61 SNB; Análisis desde la pretemporada: Leopardos de Villa Clara y Tigres de Ciego de Ávila. Leñadores de Las Tunas y Toros de Camagüey + Indios de Guantánamo y Avispas de Santiago de Cuba

12:44:43 AM

 

 

 

Por Yirsandy Rodríguez

 

 

Análisis desde la pretemporada: Leopardos de Villa Clara y Tigres de Ciego de Ávila

 
 

BaseballdeCuba: Durante la confección oficial de los equipos que participarán en la venidera 61 Serie Nacional, Yirsandy Rodríguez analizará cada fortaleza, las principales expectativas, desafíos que enfrentan los equipos de cara a la competencia, jugadores a seguir y más. ¡Disfruta la cobertura más completa del béisbol cubano!

 
 

LEOPARDOS DE VILLA CLARA

 
 
 

Títulos en Series Nacionales: Cinco (22, 32, 33, 34 y 52 Series Nacionales, temporadas de 1982-83, 1992-93, 1993-94, 1994-95 y 2012-13).

 
 
 

Última clasificación a los playoffs: 2019, 58 Serie Nacional (perdieron la discusión del título contra los Leñadores de Las Tunas).

 
 
 

Lugares en las últimas 10 Series Nacionales (51-60): 5, 1, 4, 12, 10, 4, 8, 2, 13, 13.

 
 
 

Principales fortalezas a seguir: Aunque en su regreso al banquillo de dirección el ilustre Pedro Jova no podrá contar con el talentoso diestro Pablo Luis Guillén—quien lideró la 60 Serie Nacional con 2.52 ERA—, el pitcheo sigue siendo la gran potencia de los Leopardos de Villa Clara. Jova dispondrá de una rotación que podría usar incluso a seis abridores con perspectivas, comenzando por su as, Freddy Asiel Álvarez, seguido de Alaín Sánchez—regresará tras su lesión en el brazo—, Javier Mirabal, además de los prometedores Eriel Carrillo y los zurdos Oscar Hernández y Pedro Manuel Castillo. Es cierto que el bullpen villaclareño proyecta menos dominio en comparación con la rotación abridora, pero estará inyectado con sangre joven y algunas sorpresas podrían llegar.

 
 
 

Desafíos que deben superar: Si algo tienen bien focalizado los Leopardos, han sido sus principales problemas ofensivos y del pitcheo en las últimas temporadas. En ambos sentidos, la 60 Serie Nacional debería ser una campaña para el olvido, pues la ofensiva villaclareña cerró con el peor slugging de la liga (.356) y fueron 15tos en jonrones (38) y porcentaje de ponches recibidos (15.6 K%). Esa ineficiencia de los bateadores se unió a la peor efectividad del pitcheo, tras terminar por vez primera una temporada con efectividad general (5.08) y de sus abridores (5.25) por encima de 5.00 ERA. Durante las últimas 20 series, el pitcheo de los Leopardos ha sido uno de los más completos a nivel de liga, con par de campañas fijando ERA colectivo por debajo de 3.00—el récord vigente fue de 2.88 ERA en la 52 Serie, cuando ganaron el título ante Matanzas—.

 
 

En el resto de los años, han combinado 14 series donde los respectivos staffs registraron menos de 4.00 ERA y sólo seis veces se fueron por encima. También vale recordar que Villa Clara batalló cerca de la zona de clasificación durante la primera mitad de la temporada, cuando jugaron para marca de .500 (17-17) entre septiembre y octubre de 2020. Sin embargo, poco a poco la pobre ofensiva que dependió totalmente de tres consistentes swings, los de Yurien Vizcaíno (botó 11 pelotas del parque e impulsó 19 veces el empate o la ventaja en el score), Andy Zamora (exhibió un increíble .535 OBP) y Walter Pacheco (aplastó los lanzamientos con .351 BA cuando encontró corredores en posición anotadora), se dirigió hacia una debacle que nunca pudo dar respiro ni las ventajas suficientes para el trabajo del pitcheo.

 
 
 

Al final, el equipo dirigido por José García Uña terminó hundido con marca de 13-27 y un agónico (-78) en el diferencial de carreras durante su paso en 30 partidos entre noviembre y enero. La producción de poder exhibió una luz de esperanza únicamente cuando Vizcaíno o Pacheco entraban en la caja de bateo, quienes registraron .481 y .475 slugging, pues las tendencias del resto del equipo sumergieron a los Leopardos en el último lugar en ISO (.095) y BABIP (.293).

