Para Guardar; Jugadores con carreras en cuatro décadas

1:18:28 AM

 

 

 

 
 
 @AndrewSimonMLB y @_dadler
 
 

Extender una carrera por cuatro décadas no es algo sin precedentes, pero sí es bien inusual.

Es algo que requiere de una increíble durabilidad, longevidad, fortaleza y un tanto de fortuna. Después de todo, comenzar una carrera al final de una década ayuda.

Sólo 29 jugadores en la historia de las Ligas Americana y Nacional lo han conseguido, haciendo de éste un grupo tan exclusivo como el de los 500 jonrones o el de los lanzadores que han completado un juego perfecto. Aquí están los 29, agrupados por las décadas en las que jugaron y empezando con las más recientes.

1980-2010

Jamie Moyer (1986-2012)
El zurdo abrió más de 600 juegos y lanzó hasta sus 49 años. Moyer es el segundo en la historia, por detrás de Phil Niekro, en aperturas (251) y victorias (105) luego de cumplir 40 años.

Ken Griffey Jr. (1989-2010)
Su carrera de Salón de la Fama comenzó con los Marineros a sus 19 años en 1989 y terminó con Seattle en el 2010, cuando tenía 40. Entre ambas fechas, bateó 630 jonrones — séptima mayor cantidad en la historia – fue convocado a 13 Juegos de Estrellas y ganó 10 Guantes de Oro y siete Bates de Plata, además de ser el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1997.

 

Omar Vizquel (1989-2012)
El campocorto venezolano ganó 11 Guantes de Oro, siendo su primero en 1993 y último cuando tenía 39 años en el 2006. Continuó defendiendo algunos encuentros en las paradas cortas hasta su última temporada, cuando a sus 45 años cubrió hasta cinco posiciones con Toronto.

1970-2000

Rickey Henderson (1979-2003)
En sus 25 años de carrera de Salón de la Fama, Henderson se robó más bases (1,406) y anotó más carreras (2,295) que cualquier otro jugador en la historia de las Mayores. El “Hombre de Acero” tiene el récord de más estafadas de por vida y en una temporada en Grandes Ligas, al robarse 130 con los Atléticos en 1982.

Mike Morgan (1978-2002)
Morgan fue un reconocido trotamundos. Sólo fue convocado a un Juego de Estrellas (1991), pero lanzó para 12 equipos (11 de ellos durante tres años o menos) y fue canjeado en seis ocasiones.

Jesse Orosco (1979-2003)
Los 1,252 juegos en los que lanzó Orosco a lo largo de 24 temporadas en las Mayores representan un récord. Sus mejores años fueron con los Mets en la década de los 80, cuando fue convocado a dos Juegos de Estrellas y fue parte del equipo campeón de la Serie Mundial de 1986, en la que sacó el último out para sellar el campeonato.

Tim Raines (1979-2002)
Raines, quien ingresó al Salón de la Fama en su último año de elegibilidad en el 2017, fue un gran primer bate con porcentaje de embasarse de .385, además de 808 almohadillas estafadas. Jugó lo suficiente como para coincidir con su hijo, Tim Raines Jr., en el 2001 con los Orioles.

1960s-1990s

Bill Buckner (1969-90)
Desafortunadamente, el legado de Buckner está marcado por el roletazo de Mookie Wilson que le pasó entre las piernas en el Juego 6 de la Serie Mundial de 1986, en medio de una de las mejores remontadas en la historia, conseguida por los Mets. Pero la productividad de Buckner no debe ser olvidada, luego de que conectara 2,715 hits a lo largo de 22 campañas. De por vida, bateó .289 y ganó un título de bateo en 1980 con los Cachorros.

Rick Dempsey (1969-92)
Debutó antes de su cumpleaños número 20 en la temporada 1969 con los Mellizos y su último partido fue en 1992 a sus 43 años con los Orioles. Pasó la mayor parte de su carrera detrás del plato, ubicándose 21ro en la historia en encuentros disputados (1,633).

Carlton Fisk (1969-93)
El receptor Salón de la Fama fue convocado a 11 Juegos de Estrellas, ganó tres Bates de Plata, un Guante de Oro y el Premio a Novato del Año de la Americana con los Medias Rojas en 1972. Es responsable por uno de los momentos más icónicos en la historia, conectando un jonrón por el jardín izquierdo del Fenway Park en el 12mo inning del Juego 6 de la Serie Mundial de 1975.

