visto en la situación de renovar a un rostro de la franquicia.

Por ende, no podemos descartar la partida de Freeman y que los Braves hagan un canje sensacional para adquirir a Olson, proveniente de los A’s. En realidad, se trata de la alternativa perfecta, porque Olson se ha convertido prácticamente en la versión de Freeman en la Liga Americana tras la reducción de sus cifras de ponches en 2021. De hecho, Olson superó a Freeman a la ofensiva en 2021 (153 de OPS+ contra 133). El sistema de ligas menores de los Braves se encuentra a nivel mediano, pero sí cuentan con peloteros de grandes ligas que podrían despertar en interés en Oakland, tales como Cristian Pache y Kyle Wright (aunque deberán entregar más que eso si desean hacerse con Olson). Por si sirve de algo, Olson es oriundo de Lilburn, suburbio de Atlanta, razón por la cual los aficionados le tomarían afecto rápidamente… siempre y cuando batee.

Qué deberían hacer: Renovar a Freeman. Quizás la idea de ver a un pelotero jugando la totalidad de su carrera con un mismo equipo es una reliquia de la época de los uniformes de lana, pero sigue siendo una idea agradable.


3. Los Angeles Dodgers

Mayor necesidad: Reforzar la profundidad de su pitcheo

Objetivos potenciales: Clayton Kershaw, Carlos Rodon, Luis Castillo, Sean Manaea

Algunos gustan de coleccionar frascos de boticario, imanes decorativos de refrigerador como recuerdos de vacaciones o juguetes de la Cajita Feliz. Los Dodgers disfrutan de coleccionar profundidad en su pitcheo. A pesar de ello, en la Serie de Campeonato de Liga Nacional terminaron dependiendo de Walker BuehlerJulio Urías, un Max Scherzer con el brazo muerto y juegos del bullpen. La moraleja de esta historia: nunca se puede tener demasiado pitcheo abridor. Enjuagar y repetir.

Actualmente, los Dodgers cuentan con Buehler, Urías, Andrew HeaneyTony GonsolinDavid Price, un Dustin May en proceso de rehabilitación… y Trevor Bauer. Tal como lo apuntó recientemente Alden González, los Dodgers tenían a finales de temporada la percepción de que Bauer no volverá en el 2022. A pesar de ello, la cifra tentativa que le deberían, que ronda los $47 millones ($32 millones en salarios, aparte de $15 millones adicionales si Bauer invoca su cláusula de rescisión para el 2023) complica dicha decisión, al menos en el aspecto financiero, a menos que se logren concretar los términos de su salida.

Tanto Kershaw como Rodón terminaron el 2021 con problemas de salud, mientras que los prospectos Andre Jackson y Ryan Pepiot serían las opciones que aportarían mayor profundidad. Hacer otra incorporación (incluyendo renovar a Kershaw) dependería de cuánta fe le tenga la organización de los Dodgers a Gonsolin y Price, dos lanzadores que sintieron temor de asumir aperturas en postemporada (Price ni siquiera formó parte del roster de la Serie de Campeonato de Liga Nacional).

Qué deberían hacer: Firmar a Kershaw. Obviamente, los grandes peloteros de la historia del béisbol han cambiado de equipo, hasta en los días de los uniformes de lana: Ty Cobb pasó a los (entonces Philadelphia) Athletics, Babe Ruth a los (Boston) Braves, Yogi Berra a los Mets. Sin embargo, cuesta imaginar a Kershaw vistiendo un color distinto al azul de los Dodgers.


4. Toronto Blue Jays

Mayor necesidad: Un bate que reemplace a Marcus Semien

Objetivos potenciales: Carlos Correa, Trevor Story, Seiya Suzuki, Matt Chapman, Kyle SeagerJosh Harrison, Freddie Freeman

Los Blue Jays tienen muchas piezas que podrían moverse: a Toronto le gustaría canjear a uno de los receptores de su roster de 40 (aunque no al prospecto Gabriel Moreno), han sido objeto de rumores que indican que han colocado en el mercado al jardinero Randal Grichuk, y es probable que incluyan otro abridor para completar su rotación. Sin embargo, la mayor prioridad debería ser sustituir a Semien. Tienen flexibilidad para hacerlo con alguna de estas opciones:

  • Podrían contratar a uno de los campocortos y mover a Bo Bichette, ubicado apenas en el sexto percentil entre los shortstops dentro de la métrica de outs por encima del promedio de Statcast, a la segunda base.

  • Podrían buscar un tercera base (a Chapman mediante un cambio, Seager como agente libre) y dejar que Santiago Espinal y Cavan Biggio se encarguen de la intermedia. Seager aportaría un bate zurdo dentro de la alineación de Toronto, repleta de toleteros diestros.

  • Podrían contratar a Harrison para que juegue en la intermedia.