 
 
 

Y, por supuesto, la otra parte del desastre colectivo fueron las ineficiencias del pitcheo, terminando con un descontrol sin medida. Los 299 ponches y 342 boletos del staff villaclareño, expusieron por segunda temporada consecutiva los problemas de comando en buena parte de los lanzadores. Sí, al final, el diferencial de 43 bases por bolas más que ponches resultó el más alto de un cuerpo de pitcheo de Villa Clara en una temporada. Aquí están los resultados durante los últimos 20 años, una investigación que proporciona claramente el punto de giro que necesitará el staff de los Leopardos en 2022:

 
 
 

Staff de lanzadores de Villa Clara

 

SO-BB (Ponches sobre bases por bolas)

 
 
 

41 SNB: 268

 

42 SNB: 168

 

43 SNB: 292

 

44 SNB: 278

 

45 SNB: 215

 

46 SNB: 182

 

47 SNB: 164

 

48 SNB: 151

 

49 SNB: 249

 

50 SNB: 153

 

51 SNB: 223

 

52 SNB: 181

 

53 SNB: 134

 

54 SNB: 42

 

55 SNB: 35

 

56 SNB: 134

 

57 SNB: 86

 

58 SNB: 133

 

59 SNB: -12

 

60 SNB: -43

 
 
 

Como se puede apreciar fácilmente, las dos últimas campañas negativas han sido las peores si de SO-BB se trata incluso en todos los tiempos. Por cierto, el staff de la 43 Serie Nacional, que fijó una impresionante marca de 292 ponches sobre las bases por bolas de sus lanzadores, contó con cinco pitchers que registraron al menos 25 SO-BB: Luis Borroto (+97, 135 K-38 BB), Roidel Enríquez (+52, 76 K-24 BB), Delvis Rodríguez (+47, 77 K-30 BB), Yolexis Ulacia (+28, 52 K-24 BB) y Yuliet López (+25, 43 K-18 BB).

 
 
 

Para el legendario Pedro Jova en un regreso como manager el reto está planteado: Esperemos que los Leopardos de Villa Clara puedan responder.

 
 
 

TIGRES DE CIEGO DE ÁVILA

 
 
 

Títulos en Series Nacionales: Tres (51, 54 y 55 Series Nacionales, temporadas 2010-11, 2014-15 y 2015-16).

 
 
 

Última clasificación a los playoffs: 2019, 58 Serie Nacional (perdieron por 4-1 en Semifinales contra los Leñadores de Las Tunas).

 
 
 

Lugares en las últimas 10 Series Nacionales (51-60): 1, 5, 9, 1, 1, 2, 7, 4, 11, 11.

 
 
 

Principales fortalezas a seguir: Los Tigres aún tienen una de las alineaciones más poderosas de la liga, y un equipo que tiene potencial para mejorar los dos oncenos lugares de las últimas dos campañas. Sólo chequea algunos números, que ciertamente no parecen pertenecer a un plantel que jugó para marca de 33-39 en la pasada campaña:

 
 

Menos en porcentaje de bases por bolas, la ofensiva de Ciego de Ávila logró entrar en el Top-10 de varias métricas importantes en la 60 Serie Nacional. Además, la defensiva también lució el potencial entre juventud y experiencia que dirigió Yorelvis Charles en su primer año como manager: A nivel nacional, los Tigres fueron décimos en porcentaje de fildeo (.973) y Factor de Rango (34.3), pero además contaron con el sexto promedio más alto de cogidos robando (40%).

 
 
 

Esa misma ofensiva encabezada por Osvaldo Vázquez (14 HR & 61 RBIs), quien lideró el equipo con 18 empujadas del empate o la ventaja, tendrá una sola baja considerable: El caso del estelar jardinero Yoelvis Fis.

 
 
 

Si el resto de los jugadores logran estar saludables para el Opening Day, el team avileño volverá a contar con bateadores probados en la liga como el versátil infielder Raúl González, el torpedero Yorbis Borroto, el outfielder Addel Civil, el cátcher Alfredo Fadraga, el inicialista Humberto Morales, Rubén Valdéz, y el veloz leadoff Alexander Jiménez, entre los más veteranos. Junto a ellos estarán además los prometedores Jonathan Bridón, el camagüeyano Danny Luaces, Yuddiel González, Jorge Luis Contreras y Héctor Labrada, figuras jóvenes en ascenso.