Jerry Reuss (1969-90)
El zurdo llegó apenas a la lista, al lanzar exactamente en un partido en la década de los 60 y cuatro encuentros (una apertura) en los 90. Abrió 545 encuentros entre los 70 y los 80, ubicándose sexto en la historia.

Nolan Ryan (1966-1993)
Ryan comenzó a sumar ponches desde su adolescencia hasta pasados sus 40 años. Ryan es el líder histórico con 5,714 abanicados, tras liderar la liga en ponches en 11 ocasiones – incluyendo seis años con 300 o más. Ganó la Serie Mundial de 1969 con los Mets y luego pasó tiempo con los Angelinos, Astros y Rangers durante una carrera de 27 campañas

 

1950s-1980s

Jim Kaat (1959-83)
El zurdo llegó justo a tiempo para jugar con los originales Senadores de Washington durante los dos años antes de que la franquicia se mudara a Minnesota. Pasó 15 temporadas con la organización. El ganador de 16 Guantes de Oro desde la loma ayudó a los Cardenales a ganar la Serie Mundial de 1982 a sus 43 años.

Tim McCarver (1959-80)
Antes de que iniciara su carrera de Salón de la Fama como comentarista, McCarver fue convocado dos veces al Juego de Estrellas como receptor. Ganó dos Series Mundiales con los Cardenales, con quienes jugó durante la primera década de sus 21 años de carrera. También pasó tiempo con los Filis, Medias Rojas y Expos.

Willie McCovey (1959-80)
Fue nombrado Novato del Año en 1959, bateando .354/.429/.656 en apenas 52 encuentros. Al final, fue exaltado al Salón de la Fama en su primer año de elegibilidad. Principalmente con los Gigantes, empalmó 521 jonrones en su carrera.

1940s-1980s

Minnie Miñoso (1949-80)
El cubano, recién ingresado al Salón de la Fama, fue pionero e ícono con los Medias Blancas, en los primeros años tras romperse la barrera de color en Grandes Ligas. Luego de comenzar su carrera profesional en Cuba y en las Ligas Negras, llegó a Cleveland en 1949, convirtiéndose en el primer cubano afroamericano en las Ligas Nacional y Americana. Posteriormente, fue el primer jugador de color de los Medias Blancas. Miñoso, nueve veces convocado al Juego de Estrellas y ganador de tres Guantes de Oro, disputó cinco juegos luego de su cumpleaños número 50. Su último encuentro fue con 54 años, convirtiéndose en el cuarto jugador de más edad en ver acción en un partido de Grandes Ligas. Al final, vio acción en cinco décadas.

1940s-1970s

Willie Mays (1948-73)
Aunque Mays no llegó a los Gigantes hasta 1951, cuando fue nombrado Novato del Año en la Liga Nacional, aprendió el juego como adolescente como los integrantes de los Birmingham Black Barons a final de los años 40. De hecho, un jonrón que Mays conectó por Birmingham poco después de cumplir 17 años en agosto de 1948 debería aumentar su total oficial de Grandes Ligas de 660 a 661. Mays, por supuesto, alcanzó el estrellato con los Gigantes y aunque su última temporada usualmente se pone de ejemplo de un gran jugador siguiendo activo demasiado tiempo, debemos recordar que Mays bateó .275/.406/.475 con WAR de 13.4 WAR de 1970 a 72, entre sus 39 y 41 años.

1920s-1960s

Satchel Paige (1927-65)
No es una exageración usar la palabra “única” para describir la carrera de Paige, y al mismo jugador. La carrera oficial del gran lanzador en Grandes Ligas ahora empieza en 1927 (cuando tenía 20 años y jugaba por los Black Barons) a 1965 (cuando lanzó tres innings en blanco por los Atléticos de Kansas City a sus 59 años). Paige no tuvo su primera oportunidad de formar parte del béisbol integrado hasta que se unió a la novena de Cleveland en 1948, cuando ya tenía 41 años. Sin embargo, dejó EFE+ de 124 en 476 innings de labor en la Liga Americana.