  • O quizás podrían ir dentro de una dirección completamente distinta. Varias informaciones periodísticas indican que los Blue Jays tienen interés en Freeman y Suzuki, lo que sugiere que se encuentran en la búsqueda de otro bate importante. Freeman da la sensación de ser una pieza que no encajaría con comodidad con Vladimir Guerrero Jr. en la inicial, aunque quizás los Jays podrían mover a un Guerrero más esbelto de vuelta a la antesala (parece demasiado prematuro convertirlo en bateador designado permanente a estas alturas de su carrera).

Qué deberían hacer: Contratar a Correa. La nómina actual de Toronto suma $159 millones, según indica la web Cot’s Contrats, Esta organización debería operar dentro de un nivel más cercano a los Yankees y Red Sox. Deshacerse del compromiso de $10.3 millones con Grichuk ayudaría en ese aspecto. Siendo realistas, con George SpringerJose Berrios y Kevin Gausman con contratos que superan $100 millones cada uno, y Guerrero y Bichette acercándose a situaciones similares en el futuro, Correa podría ser demasiado costoso para la zona de confort de los Blue Jays. En dicho caso, Seager podría jugar tercera base por un año y podrían utilizar la profundidad de su sistema de granjas para adquirir a uno de los abridores que actualmente lanzan con Cincinnati u Oakland.


5. Detroit Tigers

Mayor necesidad: Un jugador de impacto

Objetivos potenciales: Nick Castellanos, Kyle Schwarber, Kris Bryant

Pues, sí, queridos lectores, consideramos a los Tigers como contendores. Sumaron récord 77-85 durante la temporada anterior, incorporaron a Javier Báez y Eduardo Rodríguez, jugaron en una división débil y cuentan con dos novatos de tentativo impacto y potencial, como lo son el jardinero Riley Greene y el inicialista Spencer Torkelson, para ayudar a una ofensiva que se ubicó en el undécimo puesto en carreras anotadas en la Liga Americana. ¿Qué necesitan aún? Por una parte, necesitan que sus jóvenes abridores (Casey MizeTarik Skubal y Matt Manning) mejoren el nivel. En teoría, eso debería ocurrir, aunque eso no está garantizado.

A pesar de ello, parece lógico creer que si los Tigers pueden competir (y nuestra definición de ‘competir’ supone que se mantiene el actual sistema de playoffs con 10 equipos, en vez de algún formato inflado en el que 14 novenas, o dos terceras partes de los equipos que conforman las Grandes Ligas, se conviertan en legítimos ‘contendores’), se deberá a la mejoría de sus jóvenes lanzadores. Si tienen dificultades, no bastará incluir a Ted Williams en su roster.

Asimismo, esto nos lleva a la interrogante complicada que finalmente deberá enfrentar la gerencia de la organización de Detroit: Miguel Cabrera. Lo entiendo: los Tigers deben $64 millones a Cabrera durante las próximas dos temporadas (seguido por una cláusula de rescisión por $8 millones). Sin embargo, la última campaña óptima de Cabrera fue en 2016… hace seis temporadas. Los bateadores designados de los Tigers ligaron colectivamente para .192/.255/.282 el año pasado. Cabrera no se acerca a semejante nivel tan mediocre, pero sí le fue mucho peor como designado que cuando jugaba primera base y los designados distintos a Cabrera bateaban para .147. Castellanos o Schwarber pueden absorber turnos ofensivos como bateadores designados, defender las praderas cuando juegue Cabrera y darle a los Tigers el cuarto bate que necesitan. Bryant es mejor defensivamente, si desean ir por ese camino.

Qué deberían hacer: Contratar a Schwarber. ¿Por qué tantos equipos de la Liga Americana tienen problemas con sus bateadores designados? El bate zurdo con poder de Schwarber ayudaría a equilibrar a los diestros Torkelson y Báez para así compaginarse con los ambidiestros Jeimer Candelario y Robbie Grossman (aparte, Greene batea a la zurda).


6. Seattle Mariners

Mayores necesidades: Un gran bateador, pitcheo abridor

Objetivos potenciales: Kris Bryant, Trevor Story, Freddie Freeman, Michael Conforto, Kyle Schwarber, Bryan Reynolds, Luis Castillo, Sony Gray, Tyler Anderson

Al igual que los Tigers, los Mariners requieren de otro bateador: de hecho, igualaron a Detroit en carreras anotadas (697) en 2021. Los Mariners causaron conmoción con el ganador del premio Cy Young Robbie Ray y mejoraron su segunda base con Adam Frazier (los camareros de los Mariners ocuparon el puesto 27 de las Grandes Ligas en OPS); sin embargo, Frazier no es el bate CLAVE que necesitan, aparte de que dejaron ir a Kyle Seager junto con sus 35 cuadrangulares. El gerente general Jerry Dipoto sigue dando señas de que los Mariners harán otros movimientos. Actualmente, cuentan con una nómina de $100 millones con espacio para crecer (entre 2016 y 2018, Seattle tuvo nóminas que rondaron $170 millones antes de iniciar su proceso de reconstrucción).