 
 
 
 

Si el pitcheo le responde a los Tigres y no se ven afectados por bajas o lesiones como les ocurrió al inicio de la pasada campaña, será difícil no verlos luchando el regreso a los playoffs.

 
 
 

Desafíos que deben superar: La inestabilidad del pitcheo. Independientemente de que la situación de la COVID-19 golpeó seriamente el desempeño de los Tigres durante el primer tercio de la 60 Serie Nacional, las deficiencias del pitcheo en los últimos dos años han sido evidentes. ¿Dicen que los números no mienten, verdad? Bueno, digamos que eso es cierto, y este es un ejemplo irrefutable:

 
 
 

Temporada, ERA general, ERA de los abridores, ERA del bullpen:

 
 
 

2016-17: 4.23, 4.20, 4.26

 

2017-18: 4.43, 4.24, 4.69

 

2018-19: 4.54, 4.27, 5.20

 

2019-20: 5.08, 4.26, 7.11

 

2020-21: 5.17, 4.76, 5.97

 
 
 

Sí, 5.20, 7.11 y 5.97, han sido los ERA del bullpen de los Tigres durante las últimas tres temporadas. Sin embargo, lo más complicado aquí, no sólo parte de los relevistas disponibles para defender las posibles ventajas en el score. No tan así. Al menos en la pasada 60 Serie Nacional, uno de los grandes problemas de los Tigres llegaron debido al descenso en la durabilidad de sus abridores. De un 71.2% de garantía en la temporada de 2019-20, los abridores avileños bajaron peligrosamente a 65.9%.

 
 
 

Una parte considerable de esa situación fue provocada porque, abridores establecidos como Dachel Duquesne (6.11 ERA) y Arnaldo Rodríguez (7.08 ERA), admitieron .789 OPS combinado y menos de 5.0 innings de durabilidad. A diferencia de ellos, Vladimir García (12 aperturas), Yander Guevara (15) y Luis Alberto Marrero (12) promediaron más de 6 ⅔ inning por cada juego iniciado, pero el manager Yorelvis Charles necesitaba la contribución de tres abridores más. Del trío anterior, Marrero fue la gran sorpresa del pitcheo, arrojando marca de 6-3, 3.06 ERA, un “No-hitter” de cinco innings ante Artemisa y apenas 7.8 H/9 (hits soportados por cada nueve entradas), la tasa más baja entre lanzadores calificados.

 
 
 

En todo el agónico proceso inicial que comenzó con un mes de gira fuera de casa, los Tigres de Ciego de Ávila perdieron el camino a la clasificación. Su marca negativa de 13-22 luego se convirtió en 20-17, pero ya era demasiado tarde. Aun así, los resultados demostraron que los Tigres pudieron dar zarpazos de recuperación, y para la venidera campaña las proyecciones pueden ser bien diferentes.


Análisis desde la pretemporada: Leñadores de Las Tunas y Toros de Camagüey

 
 
 

BaseballdeCuba: Durante la confección oficial de los equipos que participarán en la venidera 61 Serie Nacional, Yirsandy Rodríguez analizará cada fortaleza, las principales expectativas, desafíos que enfrentan los equipos de cara a la competencia, jugadores a seguir y más. ¡Disfruta la cobertura más completa del béisbol cubano!

 

LEÑADORES DE LAS TUNAS

 
 
 

Títulos en Series Nacionales: Uno (58 Serie Nacional, temporada 2018-19)

 
 
 

Última clasificación a los playoffs: 2021, 60 Serie Nacional (perdieron por 4-2 ante Matanzas en Semifinales).

 
 
 

Lugares en las últimas 10 Series Nacionales (51-60): 6, 11, 10, 10, 6, 7, 2, 1, 3, 3.

 
 
 

Principales fortalezas a seguir: Aún recuerdo el imparable mes de noviembre de 2020 donde los Leñadores le dieron un giro a su actuación en la temporada regular de la 60 Serie Nacional. 14-2: Ese fue el balance de victorias y derrotas, un resultado inédito en cualquier mes de noviembre durante la historia del equipo. Por si fuera poco, el team “verdirrojo” también implantó un nuevo récord en diferencial de carreras con +52, producto de 97 anotadas y 45 permitidas. Ese registro al mando del manager Pablo Civil, dejó atrás el (+51) del conjunto dirigido por Ermidelio Urrutia en 2009, que acumuló marca de 16-8 y anotó 176 carreras.