1930s-1960s

Mickey Vernon (1939-60)
El inicialista ganó uno de sus primeros dos títulos de bateo al batear .353 en 1946, luego de perderse los dos años anteriores por estar prestando servicio militar. Luego de sus últimos nueve encuentros con los Piratas en 1960, Vernon se convirtió en manager de los Senadores de Washington al año siguiente.

Ted Williams (1939-60)
Williams es una de las leyendas del deporte. El ícono de los Medias Rojas está en Cooperstown, ganó dos JMV y dos triple coronas, fue convocado a 19 Juegos de Estrellas, ganó seis títulos de bateo y es el último jugador que ha bateado .400 en un año. El cañonero empalmó 521 cuadrangulares y terminó con promedio de .344. Además, es el líder histórico con porcentaje de embasarse de .482.

Early Wynn (1939-63)
El derecho miembro del Salón de la Fama ganó exactamente 300 encuentros en 611 aperturas (19no en la historia), lanzando 4,564 innings (22do). Wynn ganó el Premio Cy Young a sus 39 años en 1959 y tuvo efectividad de 2.28 en 55.1 entradas de su última temporada en 1963.

1920s-1950s

Bobo Newsom (1929-53)
Newsom lanzó con nueve equipos durante su carrera de 20 campañas, empezando con los Dodgers de Brooklyn a sus 22 años y terminando con los Atléticos de Filadelfia a sus 46. Ganó 211 juegos, fue convocado a cuatro Juegos de Estrellas con los Atléticos, Tigres y Carmelitas de San Luis y fue parte del equipo campeón de los Yankees en 1947.

1900s-1930s

Eddie Collins (1906-30)
El intermedista disputó seis juegos como adolescente con los Atléticos de Filadelfia de 1906, comenzando una carrera de Salón de la Fama durante la cual alcanzó un total de 4,891 bases – un número superado sólo por nueve jugadores en la historia. Ganó cuatro Series Mundiales.

Jack Quinn (1909-33)
Quinn, nacido en Stefuro, Eslovaquia, ganó 247 juegos y dos títulos de Serie Mundial, lanzando para ocho equipos a lo largo de su carrera de 23 temporadas. Es el monticular de más edad que ha abierto un partido de Serie Mundial (tenía 46 años cuando salió para el Juego 4 en el Clásico de Otoño de 1929 con los Atléticos) y que ha iniciado un Juego Inaugural (47 años con los Dodgers en 1931). Fue uno de los últimos en lanzar la bola ensalivada.

1890s-1930s

Nick Altrock (1898-1933)
Esta fue una carrera extraña, siendo uno de dos jugadores que ha visto acción a lo largo de cinco décadas. Por un breve período a mediados de los 1900, Altrock era uno de los mejores lanzadores, llevando a los Medias Blancas a ganar la Serie Mundial de 1906. Pero cuando comenzaron los problemas en su brazo, Altrock se mantuvo en el juego, más como distracción que como jugador, viendo acción ocasionalmente. Altrock lanzó un total de 40 innings y agotó 16 turnos tras la campaña de 1909, incluyendo su última vez al bate a sus 57 años con los Senadores de 1933.

1880s-1910s
• Kid Gleason (1888-1912)
• Deacon McGuire (1884-1912)
• Jack O’Connor (1887-1910)
• Jack Ryan (1889-1913)

1870s-1900s
• Dan Brouthers (1879-1904)
• Jim O’Rourke (1872-1904)

 

Andrew Simon es analista e investigador de MLB.com.

David Adler es reportero de MLB.com con base en Nueva York.

 

Tomado de LasMayores

3 comentarios

    • Dr. Reinaldo el 9 enero, 2022 a las 2:38 am
    • Responder

    excelente artículo para guardar ….

    • Chikungunya el 9 enero, 2022 a las 7:53 am
    • Responder

    Excelentes ejemplos de longevidad deportiva.

    • Amaya el 9 enero, 2022 a las 10:59 am
    • Responder

    Superestrellas aquí, esa longevidad es fruto de una gran consagración y sacrificio, pero también junto a una dosis de suerte para evadir lesiones
    Omar Vizquel con méritos para ingresar en el Salón de la Fama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.