Con el equipo comprometido en el campocorto con J.P. Crawford, la idea de Carlos Correa no parece funcionar, por lo que Bryant y Story tendrían mejor sentido para jugar con esta organización. Sin embargo, Dipoto prefiere rotar peloteros en dicha posición. En este caso, Freeman representa la posibilidad lejana, aunque fascinante. En el pasado, los Mariners han sido ganadores sorpresivos en pujas por agentes libres (recordemos los casos de Robinson Canó y Nelson Cruz), por lo que no debemos desestimar dicha idea.

Qué deberían hacer: Los seguidores de los Mariners podríamos soñar con Freeman (Ty France sería un buen bateador designado), aunque nos conformaríamos con Bryant. Después, podrían utilizar un poco de talento dentro del mejor sistema de prospectos de todo el béisbol para adquirir a Castillo (no, no a Julio Rodriguez, no sean tontos). Después de todo, ha pasado mucho, mucho tiempo desde 2001.


7. Philadelphia Phillies

Mayores necesidades: Jardinero central, jardinero izquierdo, campocorto, tercera base

Objetivos potenciales: Carlos Correa, Trevor Story, Kris Bryant, Kyle Seager, Andrelton Simmons, Jonathan VillarKevin Pillar, Brett Gardner, Odubel Herrera, Kyle Schwarber, Eddie RosarioJoc Pederson

Con Andrew McCutchen y Herrera en el mercado de agentes libres y Didi Gregorius y Alec Bohm saliendo de temporadas difíciles (los Phillies se ubicaron en el puesto 28 de las Grandes Ligas en WAR de sus campocortos y el 27 en la tercera base), Dave Dombrowski debía hacer sus compras de temporada baja en Costco: al por mayor. Por el contrario, los Phillies pasaron su tiempo previo al paro patronal en tiendas de “todo a $1”, haciendo algunas cuantas transacciones de bajo calibre mientras mantenían sus vacantes en la alineación. El problema es que su nómina ya se ubica en $177 millones. Hay espacio para aumentar, considerando que en las últimas dos campañas su masa salarial superó los $200 millones. Sin embargo, a pesar de su gran necesidad de contratar a un pelotero de cartel como Correa o Bryant, o incluso el propio Schwarber (la defensiva mediocre… ¡toda una tradición de los Phillies!), Dombrowski necesitaría distribuir su presupuesto. Con la excepción de los Yankees, se podría argumentar que ninguna otra gerencia siente mayor presión para hacer algo que los Phillies. Después de todo, se contrató a Dombrowski para ganar ya… eso es lo que suele hacer. Y los Phillies no ganaron en 2021.

Qué deberían hacer: No me puedo imaginar otra temporada con Gregorius y Bohm jugando juntos a la defensiva. Los Phillies tienen al campocorto prospecto Bryson Stott, pero este necesita más tiempo en Triple-A. Bryant es la pieza perfecta en este caso, porque al menos permitiría darle otra oportunidad a Bohm en la tercera base y poner a Bryant a jugar en los jardines. Si Bohm tiene dificultades, pasar a Bryant a la antesala. Entonces, umm, ¿Bryant y… Schwarber pueden jugar en el jardín central?


8. Tampa Bay Rays

Mayor necesidad: Profundidad en el pitcheo abridor

Objetivos potenciales: Luis Castillo, Sonny Gray, Tyler Mahle, Frankie Montas, Sean Manaea, Chris Bassitt

Los Rays contrataron a Corey Kluber con la intención de incluir una presencia veterana a una rotación que de resto dependerá del as del pitcheo Shane McClanahan (que jugará su segundo año en Grandes Ligas) y tres jóvenes que nunca han sumado más de 100 innings en una temporada en las Mayores: Shane BazDrew Rasmussen y Luis Patiño. Hablamos de algunos brazos entretenidos con los que se puede soñar, especialmente después de que Rasmussen sumara efectividad de 1.93 en 10 aperturas con los Rays (aunque sumó promedio de apenas cuatro entradas por salida). Con la probabilidad de que Tyler Glasnow se ausente durante la mayor parte de la temporada y Kluber representando riesgo de lesión, podría ayudar otro veterano come innings. Borren lo anterior. Eso fue lo que hicieron el año pasado con Rich Hill y Michael Wacha con resultados dispares. Deberían pensar más ambiciosamente con miras al 2022 y cuentan con la profundidad suficiente en su sistema de granjas como para hacer un cambio.