 
 
 

Aquel mensaje después de un inicio desconcertante con balance negativo de 16-21 y diferencial de (-17) luego de 36 decisiones entre septiembre y octubre, fue un golpe de autoridad que demostró el poder de los Leñadores. Y aunque la preparación del equipo se ha visto interrumpida por múltiples casos positivos de COVID-19, la gran ventaja es que no tienen bajas. El potencial del único equipo que ha subido al podio en las últimas cuatro campañas sigue concentrándose en la ofensiva, encabezado por un lineup balanceada con bateadores que pueden combinar contacto, poder y velocidad—además de exhibir a los tres outfielders que menor tasa combinada de elevados de hit (56%) admitieron en la 60 Serie: Dailier Peña (left), Yuniesky Larduet (center) y Andrés Quiala (right)—.

 
 
 

En la pasada 60 Serie Nacional, los dirigidos por Pablo Civil brillaron considerablemente si de producción ofensiva se trata, tras liderar la liga en jonrones (70), bateo oportuno con promedio de .279 al encontrar corredores en posición anotadora y fueron segundos en slugging (.454). Yosvany Alarcón (15 HR & 72 RBIs) y Rafael Viñales (19 HR & 66 RBIs) cargaron el principal peso ofensivo de los Leñadores, en un lineup donde seis bateadores más lograron remolcar al menos 30 carreras: Yordanis Alarcón (59), Andrés de La Cruz (36), Danel Castro (34), Yuniesky Larduet (34) y Andrés Quiala (33).

 
 

Desafíos que deben superar: La otra fortaleza apreciable del plantel tunero es el pitcheo abridor, que una vez más contará con tres lanzadores experimentados y exitosos a nivel de liga: Carlos Juan Viera, el zurdo Yudiel Rodríguez y el veterano de 42 años, Yoalkys Cruz. Alejandro Meneses y el zurdo Ángel Sánchez completarán una rotación que proyecta volver a ser ganadora mientras todos se mantengan saludables.

 
 
 

En la pasada campaña de 2020-21, el pitcheo de los Leñadores cerró en el quinto puesto, registrando efectividad de 4.98. Sin embargo, la diferencia entre el dominio y la durabilidad de los abridores fue apreciable en comparación con los relevistas. El staff abridor de los tuneros lanzó para 4.43 ERA, ganó 37 (86%) de los 43 juegos del equipo y admitió el quinto OBP más bajo de la serie (.368).

 
 
 

A diferencia de esos resultados que superaron ampliamente la media de la liga, el bullpen de los Leñadores fue ineficiente. Pero lo más preocupante aquí no es ni siquiera el hecho de que los relevistas tuneros cerraran con 6.15 ERA en 138 relevos combinados. El reto para el manager Pablo Civil y su cuerpo de dirección estará cada día en manejar los cambios de lanzadores y la entrada de los relevistas situacionales. ¿La principal razón? Los Leñadores fijaron el más alto porcentaje de innings (68.3%) cubierto por los abridores en sus últimas 23 temporadas.

 
 
 

Ese dato resalta aún más las dudas sobre un bullpen que probablemente esté más expuesto a una frecuencia de trabajo diferente si los abridores no logran volver a promediar 5 ⅔ inning por apertura.

 
 
 
 

TOROS DE CAMAGÜEY

 
 
 

Títulos en Series Nacionales: Ninguno.

 
 
 

Última clasificación a los playoffs: 2020, 59 Serie Nacional (perdieron por 4-2 la discusión del título contra los Cocodrilos de Matanzas).

 
 
 

Lugares en las últimas 10 Series Nacionales (51-60): 13, 13, 14, 16, 15, 6, 11, 12, 2, 9.

 
 
 

Principales fortalezas a seguir: La ofensiva de los Toros y su combinación de veteranos líderes, Leslie Anderson, Yordanis Samón y Alexander Ayala, será bien importante para 2022. En la pasada campaña, la producción ofensiva fue la principal fortaleza del equipo, a tal ritmo que Camagüey fue el noveno equipo con más carreras permitidas (407), pero apenas el tercero en diferencial de carreras (+77). Yordanis Samón (1.046 OPS, 11 HR & 66 RBIs) y Alexander Ayala (lideró el equipo con 18 carreras impulsadas del empate o la ventaja) encabezaron el ataque ofensivo del equipo, donde brillaron también los breakouts de Humberto Bravo (produjo .948 OPS, robó 11 bases en 16 intentos y marcó 41 RBIs como leadoff) y Leonel Moas Jr. (24 XBH & 53 RBIs).

 
 
 

Los aportes del outfielder Luis González (43 RBIs), el inicialista Leonel Segura (41 RBIs), el cátcher Luis Gómez (28 RBIs), el antesalista Yandy Yanez (anotó 42 carreras y bateó para .284 BA con corredores en posición anotadora) y el talentoso prospecto Loidel Chapellí Jr. (anotó 51 carreras, tomó 50 bases por bolas y conectó 20 dobles) también contribuyeron, apoyando a una rotación de lanzadores donde el diestro Frank Madan fue el hombre grande con marca de 13-5, 11 juegos completos, cinco blanqueadas, 109 strikeouts en 141 ⅔ innings y un “No-hitter” ante Villa Clara.

 
 
 

Desafíos que deben superar: La baja de cinco jugadores de alto rango en el equipo: Humberto Bravo, Leonel Segura, Yandy Yánez, Loidel Chapellí Jr. y el titular de rotación abridora, Yosimar Cousín.

 
 
 

Es cierto que contar con Leslie Anderson como uno de los indiscutibles líderes a tiempo completo será de gran apoyo para los Toros. Sin embargo, el equipo no tiene sustitutos con las habilidades y la suficiente experiencia para cubrir esas cinco posiciones claves: Primera, segunda y tercera base en el infield, un jardinero y un lanzador abridor. Reemplazos habrá, por su puesto, y quién sabe si alguno de ellos logra tener una temporada sorpresa, ¿verdad? Pero a corto plazo, la realidad es que los Toros han perdido a jugadores claves tanto a la ofensiva como en la defensa. Ya el equipo que promedió el tercer OPS más alto de la liga (.853) y terminó cuarto en OBP (.418) con corredores en bases bajará sus proyecciones.

 
 
 

Sin Cousín en la rotación—fue separado oficialmente este martes—, los Toros se ven afectados grandemente, y las alarmas de peligro se encienden para un staff que cerró con el 11no peor bullpen en efectividad (5.82). Más allá del bateo y la producción ofensiva, no podemos desestimar cuánto podría ayudar una mejoría en el trabajo defensivo. Ese fue otro punto inquietante que, durante la 60 Serie, quedó como una asignatura pendiente para los Toros: Cerraron en el 15to lugar de la liga con 33.5 Factor de Rango Defensivo.

 
 
 

El reto está planteado: Luego de quedarse a las puertas de los playoffs en 2021, el camino de los Toros no parece nada fácil para este 2022, pero definitivamente podemos asegurar que serán grandes competidores.


Análisis desde la pretemporada: Indios de Guantánamo y Avispas de Santiago de Cuba

 

BaseballdeCuba: Durante la confección oficial de los equipos que participarán en la venidera 61 Serie Nacional, Yirsandy Rodríguez analizará cada fortaleza, las principales expectativas, desafíos que enfrentan los equipos de cara a la competencia, jugadores a seguir y más. ¡Disfruta la cobertura más completa del béisbol cubano!

 

INDIOS DE GUANTÁNAMO

 
 
 

Títulos en Series Nacionales: Ninguno.

 
 
 

Lugares en las últimas 10 Series Nacionales (51-60): 11, 12, 15, 13, 9, 9, 15, 14, 16 y 16.

 
 
 

Última clasificación a los playoffs: 2011, 50 Serie Nacional (perdieron por 4-3 ante Granma en Cuartos de Finales).

 
 
 

Principales fortalezas a seguir: Es imposible esgrimir aquí algún argumento cuya línea central este encabezada por la palabra “fortaleza”. En otras palabras, ya sabes que ningún equipo ha estado más cerca de Guantánamo para finalizar en el último lugar de la Serie Nacional durante el quinquenio más reciente. Y, bueno, también indica que tal vez podríamos resolver la predicción de cómo será la temporada de 75 juegos de los Indios de Guantánamo, usando apenas un par de dígitos: 61-146. Sí, y un diferencial de carreras excesivamente negativo, con -468 (815 carreras anotadas y 1,283 permitidas).