Qué deberían hacer: Mencioné a los seis abridores de Cincinnati y Oakland. Castillo debería encabezar la lista. Se encuentra bajo control de su equipo por dos temporadas más y ganará una cifra estimada en $8 millones en arbitraje. Vamos, si pueden negociar a Kiermaier y su salario de $12.1 millones, pueden terminar con una nómina menos onerosa mientras mejoran su equipo (Manuel MargotBrett Phillips y Josh Lowe son capaces de jugar un jardín central a nivel plus).


9. Boston Red Sox

Mayores ‘necesidades: Bullpen? ¿Defensiva? ¿Los jardines?

Objetivos potenciales: Andrew ChafinCollin McHughKenley JansenJoe KellyAdam OttavinoTony WatsonJake Diekman, Carlos Correa, Seiya Suzuki

El canje entre Jackie Bradley Jr. y Hunter Renfroe fue sorprendente; sin embargo, desde el punto de vista de Boston se trataba tanto de que les agradara el prospecto Alex Binelas como esperar a que Bradley remontara, tras haber bateado para .163 con Milwaukee. Luego de perder a Eduardo Rodríguez, quien pasó a los Tigers, los Red Sox firmaron a James Paxton (quien recientemente se sometió a la cirugía Tommy John), Michael Wacha y al eterno Rich Hill para completar una rotación que se beneficiará de contar con Chris Sale durante toda una temporada. Sin embargo, tal como se evidenció en la postemporada, Alex Cora no confió mucho en su bullpen, por lo que mencionamos previamente a un montón de relevistas.

Me pregunto si el jefe de operaciones deportivas Chaim Bloom tiene algo más ambicioso en mente. Los Red Sox permitieron el mayor promedio de bateo con pelotas en juego en las Mayores, incluyendo el sótano en la categoría de promedio ofensivo permitido en roletazos. ¿Significa que Correa está en juego? Podrían enviar a Xander Bogaerts a la tercera y a Rafael Devers a la inicial para mejorar la defensiva (y evitar que Bogaerts ejerza su cláusula de rescisión después del 2022). O quizás negociar a Renfroe fue una forma de despejar el camino para que Suzuki juegue en el jardín derecho.

Qué deberían hacer: Como mínimo, necesitan de un relevista zurdo de calidad y Chafin fue el mejor del 2021, aparte de Josh Hader. Pero, vamos, Correa realmente encajaría bien. Eso podría asegurar la partida de Bogaerts, pero eso podría ocurrir de todos modos, y Correa es la mejor opción a largo plazo en las paradas cortas.


10. Los Angeles Angels

Mayor necesidad: Campocorto

Objetivos potenciales: Carlos Correa, Trevor Story

¿Son contendores los Angels? Pues bien, si pueden conseguir una cifra cercana a 300 juegos de Mike Trout y Anthony Rendón. Y 30 aperturas de Noah Syndergaard. Y una temporada revelación de Reid Detmers. Y mejores resultados por parte de Jo Adell y Brandon Marsh. Y más hazañas de superhéroe de Shohei Ohtani. Muy bien, ya tienen la idea. De todos modos, claro, los Angels podrían aprovechar mayor ayuda en el pitcheo (el WAR de 4.1 de Ohtani fue el mejor para un pitcher de los Angels desde Garrett Richards en 2014 y Ohtani apenas sumó 130 innings de labor), aunque también tienen un vacío importante en la posición de campocorto.

Los torpederos de los Angels quedaron últimos en las Mayores en WAR, ligando para .254/.295/.371 y se ubicaron en el sótano con menos-19 Carreras Salvadas a la Defensiva (José Iglesias se ubicó muy pobremente, con menos-20 Carreras Salvadas a la Defensiva). Adquirieron a Tyler Wade proveniente de los Yankees, pero es un buen pelotero utility y no un titular para todos los días. Lógicamente, cuesta imaginar a los Angels, que actualmente se encuentran en las primeras etapas del contrato por $426.5 de Trout, junto a Rendon ganando $36 millones en 2022 y otros $38 millones hasta 2026, firmando otra mega contratación. Sin mencionar que Ohtani será elegible para convertirse en agente libre después del 2023. Sin embargo, los Angels se encuentran aproximadamente a $24 millones por debajo del actual impuesto al lujo (que debería subir al menos un poco) y los $28 millones de Justin Upton saldrán de la contabilidad después de 2022. Hay margen de maniobra.

Qué deberían hacer: Contratar a Story. Miren, nunca se sabe con Arte Moreno, pero cuesta imaginar a los Angels pagando los salarios de Trout, Rendón y Correa juntos. Story es la opción más realista, suponiendo que sus hombros pasen el examen físico. ¿Qué piensan de convencer a Clayton Kershaw para que se mude a sur de la Interestatal 5, aproximadamente a 30 millas de distancia?

(Fanáticos de los Dodgers…. Fanáticos de los Dodgers, ¿siguen ahí?)