 
 
 

Esa ha sido la tendencia redundante en la marca de victorias y derrotas de los Indios durante las últimas cuatro campañas, donde tienen dos últimos lugares (16to) y promedian un 15to puesto entre los 16 equipos de la Serie Nacional.

 
 
 

Mencionar la palabra “fortaleza” suena totalmente enigmático aquí, pero es parte de esta historia.

 
 
 

Desafíos que deben superar: Es obvio que, como cada año, cualquier análisis debería ir más allá de lo que ya sucedió—sí, incluso aunque lo visto recientemente inspire otro probable desastre—. Los Indios de 2022 no aparentan ser más fuertes que los de 2020-2021, pero el gran mensaje aquí es cómo parecen comenzar a agilizar el proceso de reconstrucción. Sí, ahora escucharemos la voz de playball en un viaje que la mayoría de las veces puede tornarse desesperanzador para el equipo y su más fiel fanaticada, pero el cambio es necesario. El manager de los Indios, Agustín Lescaille, el hombre con más juegos dirigidos (538) en la historia del team, está pensando en el futuro.

 
 
 

Tras cerrar con marca de 20-55 y perder 29 de sus últimos 36 juegos en la pasada 60 Serie Nacional, Lescaille y su cuerpo de dirección han impulsado cambios renovadores: 14 novatos, el 35% del roster de 40 jugadores—adicionando la reserva—, serán convocados para la temporada de 75 juegos. El cátcher Félix Carbonell, el torpedero Yusley Aramburo y el centerfielder Leonelkis Escalante son tres de los jugadores más conocidos que ya no seguirán. Para 2022, los Indios tampoco contarán con los lanzadores zurdos José Ángel Sánchez ni Dayron Mena (está recuperándose de una lesión), quienes esperan debutar con Santiago de Cuba y Matanzas, respectivamente.

 
 
 

El reto es gigantesco. Sin embargo, quién sabe si el proyecto comienza a dar frutos. Los Indios cerraron como el tercer mejor equipo en defensa durante la pasada temporada, fildeando para promedio de .976. Eso quiere decir que el trabajo de la defensiva no fue un gran problema, pero la producción del bateo y el pitcheo sí. Los Indios resonaron todo el tiempo con la peor efectividad general (7.15), un desastroso cuerpo de abridores que trabajó para 8.10 y el segundo peor bullpen de la liga (6.42 ERA). A la ofensiva, hubo un solo bateador capaz de aportar calor en situaciones decisivas con corredores en posición anotadora. Supongo que ya te imaginas quién fue: Sí, el rightfielder Robert Luis Delgado, quien fijó un promedio de .308 en un lineup que apenas produjo .227.

 
 

Con esos truenos en los principales índices que destacan la consistencia de un equipo para intentar ganar, es bastante difícil no visualizar la magnitud de otro caos en el horizonte beisbolero. De cualquier manera, los Indios aún tienen esperanzas en el poder de Ober Creme (bateó 12 jonrones en la 60 Serie Nacional), la habilidad de contacto que aportan Luis Ángel Sánchez y Yoelkis Baró en la proa del lineup, el talento de Biorgelvis Roque y un posible breakout de Pedro Pablo Revilla. Probablemente esas sean algunas de las perspectivas que hagan ver a los Indios en el camino de al menos abandonar su lugar 16.

 
 

AVISPAS DE SANTIAGO DE CUBA

 
 
 

Títulos en Series Nacionales: Ocho (19, 28, 38, 39, 40, 44, 46 y 47 series, temporadas de 1979-80, 1988-89, 1998-99, 1999-00, 2000-01, 2004-05, 2006-07, 2007-08).

 
 
 

Última clasificación a los playoffs: 2021, 60 Serie Nacional (perdieron por 3-1 ante Las Tunas en Cuartos de Finales).

 
 
 

Lugares en las últimas 10 Series Nacionales (51-60): 9, 14, 8, 11, 13, 14, 10, 7, 5, 6.

 
 
 

Principales fortalezas a seguir: La nueva complexión de las Avispas. En comparación con el equipo que alcanzó su primer viaje a la postemporada tras una década de ausencia, las cosas han cambiado considerablemente. Sí, la baja de dos figuras claves, el cuarto bate Edilse Silva, y el cerrador Yunior Tur, hará redefinir buena parte de la filosofía de juego del manager Eriberto Rosales.

 
 
 

No contar con Silva, quien lideró la liga al producir 201 RBIs durante las últimas tres temporadas, ni con Tur, el líder en salvamentos (14) y cerrador más dominante en la pasada 60 Serie Nacional, necesitará grandes ajustes. Lo más preocupante aquí, es que las Avispas terminaron con el noveno diferencial de carreras más alto (+40) de la liga. En ese sentido, la ofensiva no sólo será clave sino también el trabajo del pitcheo abridor y la reconfiguración que logren con el bullpen.

 
 

El regreso de Santiago Torres fue una gran noticia para los indómitos, como también la reincorporación de Francisco Martínez, un talentoso y veloz outfielder, campeón nacional en la categoría Sub-23 que también dirigió Rosales. Sin Silva, Santiago de Cuba pondrá más la velocidad en función de la ofensiva. Si antes un robo parecía absurdo con Edilse Silva en la caja de bateo, la libertad de explotar más la velocidad parece un arma interesante, en un lineup donde Santiago Torres, Adriel Labrada, Yoelquis Guibert y Rudens Sánchez cargarán el principal peso ofensivo.

 
 
 

Desafíos que deben superar: El reto que provocará la baja de Tur como cerrador, y mejorar el trabajo defensivo. Independientemente de la ofensiva, las Avispas no deberían obviar la ventaja que podría ofrecer más apoyo defensivo. En la pasada 60 Serie Nacional, Santiago de Cuba terminó registrando porcentaje defensivo de .973, el onceno de la liga—igualado con el promedio general—. Aun así, los lanzadores cerraron en el Top-10, con una tasa de ponches (4.8 K/9) que se finalizó en el séptimo puesto.

 
 
 

La adición del cátcher holguinero Nelson Batista también puede contribuir, pero la gran clave de las Avispas estará en explotar su ofensiva, estabilizar la defensa y que el pitcheo de relevo pueda responder. Con Alberto Bisset, Carlos Font, Danny Betancourt y Pedro Agüero encabezando la rotación de pitcheo por sus resultados y experiencia, Santiago de Cuba necesitará que figuras como los zurdos Luis A. Fonseca, José Ángel Sánchez, Edialbert Valentín, y los diestros Yoendris Montero, Yosmel Garcés, Jorge L. Bravo y Pedro Portuondo, tomen protagonismo en el staff.

 

 

Tomado de BaseballCubano

9 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

    • Dr. Reinaldo el 13 enero, 2022 a las 4:51 am
    • Responder

    Excelente trabajo este como nos tiene acostumbrado el amigo Yirsandy Rodríguez..

  1. Al fin se hizo justicia le pusieron ya el nombre oficial de leopardos al equipo de villa clara es logico pues en villa clara en estos momentos creo que no hay ni 4 centrales

    • Chikungunya el 13 enero, 2022 a las 7:55 am
    • Responder

    Excelente análisis del que deberían nutrirse nuestros Rodolfazos. Lo de mi tierra por lo general siempre ha sido la disciplina, incluso cuando tuvimos el mejor team de la zona oriental y estábamos llamados a discutir una final solo logramos el 4to lugar con Epifanio Dominico al frente de los indios. Reconstrucción es de lo único que puede hablarse, seguiremos siendo cenicientas.

    • SIEMPRE NARANJA el 13 enero, 2022 a las 9:46 am
    • Responder

    Muy completo y abarcador este trabajo de Yirsandy……. Ahí están las debilidades y fortalezas de estos equipos……. Por mi parte espero una mejor actuación de mi equipo VC, allí en el Sandino estaré para apoyarlos…………..

    • Amaya el 14 enero, 2022 a las 7:30 am
    • Responder

    Creo que como hace varios años ya no hay supertrabucos y eso limita el favoritismo, para mi siempre el primer favorito es el campeón actual, por lo tanto es Granma, pero habrá muchos equipos muy parejos en condiciones similares para llevarse el campeonato

  2. amaya hermano aclarame una duda villa clara se seguira llamando villa clara o los leopardos de villa clara como quedara el logo saludos

      • Amaya el 14 enero, 2022 a las 8:37 pm
      • Responder

      Según me dice Vicet serán los Leopardos azucareros

    • Js Krlos el 16 enero, 2022 a las 11:14 am
    • Responder

    Los toros de CamaGUAY jajajajajja

  3. creo que ahora mismo en todo camaguey no llegan a 200 toros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.